Ozzy Osbourne estrenó su primer sencillo en diez años, Under The Graveyard, el cual formará parte de su próximo disco a lanzar, como solista, en enero titulado Ordinary Man

El último producto de Ozzy Osbourne sin Black Sabbath fue Scream en el 2010. Pero este viene después de la colaboración con Post Malone y Travis Scott en Take What You Want donde se reencontró con la música y se motivó a crear su material propio, después de haber estado recuperándose desde enero de una caída que tuvo mientras sufría de neumonía.

En este novedoso sencillo, Ozzy Osbourne reflexiona sobre la vida y dice que después de la muerte quedaremos sin absolutamente nada, sino que seremos solo huesos que se estarán deteriorando poco a poco. Fue hecho con Duff McKagan de Guns N’ Roses en el bajo y Chad Smith de Red Hot Chili Pepper en la batería. Aquí pueden chequear el resultado final:

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: