The Killers anunció que revelarían su 7mo álbum de estudio titulado Pressure Machine el 13 de agosto. El álbum fue coproducido por la banda, Shawn Everett y Jonathan Rado (de Foxygen), todos los cuales trabajaron juntos en el disco aclamado por la crítica de The Killers Imploding The Mirage, lanzado el año pasado.

Producto de la pandemia, la banda cerró la promoción y la gira mundial de Imploding the Mirage, ‘todo se detuvo’, dice el líder Brandon Flowers. ‘Y fue la primera vez en mucho tiempo para mí que me enfrenté al silencio. Y de ese silencio comenzó a florecer este disco, lleno de canciones que de otra manera habrían sido demasiado tranquilas y ahogadas por el ya clásico ruido de los discos de The Killers’.

‘Entonces, entra ‘Pressure Machine’: una vista a las realidades cotidianas de una pequeña ciudad americana de belleza dura, resultando en el álbum más comedido y resonante de The Killers hasta el momento’, comenta Flowers.

Pressure Machine, un álbum más tranquilo y basado en el estudio de los personajes, vive directamente en la ciudad natal de Flowers, Nephi, Utah, una comunidad muy unida de 5300 personas sin semáforos, una planta de caucho, campos de trigo y West Hills.

Las canciones del álbum están basadas en los recuerdos e historias de personas que lo impactaron al crecer, intercaladas con comentarios de los actuales lugareños de Nephi sobre su ciudad.

Por primera vez en su vida, Flowers tenía letras completas antes de que una nota de música fuera puesta en cinta. No ajeno al habitar de diferentes personajes en las canciones, en Pressure Machine se pone en la piel de algunas de las personas cuyas vidas vio desarrollarse cuando era adolescente.

El álbum teje los hilos del lirismo característico de Flowers a lo largo de su carrera en un todo perfecto que culmina en el álbum más elegante que The Killers han hecho jamás.

A %d blogueros les gusta esto: