El 30 de enero de 1969, se realizó el último concierto en vivo de la agrupación de Liverpool, The Beatles, en la terraza del edificio Apple Corps -disquera creada por la banda para dar difusión a jóvenes artistas-.

Durante solo 42 minutos y un frío intenso, el cuarteto inglés deleitó a todo aquel que iba pasando por las calles del barrio de Mayfair, Londres, donde se encontraba aquella torre sin saber que se trataría de la última vez que estos legendarios se encontrarían juntos en vivo. Aquella noche también contó con algunos inconvenientes, ya que fueron interrumpidos por las autoridades londinenses, ya que su presentación era “alteración al orden público” mientras interpretaban “Get Back”.

En 1970, se publicó el documental ‘Let It Be’, dirigido por Lindsay-Hogg, donde muestra imágenes de esta presentación, y declaraciones por parte de John Lennon antes de ser interrumpido por la policía y declaró: “Les quiero dar las gracias en nombre de la banda y espero que hayamos pasado la audición”. Dicho rodaje terminó ganando un Oscar por Mejor banda sonora adaptada.

Esta presentación tuvo un significado bastante importante para The Beatles, ya que fueron tres años de ausencia, antes de tocar en vivo nuevamente. Años después, Ringo Starr declaró que: “Cuando aparecieron las autoridades estaba tocando y pensé ‘¡Oh estupendo! ojalá me lleven a rastras’. Quería que los policías me sacaras de mala manera porque nos estaban filmando y hubieran quedado fantástico verles dándonos patadones”.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: