Luego de diez años la princesa del pop, Britney Spears, volvió a los escenarios de los Video Music Awards de MTV, con nueva producción discográfica recién salida del horno. En la misma interpretó su promocional “Make Me” junto al rapero G-Eazy.

Estuvo impecable la coreografía con una pantalla en la que se mostraban enormes manos que interactúan con ella mientras bailaba. Agregando de igual forma una breve versión de “Me, Myself and I” que interpreta originalmente G-Eazy con Bebe Rexha.

Aunque si recordamos otras presentaciones de Britney, como estar rodeada de fuego mientra baila con una pitón albina en sus hombros y besarse con Madonna, no fue una presentación tan impactante.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: