Puerto Rico se ha vuelto uno de las islas más inseguras con una tasa de asesinatos alarmante, y por ello, el pasado 11 de enero llegaron los puertorriqueños Bad Bunny y Residente a la Fortaleza en San Juan, donde vive el gobernador del país, Ricky Rosselló para hablar al respecto.

Sin embargo, todo fue una travesía, ya que tanto Residente como Bad Bunny, se encontraban juntos en una habitación de hotel alrededor de las 3 am, y caminaron hasta la mencionada casa presidencial, y mientras trataban de conseguir el permiso de la seguridad para ingresas, Residente envió un mensaje directo por twitter a Rosselló donde pidió que él y Benito (Bad Bunny) charlaran con él, a lo que el presidente respondió “Iba salir a correr, pero está bien, pasen”.

Pocas horas después, Residente compartió una imagen en su Instagram junto a Benito, donde se les veía en la sala presidencial, afirman que tomaron un café con Ricky, y pudieron hablar sobre los métodos de seguridad que se deberían implementar en el país, e inclusive sobre la cantidad de escuelas que cierran en el país.

“Lo Que está sucediendo con el crimen en Puerto Rico es malo, y es enorme. Ha estado sucediendo mucho tiempo, pero ahora lo están haciendo a la luz del día, en medio de las calles, frente a todos. A los niños no les importa, solo disparan a la gente. Pensé que era importante ir a ver al gobernador esa noche y hablar”, declaró René (Residente) a Rolling Stone.

 

 

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: