Durante un concierto que ofrecía en el Staples Center de Los Ángeles la cantante, Adele, invitó a dos asistentes para que se unieran a ella en tarima.

Al incorporarse en el escenario una de las chicas explicó a Adele que tenían planeado ir al evento con otra amiga que se vio imposibilitada de hacerlo porque se encontraba enferma, por lo que la intérprete de “Hello” decidió hacerle una videollamada en el momento.

“Hola Marisa. Estaba diciendo que igual aunque estás enferma estoy muy contenta de que no vinieras a la primera fila y hacerme enfermar”, dijo en broma la cantante agregando: “Gracias por permanecer en casa”.

Luego de esto prosiguió a tomarse una selfie con las asistentes y la imagen de Marisa en la videollamada.

En los últimos días se supo que Adele estaba en conversaciones para realizar una presentación en el medio tiempo del Super Bowl pero durante un concierto declaró que se negó a hacerlo.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: