El quinto album de estudio de Sabrina Carpenter, emails I can’t send, finalmente se encuentra disponible en todas las plataformas musicales -desde el viernes 15 de Julio- , en conjunto a un nuevo video musical de uno de los temas presentes en la producción, because i liked a boy.

Desde que cantante y actriz de 23 años reveló el álbum hace solo dos semanas por partes, para ahora presentarlo completo, a obtenido muy buenas críticas del público y medios, debido a la profundidad de sus versos y versatilidad en lo musical.

Este es el primer álbum de Sabrina en su nuevo sello discográfico, Island Records, y también es su álbum más honesto hasta el momento; presenta canciones lanzadas anteriormente como Fast Times, skinny dipping y el reciente Vicious.

“Es gracioso porque estoy enviando este correo electrónico, pero jajaja”, compartió en su boletín electrónico. “Es oficialmente tuyo para tenerlo y mantenerlo. Me ha llevado mucho tiempo llegar a un lugar en el que pueda ser honesto conmigo mismo, espero que este disco pueda inspirarte a hacer lo mismo”.

«Qué día tan aterrador y emocionante”, agregó Sabrina. “AHHHHHHHHHHH espero que te guste como a mí”

Por otro lado, sobre la idea del nombre del disco, Carpenter le reveló a la revista Rolling Stone: «Empecé a darme cuenta de que algunas de esas líneas y algunas de esas palabras que me saltaban de los correos electrónicos que me escribía a mí misma eran canciones: versos, estribillos, puentes. Había todas estas cosas que no tenía miedo de decir cuando estaba escribiendo un correo electrónico que sabía que nadie iba a leer nunca y que decía: ‘Oh, estos son mis pensamientos sin filtrar’, en lugar de cuando entras en un estudio y hay todas estas expectativas de lo que se supone que debes dejar el estudio. Cuando me escribía sola en mi habitación, no pensaba en que nadie lo escuchara, lo juzgara, le gustara o no. Siempre ha sido lo más difícil nombrar álbumes para mí, por lo que el hecho de que esto surgiera de forma algo natural me dijo mucho».

Vale destacar que los productores que trabajaron detrás de emails i can’t send fueron Big Taste, Jason Evigan, John Ryan, Jorgen Odegard, Julian Bunetta y Ryan Marrone. Y, como dato curioso, en las voces podemos encontrar a nombres conocidos como Alida, John Ryan, JP Saxe, Julia Michaels y a Steph Jones.

Mira su nuevo videoclip a continuación:

A %d blogueros les gusta esto: