Billie Eilish se ha convertido en una de las voces más llamativas del mundo del pop y la cultura alternativa. El estreno de su disco ‘When We All Fall Asleep, Where Do We Go?’ fue uno de los eventos más esperados del año y sus presentaciones en vivo no dejan de voltear cabezas.

Su paso por el show de Ellen Degeneres es un ejemplo más de cómo la artista ha mantenido su lado más excéntrico intacto. Aunque el tema “When The Party Is Over” es uno de los más lentos del disco Eilish supo crear un ambiente peligroso y hasta misterioso con la canción.

Eilish ha recibido recientemente la aprobación de figuras del mundo alternativo como Thom Yorke de Radiohead y Dave Grohl de los Foo Fighters, y al parecer se siente comoda como el punto de cruce de ambos sonidos.

Puedes ver la presentación aquí:

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: