Con doce años de carrera artística, sin ningún temor a demostrar el verdadero significado del amor y su apoyo a la comunidad LGBTQ+, en compañía de bailes y mucha esencia teatral, el cantautor colombiano Esteban Mateus, mejor conocido como Esteman, decidió presentar en este 2021, Si Volviera a Nacer, su cuarto material discográfico, esta vez dedicado a su verdadero ser, llevando al escucha por un viaje lleno de baladas, pop, disco, electrónica y sonidos latinoamericanos. Llegando con una portada inspirada en Motown y Jesucristo Súper Estrella, bailes de todos los estilos y presentaciones con muchos colores, Si Volviera a Nacer busca disfrutar de un viaje psicodélico, con muchas influencias de los 70, con sonidos de artistas como Jeanette, Mecano y Juan Gabriel, que desde sus inicios, ha marcado la identidad musical del colombiano. 

A diferencia de sus discos anteriores, Primer acto (2012), Caótica belleza (2015) y Amor Libre, vemos al chico en colaboraciones con grandes artistas como Daniela Spalla, Josean Log, Miranda!, Rozalén, Paula Pera, Marco Mares y Lila Downs. Todo ello, también se debe gracias al trabajo de los grandes productores y amigos, Juan Pablo Vega, Adan Jodorowsky, Marian Ruzzi, Pablo Escallon y Andrés Rebellón.

Desde la llegada del disco, y sus videos musicales, llenos de bailes, colores y mucha energía, Esteman no ha recibido más que buenas respuestas, como murales de su arte de las calles de México, mayor cantidad de escuchas, comentarios positivos e invitaciones a paneles de música. Incluso, dentro de muy poco, se presentará finalmente en Bogotá, en el Teatro Cafam de Bellas Artes.  Pero, ¿cómo ha sido toda esta experiencia desde los ojos del cantante? 

En conversaciones sobre el arte, astrología, musicales, amigos y mucho más con Esteman, pudimos conocer cómo es el verdadero Esteban detrás del músico, y cómo el lanzamiento de Si Volviera a Nacer le ha dejado varias enseñanzas. 

Ya salió el video de Si Volviera a Nacer con Lila Downs, ¿de donde nació la idea creativa y qué anécdotas nos puedes contar del shooting?

Mira, realmente todo ese proceso fue largo y te explicaré por qué. Llevábamos tratando de grabar el video desde hace como dos meses y siempre pasaba algo (risas). Intentamos grabar juntos en el mismo lugar (Lila y yo) y en estos momentos de pandemia cada uno tiene sus agendas, y más cuando estábamos en lugares diferentes, entonces al final quedamos en que ella grabaría sus tomas en Oaxaca (México), pero luego, uno de los grandes retos fue el cómo íbamos a integrar a Lila al video en sí, pero al final logramos usar un recurso super bonito. 

El video —y la canción— va dedicada a mi mamá; es una canción que le escribí a  ella, inspirada un poco en su forma de ver el mundo y sobre cómo esa forma ha impactado e influenciado en mi vida y carrera, y como mi mamá es artista (pintora), el set que hicimos para el video está básicamente inspirado en sus pinturas, y un poco también en su gusto al arte. Tiene también como diferentes objetos que escogí de forma muy puntual, como por ejemplo, en el video hay un juguete antiguo de un caballo, que para mí es un reflejo claro de mi mamá, porque ella colecciona muchos muñecos antiguos, y en un momento hasta llegó a tener una empresa de muñecas antiguas; entonces, al final aparecen muchas cosas que relaciono con ella. Al final se puede ver una gran pintura por detrás, con varios manchones y donde me terminan  dibujando encima de eso.

Es un video como muy experimental, conceptual, artístico, y que, a parte tiene a dos bailarinas que representan un poco ese amor materno que quiero mostrar, y en el que cada una de ellas representa a un personaje con una máscara. Ellas son bailarinas de danza contemporánea, por lo que también me metí por ese lado; y está Lila en una televisión, donde jugamos con ella como en un altar que también hicimos. Como puedes ver, es un video que tiene toda esta parte mística , y sobre todo, para mí, tiene una luz especial, es decir, para mí es un reflejo de la esencia de mi mamá, y de alguna manera, es un regalo para ella. 

¿Y siempre te ha gustado ese lado artístico y místico? ¿O fue un gusto que fuiste agarrando al pasar de los años?

¡Siempre! y desde niño. Creo que mi mamá también se dio cuenta y por eso también estuvo muy presente en la manera en como fui desarrollando esa parte creativa. 

Digamos que, por un lado, me encantaba dibujar, pintar, hacer disfraces, actuar, cantar, bailar…entonces me la pasaba todo el día jugando a eso, como haciendo personajes, o disfrazándome y cantando, y creo que sí fue algo muy, muy presente en mi infancia. Fue más adelante que lo comencé a desarrollar, en academias de teatro musical y demás. Y digo que mi mamá estuvo muy presente porque lo fomentaba, y mi papá también, porque realmente el que cantaba en mi familia era mi papá, entonces ese lado del canto y baile lo saque de mi papá, mientras que la parte más artística y plástica fue de mi mamá. Entonces sí, estuvo muy presente ahí sin forzarla. 

¡Qué bonito! Toda una familia artística (risas). Ahora, ya que me mencionaste lo del baile: a tus dos videos anteriores les sacaste coreografías para challenges de TikTok, ¿será lo mismo con SVAN?

Este en particular sí va a tener bailes, pero son muy contemporáneos y peculiares. Pero, en últimas, termina saliendo algo en Tik Tok. Yo en eso estoy super metido, y me encanta que la gente termine apropiándose de las canciones, o yo mismo a veces agarro lo que ya existe de la canción, y lo transformo para que sea más digerible en la app (risas). Pero vamos a ver, creo que si hay algo que podemos hacer con eso, o con algún reto en particular. Pero  espero que salga. 

@estemantiktok

Estoy armando la coreo de #Milagrosa Déjame un 🔥 si te gusta esta 1era opción #parati #baile #esteman

♬ Milagrosa – Esteman

Te lo pregunto porque ya llevas bastante rato super activo en la aplicación, creando challenges de todas tus canciones, ¿fue fácil adaptarse a esos estilos?

Yo no me esperaba todo esto del Tik Tok. Como que en un principio tenía miedo de cómo  podría acercarme a la aplicación y luego me di cuenta lo presente que es el tema del baile, porque adoro bailar, y hasta yo me llevé sorpresas, como por ejemplo, la manera en que la gente reaccionó con mis videos, o ver cómo personas ahora me han conocido por ahí. Siento que es una herramienta que, si uno la sabe usar, es increíble, pero no te miento, al principio tenía mis dudas y mis miedos como músico, en los que uno se dice “yo no me quiero poner  a hacer un challenge que todo el mundo esté haciendo” (risas) pero igual me divierto muchísimo y me encanta por eso precisamente, porque pongo a bailar y a cantar  a la gente conmigo y demás, y son cosas que solo las puedo hacer en Tik Tok.

Otra cosa que te quería mencionar es sobre tu álbum  Si Volviera a Nacer, con el que has tenido respuestas positivas, ¿te esperabas este tipo de respuesta? Incluidas las playlist y los murales que se hicieron con la portada.

Ha sido sorpresivo, principalmente por el hecho de que estábamos en plena pandemia, eso nos asustó a todos los músicos, porque, por lo menos, yo empecé a lanzar este álbum desde marzo del año pasado, que fue cuando empezó todo esto, y pues el miedo era que, como yo estaba acostumbrado a que sacaba un álbum y luego hacíamos una gira —porque es lo que pone a las canciones aún más mágicas de lo que son— pues que ahora no íbamos a poder hacerlo porque no eran cosas que estaban pasando. La sorpresa se dio cuando, por ejemplo, el número de escuchas mensuales mías en Spotify, a principios del año pasado estaba a 700.000, que es muchísimo, pero ahora llegamos a más de un millón de escuchas. 

Creo que sí ha habido algo que ha conectado a la gente con este álbum, y también ha sido muy bonito ver cómo este disco ha llevado a los anteriores, porque no estamos tocando en vivo, sino que vamos a empezar ahora, y pues realmente siento que la música va hablando por sí sola, pero también de pronto ha habido algo en las canciones que conecta con este momento que estamos viviendo, y me han llegado muchos mensajes diciendo “tu música me ha salvado de la pandemia” y eso es especial, porque supera esa parte del ser en la que uno se dice que ya no puede hacer nada, pero la música va a tener que seguir saliendo, porque esta para que la gente la escuche, no para que se quede ahí guardada, y en verdad agradezco muchísimo todo esto. Siento que este es el momento en donde ya se pueden mirar mucho las posibilidades de empezar a llevarlo en vivo. 

Sobre los en vivo. Dentro de poco te estarás presentado en Bogotá, pero antes también estuviste sacando varios videos estilo live session, ¿esa idea vino desde un principio? ¿O fue algo que llegó a la mente de forma improvisada?

Eso fue, literalmente, un arranque de un momento a otro, y de pensar un poco en cómo han salido los discos pasados. Ahí me di cuenta que hay muchas personas que, por un lado, no iban a poder verme en vivo cantando estas canciones de inmediato, esa fue la primera razón; y la segunda es que en discos pasados, nunca había sacado estas cosas como sesiones en vivo, o como una sesión conceptual y poderosa, donde se montara y se presentará el disco oficialmente, como para que cualquier persona, donde quiera que esté en el mundo y me siga, pueda darle click y disfrutar de la canción en vivo y conectar más aún con ese tema y esa es mi parte preferida de todo esto. Entonces, el poder llevar eso a una sesión en vivo era el siguiente paso y clave en este momento. 

Fue así, y en el momento en el que también estábamos grabando el video de Milagrosa, aprovechamos para grabar algunas sesiones en vivo, en el mismo estudio en donde grabamos varias tomas del video de la canción, entonces se unen también esos dos visuales. Fueron días de no parar, pero hoy en día lo agradezco porque la gente está realmente conectando, cada vez más, con las canciones y más aún viéndolas en vivo. 

Pronto te presentarás en vivo con la Esteband en Colombia, tu país natal, ¿cómo te sientes y qué tan importante será este concierto para tí? ¿Cómo te preparas para esto?

Mira, es el primer show y eso ya de entrada tiene su magia y tiene su lado especial, pero también de nervios, porque en verdad llevo mucho tiempo sin tocar en vivo. Los últimos conciertos que he tenido realmente han sido virtuales, que no es lo mismo, principalmente porque no tienes a gente al frente. También hubo un auto-concierto que realicé en Bogotá y era muy diferente a lo que había visto antes, porque la gente estaba en carros y todo el mundo estaba separado, para aplaudir la gente pitaba o tocaba corneta, y era una sensación muy distinta, era como otra cosa (risas); y eso fue en momento de plena pandemia. 

Definitivamente esto marca también como un inicio, y nosotros, en verdad, nos estamos preparando mucho para tratar de hacer un concierto que hable de lo que llevo en la música, que ya son 12 años, y por eso hay que parar y celebrar, y por supuesto, hacerlo muy, muy bien. Eso sí, le estamos prestando mucha atención a cada detalle, tanto musicales como en la selección de canciones que fue todo un tema, porque no solo vamos a cantar las canciones de este disco, sino que también hay que agregarle los temas clásicos y favoritos de la gente, que ajuro tienen que estar. 

Así nos estamos preparando, y por eso ya dentro de unos días llegaré a Colombia para empezar los ensayos con toda la agrupación. Yo tengo banda en Colombia y otra banda en México, entonces hay que ponerlas a sincronizar. Son muchos detalles, como también la parte del vestuario y toda la parte de las luces, que eso es esencial en mi show porque, como yo bailo mucho en vivo, pues tengo una puesta en escena bastante particular. Entonces toda esa parte de cómo íbamos a  jugar con las luces y el escenario, o en una plataforma en la que me voy a montar, termina teniendo muchísimos momentos super especiales en el show que lo hacen muy peculiar y pienso que también son claves cuando la gente va a los conciertos de un solo artista, porque los festivales son distintos. Eso va a ser muy bonito, y de aquí arrancaríamos para hacer una gira, obviamente basado en las posibilidades de lo que se pueda hacer en cada lugar durante esos momentos. 

¿Te consideras una persona bien meticulosa al momento de trabajar en la dirección de arte, tanto para los conciertos como para los videos? 

Sí, soy esa persona super meticulosa. Recuerda que soy Tauro, terco con mis ideas, y además ascendente piscis (risas). Yo en verdad, con todo este tema de los signos, estoy mega encantado, y ese lado piscis representa toda esa parte sensorial y artística-loca de mí, y creo que eso se demuestra mucho en la parte creativa de mi trabajo; y sí, es verdad que me encanta meterme desde eso, desde la creación del vestuario, la toma de decisiones sobre la puesta en escena de un concierto o videoclip, y obviamente, siempre tener presente que es un trabajo en equipo, donde hay que delegar, pero sí me gusta estar muy presente y no que sea como que a mí me diseñen algo y yo simplemente me lo ponga y ya, o que me hagan un video y luego me digan qué hacer, ¡no puedo! Soy incapaz porque me gusta, y justamente estudié eso, entonces es algo que está ahí muy presente. 

También hay otras cosas e ideas que las suelto durante las reuniones cuando estoy ahí, pero de repente hay veces que hay personas que saben mucho más acerca de la parte visual, y vamos relacionando las ideas, por eso es que tiene que ser en equipo. 

Para este disco trabajaste con grandes productores como Juan Pablo Vega, Marian Ruzzi y Adam Jodorowsky, ¿habrá más material nuevo en el futuro con su participación?

Yo creo que sí, porque casi todos los productores del disco son grandes amigos, y ahora mismo no descarto la posibilidad de trabajar con ellos, porque por lo menos, Juan Pablo Vega ha estado conmigo desde mi primer disco, pero el caso de Marian Ruzzi y Adam Jodorowsky, es la primera vez que produzco algo con ellos —o ellos producen para mí— y realmente me fue increíble, y creo que sí vamos a poder hacerlo. Espero volver a poder hacerlo. Además, con Marian acabo de sacar una canción en la que ella me invitó a cantar con ella un cover de Bailando de Paradisio; y pues con Adam, estoy super seguro de que quiero volver a hacerlo.

De resto, los diferentes productores que aparecen también son grandes amigos. Entonces eso es lo que tiene este disco en particular, que es muy orgánico, porque aquí la música se hizo por gusto, por placer de hacer la música que me gusta, y siento que también queda como tributo a sonidos que me han influenciado y que, de alguna manera, he heredado de mis papás. Lo mismo pasó en las colaboraciones, porque este fue el momento para aprovechar la pandemia, en donde muchos estaban en pausa, y creo que por eso mismo logré muchas colaboraciones. Al final fueron siete colaboraciones con artistas super diferentes, tanto amigos como artistas que admiro muchísimo desde hace tiempo, como Miranda!, Lila Downs, Daniela Spalla, Rozalen de España, entre otros.

Concluyendo, este es un disco que se hizo con mucho placer. No es que los demás no se hicieron así, pero aquí, de verdad hubo ese proceso de parar y decir “este soy yo y voy a enfocarme a disfrutarlo” pero con mucha concentración en los detalles y en escoger bien las canciones para poder hacerlo de la mejor manera posible.

Hablando de las colaboraciones que como tú dijiste, fueron muchísimas que además, antes no lo habías hecho. A parte de los que fueron amigos, de los artistas que admiras ¿cuál fue la más sorpresiva para ti? Es decir, que te sorprendió la respuesta. 

Mira, con Lila Dows principalmente, porque a ella no la conocía personalmente, y también porque ella es una artista muy reconocida, es una voz muy potente, y no es que yo dude de mi proyecto, pero siempre está ese miedo y ese respeto por una artista como ella (risas). Realmente fue muy bonito la manera en cómo conectamos, y las palabras que recibí de ella sobre cómo conectó con esta canción, fue muy fuerte y bonito, porque lo relacionó mucho con su mamá. Yo recibí un mensaje de ella que me conmovió mucho y que, de alguna manera, como a veces duda de uno mismo, ver lo que ella opinaba de mí, de mi manera de escribir, de mi voz y de todo, me conmovió mucho y fue muy especial. Eso lo agradezco muchísimo. 

Y como todo proceso, primero tuvimos que contactar a su management a través de mi manager, y luego ya ella y yo comenzamos a hablar, pero sí, esa fue una colaboración no directa o de amistad, como de pronto sí fue con Daniela Spalla, que la conozco desde hace mucho y me encanta lo que está haciendo con su carrera (que le está yendo cada vez mejor), y claro, somos de la misma disquera, somos amigos, hemos ido construyendo cada vez más nuestros públicos de la mano, y así como Daniela hay otros cantantes. Hay unos que seguía por Instagram y no éramos tan amigos, y de repente, por cosas de la vida, salió la canción. Algo así fue el caso con Miranda!, que los había conocido una vez en los Latin Grammy, nos cruzamos, ellos sabían perfectamente quién era yo, y yo pues, soy RE fan de ellos desde que estaba empezando a hacer música y desde antes también. Con ellos también fue como un sueño hecho realidad, porque son una influencia clave en mi música y en mis inicios, sobre todo cuando yo comencé a decidir por qué camino me iba a ir o qué tipo de banda quería ser yo, ellos estaban muy presentes. 

Hace poco te vimos por historias de instagram con nuestro querido Manuel Lara (Lara Project), y también sabemos que eres muy amigo de la banda Okills ¿próximamente veremos algo entre Lara Project y Esteman? ¿Con qué otros venezolanos has coincidido musicalmente?

¡Sí, claro! Tengo varios amigos venezolanos, muchos de hecho, y muchos de ellos en Ciudad de México. Alberto Arcas de Okills es uno de mis mejores amigos de la vida y que me ha dado la música, y con él he escrito ya dos canciones mías; hemos también cantado juntos en shows míos de él con Okills. Él es una persona con la que tengo mucha afinidad a nivel artístico y personal. Por otro lado soy muy amigo de Beto y los de Rawayana, pues hemos cantando en vivo juntos en México, en Ecuador, por ahí que nos hemos juntado, y también son muy buenos panas. También están Los Amigos Invisibles, que canté con ellos en un show que me invitaron. Con Manu Lara estuve el otro día escribiendo, eso fue solo una sesión de composición, pero tengo muchas ganas de seguir escribiendo con él para ver si podemos sacar algo interesante. Por ahí también me acordé de Henry de La Vida Boheme, que me acuerdo que -de hecho- en la sala de ensayos donde me la paso en CDMX, que se llama La Bestia, que es creada y fundada por amigos venezolanos. 

En algún momento grabé algunas de las canciones  de mi disco Amor Libre, y justamente el ingeniero de grabación fue Henry (La Vida Bohème) y por ahí también parchamos mucho con él y me parece que es muy buena onda.

¡Y mi baterista es venezolano también! (risas) Se llama Armando Lovera, y es el baterista y director musical de mi banda. Entonces sí, hay mucho venezolano que me rodea.

Este disco tiene  muchísima influencia de los 60 y 70 (inicios de los 80), y a su vez hay como una diversidad de géneros  ¿cuál te gustaría explorar o probar más a futuro?

Digamos que, tanto en este disco como en los pasados siempre ha habido como un amor a los 70 y los 80, y de pronto, con mi primer disco, encontramos influencias de los 50 y 60, pero con esta idea del rock n’ roll y esta música que era mucho como del motown —muy anglo también en ese sentido, como de Presley y demás— vi que era tan diversa la posibilidad de sonidos que uno puede experimentar de épocas y de décadas pasadas, que siento que todavía falta, es decir, en los 70, cuando yo escucho la música de esa época, yo me voy full por la música disco, o como las baladas de la música francesa y de la música en español, como Juan Gabriel y así, pero luego te puedo hablar de los 70 con bandas como Los Beatles, los Rolling Stones y esa parte más psicodélica, y en ambas el espectro es super amplio. Definitivamente son épocas que encantan, y yo siempre he sido como muy melómano y muy fan de la música de esos años por cosas que heredé de mis papás y por cosas que voy descubriendo o redescubriendo, y creo que sí, eso va a estar ahi super presente siempre, y de seguro, ya para más adelante, quiero meterme un poco más en los 90, porque yo soy noventero totalmente: aunque yo nací en el 84, yo viví los 90. Hubo un momento en el que yo decía “ay, no, qué harto estoy de los 90”, pero hoy en día soy fan de esa década, y tengo como esta cosa por regresar  a experimentar con elementos de esos años, y creo que, cuando a uno le pasa eso, uno se deja llevar y se comienzan a redescubrir sonidos, sonidos como del hip hop o del rap en esa época, del R&B, y cosas que de pronto uno dice “wow, esto fueron los inicios de esto”, pero siempre las posibilidades son super múltiples. De seguro seguiré ahondando en esos mundos y sonidos. 

Eres un artista que desde el principio ha demostrado que pertenece a la comunidad LGBTQ+, ¿sientes que hace falta más representación queer en la industria latina? ¿Cómo ves el movimiento hoy en día? 

Yo creo que sí. Es muy raro porque, en estos últimos años, ha pasado de todo, empezando porque últimamente han salido una gran cantidad de artistas del closet y siento que es tan rápido como todo está cambiando, que si hubiéramos hablado de esto hace tres años, te estaría diciendo “ Sí, definitivamente hace falta”… Incluso, yo realmente empecé a hablar mucho más de mi orientación sexual en el 2018, cuando saqué Amor Libre, y desde antes se supone que ese lado de mí se dejaba ver un poco, pero es que era tan notorio que ni lo preguntaban. Pero también era normal para mi recibir preguntas, de entrada, como “y bueno, ¿como está el corazón de Esteman?, ¿tiene novia o algo así?” y yo era como “no, no tengo novia” pero tampoco decía que no tenía novio, ¿por qué? porque no era normal, y más en un país como Colombia —y me imagino que también en Venezuela— pero en general, en muchos países de Latinoamérica no lo hablaban, sino que simplemente estaba supuesto ahí, y de verdad es algo que ha pasado siempre desde el cine, la televisión; y la música no es la excepción.

 Realmente es algo que en los últimos cinco años ha cambiado. Por ejemplo, en el mundo de la televisión, porque lo vemos en Netflix, en la evolución del internet, en Tik Tok y en  todo tipo de plataformas, la gente se empieza a sentir cada vez más cómoda. Por eso creo que estamos en un momento en el que se está poniendo ahí, se está abriendo una conversación, y sí creo que es esencial que uno como artista tenga una voz, que se le vea la importancia de promover algo, obviamente respetando el proceso, porque es algo que se respeta muchísimo, pero llega un momento en donde uno se da cuenta del poder que tiene, y de cómo tu voz es tan clave en cambiar las cosas y en el visibilizar una realidad, todo por el objetivo básico de vivir en un mundo igual para todos, ¡así de sencillo!, y que en ningún momento se tenga que hablar de esto en el sentido de que, uno tenga que salir públicamente a declarar y decir ‘yo soy gay’ o lo que sea. 

Para mí es algo que se ha dado de una manera muy espontánea, muy bonita también, porque a mí, en verdad, me cambió la vida esta “segunda salida del closet”, y lo digo más porque, el momento en que comencé a asumirlo, mucho más fue en mis videos y en mi música, porque siento que la gente conectó mucho más conmigo y con quien es Esteban, mucho más allá del personaje que es Esteman, y creo que eso también, posiblemente, lo he recibido de otros amigos músicos, que impulsan a que otros cantante lo hagan y hablen de esto. Definitivamente seguiré dando ese mensaje, porque es parte de lo que yo soy como persona, es decir, seguiré escribiendo música como ser humano y eso nunca ha cambiado. 

Creo que, lo que nunca voy a cambiar es el discurso, la manera en la que yo cuento historias, porque esa es la ralidad; y mi realidad, al final, no es tan diferente al de una persona hetero, porque todos vivimos el amor, entonces yo puedo contar una historia que tú se la puedas dedicar a tu novio, a tu novia, o a quien sea, sin importar cual sea tu orientación sexual, y que sea para todos, que no sea propiamente la típica historia que hemos visto o la que nos han vendido del “amor perfecto entre un hombre y una mujer” que ni siquiera existe y a lo mejor ni es real en una relación hetersexual. Creo que eso se está rompiendo cada vez más. También, en la música latina, hay que definitivamente romper ese esquema, porque lo vemos cada vez más avanzado en la música anglo pero no tanto en lo latino, por ello soy fiel a que debe cambiar ese discurso en general. 

Has dicho que te gustan mucho los musicales, ya que incluso, estudiaste artes por eso mismo. ¿Cual es tu musical de Broadway favorito?

Tengo varias. Digamos que las clásicas, como El Fantasma de la Ópera, Annie, The Sound of Music, Los Miserables, West Side Story, Hairspray… esas fueron algunas que pude ver en vivo alguna vez y me marcaron. Llevo mucho tiempo sin ver teatro musical y me encantaría, y en eso también mi novio sabe una cantidad enorme, porque él es actor y le encanta, y siento que también él tiene una voz como de teatro musical, porque el canta también, y él mismo me ha ido mostrando otras obras o producciones que me han gustado mucho. Pero sobre todo soy muy fan de los clásicos. 

Hubo uno que me marcó mucho, muy noventero y que además, creo que fue uno de los primeros musicales que tocaban todos estos temas que estábamos hablando ahora, y que empezó a visibilizar mucho más la realidad de la comunidad LGBTQ+, y es Rent. ¡Me acuerdo que me encantaba! Tenía el musical hasta en la película cuando lo sacaron. Pero, como también hay cada vez más cine, que es como el teatro musical y demás, me gusta meterme ahí también, y siempre voy a ser muy fan. 

Te voy a hacer una pregunta medio extraña sobre esto, pero ¿sabes cuál es la película Mamma Mia, no? ¿Que es básicamente un musical basado en las canciones de la agrupación ABBA

¡Claro! ¡Me encanta!

Entonces, si pudiera hacer un musical basado en Si Volviera a Nacer, ¿cómo lo harías? ¿o cómo te lo podrás imaginar? 

¡Ay, me encanta esta pregunta! Pero está dificilísima la respuesta porque no lo he pensado todavía. Pero mira que —y esto lo he hablado mucho porque, con mi novio, siempre decimos que sería increíble hacer un musical con mis canciones— más allá de solo este disco, pues escogería las canciones de toda mi carrera porque, en verdad, se podría contar una historia. Creo que se pudiera contar una historia de amor libre definitivamente, y sería muy especial. Solo he llegado a pensar que me gustaría hacer algo que, de alguna manera, rompa esquemas, cuente una historia, no sé específicamente de qué o de quién, pero que tenga que ver con la comunidad LGBTQ+. Sería algo por ahí, pero no he pensado en nada más. A juro tiene que ser algo con bailes increíbles, pero hay que seguir trabajando por ahora para que, más adelante, alguien también quiera hacerlo y diga “hay que usar esto”. Espero que en unos años pueda pasar algo así, sería un sueño hecho realidad.

¡Me encanta! Y justo te lo preguntaba por eso, porque tus canciones se dan para crear diferentes situaciones. Pero, mira, para ir terminando, pronto participarás en uno de los paneles de la Semana de La Música Latina de Billboard, ¿cómo te sientes y qué quieres que la gente se lleve de esa experiencia? 

Me siento genial. Tengo nervios porque es un panel súper serio, de sentarse a conversar, y creo que en esa semana van a pasar muchas cosas interesantes, y una de las múltiples charlas que va a haber —además de los conciertos que tendrán— va a girar alrededor del tema que estábamos hablando, de la comunidad queer en la música y de cómo nosotros, los diferentes músicos que vamos a estar ahí hablando de esto, vamos a compartir nuestra experiencia y de cómo vemos las cosas en este momento.

No sé si finalmente va a ser todo en inglés, creo que al final será como en spanglish (risas), pero espero que me toque hablar, sobre todo, en español, porque esa es la parte a la que le tengo más miedo. Yo hablo inglés, y creo que lo hago bien, pero para hablar de temas mucho más serios y profundos, preferiría hacerlo en español. Pero, en general, estoy muy contento y sobre todo muy agradecido con que me hayan tomado en cuenta como voz para hablar de esto, porque realmente hay una responsabilidad ahí, que entiendo y soy muy consciente de eso, pero estoy muy agradecido, porque sí creo que al tener ese espacio en particular para hablar, hay que tomarlo con mucha responsabilidad y hay que tener mucho cuidado, pero también, sobre todas la cosas, hacerlo con mucho orgullo de poder representar, por un lado, a la comunidad, pero también representar como a esa voz en Colombia. Ahí estaremos diferentes cantantes con diferentes carreras —largas y demás—, y pues, como es un espacio de empresarios de la música, habrá gente que ha estado metida en esto desde hace mucho tiempo, músicos que están reunidos de todos lados del mundo para hablar sobre todas estas cosas 

Y ya para despedirnos ¿qué nuevas enseñanzas te dejó el disco y, a su vez, qué quieres que la gente se lleve o reflexione de todo lo que has hecho últimamente?

Creo que algo que he ido entendiendo a lo largo de los años es que, lo primero, es hacer música; y que estar en este mundo es difícil, es decir, de encontrarse a cada rato con paredes al frente, es como una montaña rusa; pero realmente, para uno sentir esa satisfacción, toca estar muy, muy seguro de lo que uno es y disfrutarlo, y que uno debe hacer música por gusto propio y no solamente por seguir una fórmula. Creo que eso es esencial porque, en mi caso, eso me ha llevado a conectar cada vez más con la gente, y siempre que llega ese momento como de ‘ajá, ¿y ahora qué viene? ¿ahora cómo voy a hacer nuevas canciones?’ que  en eso estoy ahora justamente, de crear nuevas canciones para un nuevo disco, pues llega esa presión de cómo te vas a reinventar y de cómo vas a pegar, de cómo llamar la atención de la disquera y demás. 

Creo que mucha de esa enseñanza, y de lo que he entendido es eso, que cuando uno canta una canción que está escribiendo, uno realmente tiene que pensar cinco veces si, primero, te estás sintiendo bien con lo que estas cantando y si eso te representa, y creo que, en este caso, con el disco me pasó con todas las canciones, porque todas las disfruto de principio a fin, porque además me definen y por eso es que quiero cantarlas ya en un escenario, pero también tiene un mensaje poderoso por detrás. Entonces, creo que esa es una de las enseñanzas más grandes que me ha dejado, de cómo  nunca hay que olvidarse de disfrutarlo, porque el tiempo pasa muy rápido y luego te das cuenta y dices “wow, ya son 12 años en estas” y claro, en el fondo, agradecer siempre. 

A %d blogueros les gusta esto: