Durante la interpretación del clásico tema de ruptura “Cry Me A River” en el Pilmigrate Festival de Tennessee Justin Timberlake aprovechó para agregarle unas barras del éxito de Kendrick Lamar “Humble”.

No es la única canción de otros músicos que Timberlake ha agregado a su setlist reciente, el artista ha agregado casi de forma fija el tema “A Change Is Gonna Come” de Sam Cooke a su setlist como tema de apertura.

Además el ex-N’sync parece estar por cerrar el trato para presentarse en el Super Bowl del año que viene, por lo que parece ser un buen momento para el músico.

A %d blogueros les gusta esto: