La banda estadounidense, Aerosmith, responde a la demanda de su baterista Joey Kramer, quien los denunció que lo hicieron hacer una audición para poder regresar a la agrupación.

Ellos contestaron a través de la revista People diciendo que el músico no tiene una salud mental y física adecuada para tocar con el grupo durante los últimos seis meses. En la demanda legal, Kramer asegura que lo forzaron a dejar tomarse un tiempo por pequeñas lesiones, según él, y que para poder volver, lo hicieron probar sus habilidades y que no lo aceptaron, reporta TMZ.

Aerosmith responde que ellos han estado intentando motivar a Joey para que volviera al conjunto. Pero que él no se ha sentido preparado para hacerlo y que ahora esperó hasta el último momento para aceptar su invitación para tocar en los Grammy. Ellos piensan que no es tiempo suficiente para poder practicar y dar una presentación del nivel que quieren, por eso decidieron rechazarlo por los momentos.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: