Todos conocemos al Justin Bieber de los últimos años como un joven algo conflictivo, con algunos roces con sus seguidores devolviéndole regalos, ignorándolos o retirándose de la tarima en pleno concierto.

Sin embargo, el cantante de “Sorry”, también tiene su lado sentimental y en un concierto el pasado miércoles, 16 de noviembre, en la ciudad de Frankfurt, Alemania, quebró en llanto en medio de su interpretación de “Purpose”, la canción que da nombre a su último disco. Mientras usaba una franela de Metallica, Bieber tuvo incluso que tomarse un tiempo para recuperar el aliento y limpiarse las lágrimas.

No es la primera vez que Justin llora mientras canta, pero si al punto de perder el aliento.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: