El 21 de noviembre, el músico venezolano y uno de los mayores representantes del rock nacional, Luis Irán, visitó las oficinas de Cusica y aprovechó el momento para conceder una entrevista en la que habló de sus inicios, de sus primeros discos, de su evolución y de sus recientes proyectos como ‘La Metamorfosis’ (2015) y el homenaje a los Beatles: Henry The Horse.

A continuación puedes escuchar la entrevista completa o si prefieres, puedes leer el resumen más abajo.

 

¿Cuándo te diste cuenta de que te querías dedicar a la música?

Probablemente no lo tenía tan claro, pero yo recuerdo el momento en que yo, conscientemente, escuché a los Beatles por primera vez. Es un poco cliché que yo vuelva a nombrar a los Beatles porque me sigo metiendo en esto de que la gente solo me la relaciona con los Beatles, cuando realmente a mí me gustan muchas otras cosas, pero fue en tercer grado, yo tenía apenas 7 años y mi mamá me había castigado por algo, no recuerdo porqué y me encerró en el cuarto y aunque me había dicho que prendiera la televisión, yo la prendí bajito bajito y estaban dando en ese momento unas comiquitas y resulta que eran las comiquitas de los Beatles.

La primera canción que recuerdo conscientemente fue “Drive my Car”, lo recuerdo por el piano y cuando los vi a ellos tocando sentí que yo quería hacer eso y desde ese momento, esa idea no se me salió de la cabeza.

 

Y aparte de los Beatles, ¿qué otras bandas te marcaron?

Si yo tengo que hablar de bandas venezolanas tengo que nombrar inmediatamente a Sentimiento Muerto, de bandas latinoamericanas obligatoriamente tengo que hablar de Soda Stereo y ya de bandas globales, me marcó muchísimo el U2 de finales de los 80, The Cure y sobre todo, Oasis. Muchísimo también REM que fue una de esas bandas que hizo que yo quisiera agarrar la guitarra y hacer canciones. Después tuve la suerte de abrirles un concierto aquí en Venezuela.

Por ejemplo, a nivel de composición, siempre recuerdo a los españoles Duncan Dhu que tamnbién me parece importante y de Brasil, Jorge Ben. Esos son como mis faros principales.

 

La formación artística puede ser al comienzo algo complicada, entonces quería saber si la seguridad siempre fue una aliada para ti o ¿alguna vez dudaste?

Creo que nunca había pensado en eso, son esas preguntas que a uno lo hacen pensar. Ehmm creo que nunca me lo planteé mucho, creo que si uno se pone a pensar si uno es seguro o no, a mí por lo menos creo que me congelaría. Yo me enfoco es en hacer canciones que es lo que realmente siento que hago bien y ya, y sigo adelante. Cuando hago una canción y la quiero grabar y así luego quiero hacer más canciones y así. Es como un proceso que para mí no tiene fin. Lo que me mueve es hacer canciones y probablemente no pienso en más nada.

IMG-6748

Y sabiendo que Los Paranoias fue muy importante para ti, ¿qué fue lo más grande que te dejó?

Muchas cosas me dejaron Los Paranoias. Desde la parte musical, desde saber qué significa tener una banda de rock & roll, entender la carga familiar que tenía Los Paranoias para mí por el hecho de haber sido un proyecto formado con mi hermano, pero creo que una de las mayores cosas es haberme llevado a tantos lugares de Venezuela y haber conocido a tanta gente fina que cantó nuestras canciones. Creo que esos recuerdos nunca los olvidaré. Eso es lo más grande que yo guardo de esa banda y junto con eso obviamente los buenos momentos de estar y compartir con el público en distintas ciudades e incluso fuera de Venezuela.

 

Tengo entendido que fueron 5 álbumes, ¿a alguno de esos les tienes especial cariño?

Creo que todos tienen como una magia por el momento en el que se hicieron. Obviamente el primero siempre es el primero. Recuerdo que con el primero, ‘Ahh Estos Son Los Paranoias’ (2005), llamamos a Diego Márquez para que lo produjera y en el trayecto se unió Fidel Goa como productor. Fue un disco súper divertido y ha pasado tanto tiempo… Te puedo hablar de ‘Que se Activen Las Alarmas’ (2013) que fue el último y uno de los discos que más orgulloso me hace sentir… Trabajar con Carlos Imperatori fue uff y aún seguimos en contacto… Todos los discos tienen una magia. En el segundo trabajé con Rafael cadavieco y fue brutal… Entonces creo cada uno me lo gocé…

 

Y la musa, ¿cómo la invocas?

Hay como una sensación poco racional, no sabría como describirla, de querer agarrar la guitarra y empezar a rasgar cualquier acorde y empezar a hacer como formas, como dibujar formas con los acordes… Y cuando siento que hago click con algo en la guitarra, a mí me pasa que empiezo como a balbucear… Probablemente no hay palabras, ni frases que tengan mucho sentido hasta que voy encontrando una melodía… Y ni siquiera es que busco hacer la canción, sino que es como un ejercicio que se da solo hasta que llega y aparece una frase que tiene que ver con algo de lo que estoy viviendo o que tiene que er con mi familia, mis amigos, el país… Pero el proceso es así, es algo que viene constantemente y hacer canciones, de todo, es en lo que me siento más seguro…

Hablando de los discos, yo siento a ‘Ahhh Estos Son Los Paranoias’ (2005) como un disco abstracto, abierto a múltiples interpretaciones y comparándolo con ‘La Metamorfosis’ (2015) que fue 10 años después, siento que este último es más social, más terrenal. ¿Qué opinas sobre eso? Y ¿cómo crees que ha influido el paso de los años en tu carrera, a nivel de composición?

Estoy completamente de acuerdo con lo que dices, puede ser muy abstracto por el hecho de la edad y que además son una cantidad de temas, hablando del primer disco, que en ese momento venían acumulándose por mucho tiempo. Ya con la metamorfosis no fueron tantos temas acumulados porque ya tenía muchos discos. Probablemente ahorita estaba muy enfocado en cosas muy relevantes que me estaban pasando en mi vida, como el hecho de ser papá, el hecho de que la banda se haya separado, me metía como en una dimensión totalmente distinta… En aquel momento del primer disco pocas cosas me preocupaban… …Lo primero que se te ocurriera y se convirtiera en canción, valía… Pero uno va creciendo y uno va enfocándose en cosas muy específicas…

 

Cuéntame un poco de la experiencia con Henry The Horse

A mí me llamó Félix Allueva y me invitó a participar en la semana Liverpool Caracas que estaban organizando El British Council y la Fundación Nuevas Bandas para celebrar los 50 años de ‘Sgt. Peppers’ y él tenía todo listo pero le faltaba la parte musical y me propuso que lo hiciera solo con una guitarra y alguien más… Pero al pensar en ‘Sgt. Peppers’ ¿cómo yo solo con una guitarra iba a poder hacer algo? Entonces le dije: Dame unos días a ver que me invento y me dijo, dale.

Entonces llamé a mis amigos de mi banda solista… Por esos días, Hana Kobayashi, había estado entrando a nuestros ensayos y había participado con nosotros, entonces cuando llegó esta invitación de Félix sentí que esto ya estaba armado… Esta era la gente y ella me dijo que sí de una… luego escuchando el disco, pensé que no me sentía cómodo con que este homenaje fuese hecho solo bajo mi nombre… Entonces viendo el tema del sargento pimienta que es una especie de alter ego de los Beatles y quise hacer lo mismo y buscar una especie de alter ego de nosotros mismos y empecé a buscar un nombre y escuchando “Being for the Benefit of Mr. Kite” dije woao, Henry The Horse sería tremendo nombre y así fue… Y bueno siento que lo logramos, tengo también que agradecer a todos mis compañeros de banda porque fue un trabajo muy en conjunto…

 

¿Cómo ves la movida nacional?

Actualmente estamos en una situación súper complicada, pero siempre estamos en una situación súper complicada desde que yo tengo memoria, lo que pasa es que ahorita es peor… Sin embargo, creo que fue el año 2016, fue uno de los años en que se batieron records de discos venezolanos, con una situación tan horrible… Acabamos de pasar por un bache en el que el país se paralizó completamente y cuando se hizo el Festival Nuevas Bandas, yo no podía creer que se estaba haciendo… Está de pie… Y no solo que está de pie, sino que está lleno de talentos, de gente, entonces ¿cómo puedo decir yo cómo está la situación? No tengo ni idea… Solo me alegra que la música y el rock & roll no mueren, por más que lo quieran matar, no muere… No podemos deternos, nadie se debe detener porque si nos detenemos se muere…
¿Y qué planes para el futuro?

Bueno yo quiero grabar mi segundo disco ya… Eso es lo que quiero. Ya está eso moviéndose, no tengo fecha, pero ojalá sea el año que viene…

 

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: