Tras empatar dos colaboraciones como LIIT junto a Rusowsky, y Luna con Irepelusa, la agrupación trae un explosivo tema que contiene boogaloo y house, haciendo una alusión a la fama y su mal querer.

Cadenón, musicalmente hablando es una de las canciones más divertidas pero también particulares del grupo en el sentido que es muy difícil enmarcarla en un solo género. Su riqueza instrumental con fills percusivos de jazz, guitarras eléctricas y un piano propio del boogaloo más clásico, son parte del mismo plano donde un estribillo muy pegajoso y casi infantil convive con un delivery muy rapero pero también melódico.

El tema también mantiene un videoclip dirigido por La Cinématheque y Wundabar, quienes mezclan una línea estética donde la presencia de una cadena de oro es protagonista en el ascenso y declive de quien la porta.

A %d blogueros les gusta esto: