Luego de extrañas presentaciones el pasado 21 de noviembre el polémico rapero Kanye West fue hospitalizado en la ciudad de California, por supuestamente padecer “agotamiento y privación del sueño”, por lo que se esperaba que algo de descanso por una semana repondría sus fuerzas para seguir con su Saint Pablo Tour. Pero ayer, día en que se esperaba su alta, se anunció que esta no es viable.

La razón, según reporta TMZ, es que Kanye “aún no está estable” ya que aparentemente este sufre de “paranoia extrema”, derivado por la “psicosis” que la condición de agotamiento le había causado. Todavía no se sabe exactamente cuál será la fecha de liberación de West.  

 

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: