La Historia de la Música está llena de momentos extraños. Inspiraciones sorpresivas, historias sin sentido y anécdotas irónicas detrás de algunas canciones icónicas. Entre ellas, muchas tienen nombres legendarios involucrados, como esta historia entre David Bowie y Mick Jagger.  

La canción Angie es una de las grandes baladas del rock, pero las historias detrás de la canción son casi tan interesantes como el mismo tema. Es complicado confirmar versiones, pero hay tres personas a las que se les ha señalado como la protagonista del tema: Ángela, la primera esposa de David Bowie, su tocaya la hija de Keith Richards, o el desde el sentir del mismísimo Bowie.

La leyenda dice que el tema fue inspirado en el final de un amorío entre Jagger y Angela Bowie, aunque hay pocos fundamentos para afirmar esto. La otra versión es contada por la misma señora de Bowie, que asegura que la canción está inspirada en su propio esposo con quién la voz de los Rolling Stones habría tenido una aventura: “Le pillé en la cama con hombres varias veces. De hecho, la mejor de ellas fue cuando le pillé en la cama con Mick Jagger” dijo en una entrevista con Joan Rivers y Howard Stern. Más adelante, en otro escenario daría más detalles del momento: “No pillé a ninguno en el acto, lo único que encontré fueron dos personas durmiendo en mi cama, resultó que estaban desnudos y resultó que eran Mick Jagger y David Bowie, pero no es para tanto. Eso no significa que fuera algún tipo de aventura”.

El Delgado Duque Blanco fue en su momento bastante lapidario con el tema “He pasado la vida aclarando rumores sobre lo que hice con mi pene en los 70; si quiere, puede leer algunas de las biografías que hay sobre mí y escoger su rumor favorito”.

En cualquier caso, Keith Richards, quien es usualmente reconocido como el principal artífice de la canción tiene su propia versión: “Angie es un nombre al azar, la canción no habla de ninguna persona en particular”, expresó en su autobiografía ‘Life’.  

Entonces: ¿El rumor está descartado? es probable. No hay demasiados motivos para dudar de las declaraciones de Richards, y es posible que lo que Ángela haya visto no tenga nada que ver con el icónico tema. Pero de cualquier forma, estas historias terminan sumando a la mitología de algunas canciones y en el caso de los Stones nada es descartable.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: