Gerry Weil ha sido una inspiración para muchos músicos y también para los oyentes. Nacido en Austria, pero con una gran vida en Venezuela, el maestro ha brindado al mundo sus creaciones y solo podemos agradecerle por ello.

Este año, Weil creó una simbiosis con talento nacional y joven, y se dio Kosmic Flow, un álbum lleno de sazón venezolano que no puede quedarse atrás.

Este disco transmite “un mensaje de amor, paz y positiva actitud ante lo que está viviendo nuestro planeta a través de este maravilloso lenguaje que es la música”, según Gerry.

Kosmic Flow como un todo

El nacimiento de este álbum se dio en noviembre de 2018 en Viena, y terminó en junio de este año en Caracas.

“Fue un trabajo arduo en el que mi productor musical, mi hijo, mi compañero, fue quien se ocupó de todos los detalles”, reveló Weil.

También comentó que hablaron con muchas personas y conexiones para tener Kosmic Flow completamente listo, que ya se encuentra disponible en todas las plataformas musicales.

Con respecto a la creación de las letras, algunas fueron otorgadas por Gerry y otras fueron creadas por los artistas que participaron en el álbum.

“Les di la oportunidad de expresarse libremente, entonces existió una combinación, como un diálogo entre mis letras y las letras de los artistas”.

Él continuó, “resultó ser un experimento maravilloso porque los que participaron en la creación de las letras realmente pusieron lo mejor de su talento y quedó algo único, y algo que quedará en la historia de la música venezolana”.

Los artistas llegaron a Gerry cuando se iban enterando del proyecto, se comunicaban con él y a la medida posible, también el equipo del maestro se contactaba con ellos.

“Se puede decir que muchos de los artistas que participaron los llegué a conocer al momento del contacto, o por recomendación, o que fueron invitados en el programa de Gerhard. Entonces él ya tenía una lista de personas que podían participar.

La cosa fue rodando y te puedo decir que quedaron muchos artistas por fuera”, manifestó Weil.

Cuando se le preguntó si tenía la necesidad de colaborar con otros talentos, él anunció que estaría totalmente dispuesto.

Además, también compartió que podría existir una segunda parte de Kosmic Flow.

“Hay muchos artistas que quedaron por fuera que estarían muy felices de entrar en esta segunda oportunidad. Para no mencionar a los artistas, podría decir artistas que hay 20 con los que me gustaría trabajar”.

Japón en su corazón

Ima Koko Ni es una canción totalmente interesante, ya que el artista, junto a Hana Kobayashi y Jhoabeat, cantan en japonés.

Cuando se le preguntó la razón del uso del idioma nipón, él contestó:

“Después de un viaje que hice en 2006 hacia Tokio, Japón, donde participé en un mundial de Karate y di cuatro conciertos, me enamoré de la cultura japonesa y empecé a estudiar el idioma de una forma muy seria”.

Ima Koko Ni significa ‘Aquí y ahora’, y es un poema que escribió Gerry como un ejercicio de sus estudios de japonés.

En la canción también podemos apreciar que el poema es recitado en varios idiomas. Hana Kobayashi lo anuncia en japonés, Joahbeat en español, y el maestro en alemán e inglés.

Jazz con funk y hip hop latino

Gerry Weil mantuvo en este álbum una interesante pero asombrosa fusión entre jazz y los ritmos afroamericanos.

Con respecto a la elección del funk y hip hop, Weil reveló:

“El lenguaje del rap, el ritmo y la poesía (rhythm and poetry) se prestan muchísimo para los géneros afroamericanos, géneros que tienen un ritmo marcado como el jazz, salsa, funk, rock, y por esto, lo que usamos fueron géneros que se prestan para ese tipo de lenguaje por la rítmica”.

También mencionó que una vez, en un concierto que tuvo en BOD, en conjunto con Ramsés Meneses (McKlopedia), hicieron un rap en 5×8 en un merengue venezolano, y que era totalmente interesante.

A pesar que ese experimento no entró en Kosmic Flow, él espera que en una futura oportunidad pueda ser parte de otro álbum.

La difícil elección de una favorita

Gerry Weil admite con risa que todas sus canciones del álbum les encantan, pero que si es de elegir una, sería Govinda Shakti.

“(Para esta canción) mi poema es un rap en honor a la lectura de una poesía muy pausada; rinde homenaje a la máxima deidad del universo, porque tantos nombres que tiene Dios, y es un mensaje muy espiritual que quedó muy hermoso con Laura Guevara y Rafael Antolínez”.

Sin embargo, no dejó de lado La Trampa junto a Henry D’Arthenay y Héctor Didonna.

Videos musicales y canciones nuevas

El Mensaje ha sido la única canción que posee un video musical.

Cuando se le preguntó si revelaría un nuevo video, Gerry contestó: “Me gustaría que todas las canciones tuviesen un video musical”.

“Por ahora, hacer uno es bastante complejo y costoso, pero ¿quién sabe? Puede que vengan videos para todas esas piezas ya que el contenido se presta para crearlos”.

La cuarentena ha sido un momento de reflexión y también el encierro ha creado sentimientos que hacen que los artistas se inspiren para crear música nueva, y para Gerry esto no es la excepción.

“No pienso que la cuarentena inspire canciones, pero lo que nos hace sentir, estar encerrados sin salir, casi que en una vida monástica, nos lleva a conocernos a nosotros mismos, entrar en un estado espiritual de más profundidad, de más seriedad, y esto puede ser ––y es–– una energía que me lleva a crear nueva música y creo que esto es algo que nos está pasando a muchos músicos.

De hecho, he compuesto piezas durante este periodo de encerrona porque posiblemente y justamente, la música es una de las formas que nos alivia y nos permite escapar de esta situación y sentirnos felices”.

Recomendación para cuarentena:

Un libro: Siddhartha de Hermann Hesse

Un álbum: Variaciones Goldberg de Johann Sebastian Bach, interpretado por Glenn Gould

Una película: Danza con Lobos de Kevin Costner

Con respecto a recomendar canciones, Gerry Weil deja un último mensaje:

“Hoy en día, el oyente de música tiene la posibilidad de escuchar la mejor música del planeta en estas plataformas digitales. Hay tanta buena música. Lo que hay que hacer es entrar y en vez de pensar en negativo, escuchar buena música, inhalar, sonreír, exhalar”.

Fotos: María Fernanda Lairet
Foto de Gerry con el teclado en Quinta Bar: Rui Cordovez

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: