El pasado 22 de febrero, la banda The Flaming Lips sorprendieron a sus fanáticos de la ciudad de Oklahoma tras realizar el primer concierto de burbujas o bolas inflables del mundo, tras las medidas de prevención dictadas por la llegada de la COVID-19.

La audiencia estaba asegurada tras una división organizada por los directivos del concierto que consistía en dividir a la gente en 100 diferentes bolas de hámster inflables gigantes, mientras que los miembros de la misma banda también contaban con una para cada uno. Y presentando un estilo clásico de The Flaming Lips, estabas tenían una gran variedad de colores y carteles con diferentes mensajes divertidos.

El setlist presentado por la banda contenía canciones de su álbum más reciente, American Head, como She Don’t Use Jelly, Race for The Prize, Do You Realize, entre otros.

Wayne Cone, en una entrevista después del concierto, explicó el nacimiento de la idea. «Hice una pequeña caricatura. Me dibujé a mi mismo. Eran los Flaming Lips en el 2019, y yo era el único con una burbuja espacial en el escenario. Luego dibuje a los Flaming Lips en el 2020 donde todos estábamos en unas burbujas espaciales. Claramente pensaría en eso, ¿pero no es absurdo?» explicó el músico.

La banda retomó el concierto de burbujas a día siguiente en The Criterion. Ya habían llevado esta dinámica a shows nocturno como The Tonight Show con Jimmy Fallon y el de Colbert. También lo hicieron en un show privado, únicamente para amigos y familia, lo cual terminó convirtiéndose en el video en vivo de Assassins of Youth.

A %d blogueros les gusta esto: