Una de las cosas más hermosas de conocer a alguien es poder saber las distintas facetas que tienen, cuáles son sus anhelos y sus opiniones sobre los temas que más lo apasionan. No todos pensamos lo mismo y es interesante ver las perspectivas de los demás acerca de la vida en general.

Laura Guevara es conocida por ser una compositora y cantante sobresaliente que siempre tiene una luz y un objetivo claro a la hora de expresar sus emociones y comentarios. Sin embargo, no todos pueden percibir lo que ella realmente es detrás del escenario o de sus grabaciones, cuál es su otra cara y aquí podrás descubrir ese lado desconocido de ella.

¿Cómo te describirías en cuatro palabras?

«Apasionada, intensa, terca y optimista».

¿De qué color te pintarás el pelo próximamente?

«No sé de qué color me lo pintaría. Ahorita lo tengo rosado. No sé cuál va a ser el próximo, ja, ja, ja, ja».

¿Qué te apasiona tanto como la música?

«¡Guao! Está difícil esta pregunta porque no sé si hay algo que me apasione tanto como la música. Algo que sin duda mueve mis fibras es el tema político. Constantemente me estoy cuestionado, preguntando y pensando y haciendo estrategias y me mueve también mucho el tema de lo social, de las cosas que ocurren, de analizar los conflictos sociales. Pero no creo que hay nada que me fascine tanto como la música».

Si pudieras trabajar con tres artistas, vivos o muertos, ¿a cuáles escogerías?

«Juan Luis Guerra y Carlos Vives. Me encantaría cantar junto a Björk y amaría haber hecho algo con Freddie Mercury».

Si espiáramos a Laura un fin de semana, ¿qué estaría haciendo?

«Si en este momento lo hicieran, estarían viendo las sesiones de preproducción que estamos haciendo para el disco. Vamos a grabar el disco en casi su totalidad en vivo. Estamos trabajando duro para que la ejecución sea hermosa y perfecta para que esa magia la registre el estudio. Estaría con eso, componiendo o comiendo rico —lo amo— o trabajando, mandando correos, resolviendo cosas pendientes. La verdad es que mis fines de semana son muy poco de descanso, la mayor parte del tiempo estoy con mi proyecto.

Para los que no saben, aunque trabajemos en otras cosas para mantenernos y subsistir, la tarea de los artistas independientes nunca para y yo la hago desde que me levanto hasta el último momento del día: estoy en redes, si no, estoy mandando correos, produciendo, buscando alianzas, armando el videoclip y contactando a la gente. Es una labor que no para y que no tiene horario. Es agotador en muchos sentidos. Pero como es algo que amo y que me apasiona, no lo veo como trabajo».

Tres cosas que más amas del planeta

«Amo profundamente el mar, el que podamos apreciar la grandeza de la naturaleza cuando uno sale a acampar, se va de viaje. El poder contemplar lo magnifica y la fuerza inmensa que tiene la naturaleza. Nunca se me va a olvidar la primera vez que fui a Canaima, por ejemplo. Tenía momentos de silencio en los que me sentía como en una especie de epifanía, impactada por la belleza, lo magnífico, lo enorme y lo hermosamente abrumador de esos tepuyes, de árboles de verde infinito. Como pensar en cómo el paso del tiempo a estos lugares no los toca porque han estado ahí, y yo espero que si los humanos sabemos y valoramos las cosas, podrá seguir siendo así. Porque aunque los humanos crean que son casi dioses porque “todo lo podemos, todo lo cambiamos y modificamos todo lo que nos rodea, a medida de nuestros anhelos y deseos”, la naturaleza nos da esos recuerdos tan maravillosos de su grandeza y de que nos creó a nosotros y no al revés.

Adoro también a los animales y al silencio tan delicado y vulnerable».

Si pudieras hacer una lista de cómo podemos ayudar a salvar al planeta, ¿Cuáles serían los pasos que recomiendas?

«Creo que lo principal es tener la consciencia del consumo, darnos cuenta de cuánto plástico, botellas de agua y la cantidad de basura que usamos para tratar de modificar de forma activa esos hábitos negativos, sobre todo si utilizamos demasiado ese material, para suplantar estos elementos. Yo por lo menos siempre tengo mi bolsita de tela en la cartera y cada vez que voy al supermercado evito hasta lo que se pueda el uso de las bolsas plásticas.

Intento reducir el consumo de carne porque está comprobado que el 14% de los gases invernaderos que se producen en el planeta tierra vienen de la ganadería, principalmente de las carnes rojas y blancas. Al hacer eso, estamos ayudando un poco porque siguen deforestando bosques para sembrar soya y alimentos para las vacas. Aunque sean pocos los aportes, si cada quien modifica sus costumbres podemos hacer entre todos una diferencia.

Yo también intento darme duchas muy rápidas, de no más de cinco minutos, porque siento que también el tema del agua va a ser una gran problemática en unos años. Trato de apagar las cosas que no uso y desconectar los equipos». 

fotoLG

¿Cómo crees que la industria musical puede ayudar a conservar el medio ambiente?

«La música, como medio comunicador, tiene muchísimo potencial para llegarle a la gente de forma masiva. Tiene la opción de empezar a debatir y a cuestionar nuestros hábitos. Pudiera ser una vía para exigirle a las empresas que hacen comida para que busquen otras alternativas y que no solo enfoquen las cosas en el consumidor, sino en el medio ambiente. 

Las grandes empresas todo lo plastifican y lo que producen está hecho para que los desechos de lo que compramos sean enormes, un porcentaje pequeño es lo que usamos y el resto son desechos. Sería interesante que a través de la creatividad, de la tecnología y del aprovechamiento de los recursos se pudieran generar empaques, soluciones para ellos y para distribuir los alimentos sin que tengan que ser basura que se acumula porque no se pueden reciclar, separar o reutilizar. Es importante que la industria que tiene una capacidad financiera para desarrollar en innovación y tecnología puedan crear respuestas para esto y así cambiar la forma de presentación de los productos. Es un trabajo entre los consumidores y las organizaciones».

¿Cuál es tu lugar favorito en el mundo y por qué?

«Qué pregunta tan difícil. Mi lugar favorito es mi casa en Caracas. Luego, una playa para estar acostada allí o estar dentro del mar nadando por horas hasta que los deditos se me arruguen. Amo estar en la playa y nadar en el mar.

Mi casa porque amo mi Ávila, mi piano y extraño a mis papás un mundo. También a mi camita, a mi sala donde compongo, a mis espacios donde de alguna manera he registrado momentos demasiado felices y a la playa porque me hace sentir conectada con algo superior a mí, como un punto chiquito en la inmensidad y al mismo tiempo me hace ser consciente de que soy parte de esa energía gigante. Me relaja demasiado y me da muchísima alegría estar en la playa».

¿Qué es lo que más extrañas de Venezuela?

«A mis papás y esos momentos en los que yo sentía que en el país podía crecer como esas noches en las que salía de la Universidad Central de Venezuela a tomarme una cerveza en el Cordon Bleu. Luego, al Maní a bailar salsa y a La Frasca a bailar flamenco y salía a las 8 de la mañana contentísima rodeada de mis amigos y sentía que la vida era para siempre y que todo era felicidad. Extraño como a esa Venezuela donde había esa sensación de libertad y uno sentía que todo era posible. También el Ávila, me cargaba tanto de energía ver la montaña y esos atardeceres, las guacamayas volando, la comida y los quesos».

¿Cómo ha sido su experiencia en México?

«Ha sido muy intensa. Me han pasado cosas muy duras, difíciles. Han sido momentos de muchos retos personales donde he tenido que mostrar mis fortalezas y, guao, me ha pasado de todo. La verdad creo que hasta escribiré un libro de todo lo que han sido estos dos años desde que salí de Venezuela. Mi proceso migratorio ha sido súper complejo. Ahora ya que el tiempo va haciendo las cosas, estoy agradecida porque siento que también he aprendido, he recibido y estoy teniendo unos momentos de mucho crecimiento personal y musical y me siento inspirada y motivada. Migrar no es fácil. México es un gran país, muy generoso, y de alguna manera es más fácil venir para acá porque nuestras culturas se parecen. Pero no ha sido algo fácil».

La faceta no tan conocida de Laura Guevara. Cusica Plus.

¿Crees en los fantasmas? Si es así, ¿Qué experiencia has tenido?

«He tenido experiencias súper raras y luego he dudado de si ha sido un sueño o realidad. Una vez estaba en casa de una amiga en Estados Unidos. Yo estaba dormida, abro un poco los ojos y estaba una niñita con una pijama larga y el pelo suelto, se me acuesta al lado y yo dormida me volteo y le doy la espalda. Esta pequeña me comienza como a tocar la espalda y yo no volví a verla. En la mañana me levanto para ver quién habrá sido en la casa, cuál de las hermanitas de mi amiga habrá sido y no había nadie con esa descripción y ahí pensé como “¿qué habrá sido eso?”.

Yo me imagino que la energía existe y que si quedan atrapadas con intenciones, son las que pueden ser llamadas “fantasmas”. Estoy segura de que esas ___ ni se destruyen, ni se crean, sino que se transforman. Ellas pueden buscar solucionar, con motivos positivos o malos. No dudo que existan. Pero tampoco tengo pruebas».

¿De qué va tu nuevo disco?

«Va sobre la migración, sobre mi experiencia, sobre lo que ha sido este proceso. Está enfocado en lo que le ha tocado a la humanidad completa con respecto a eso. Ahora a los venezolanos a muchos nos ha tocado hacerlo. Pero realmente la humanidad tiene al menos 4000 años o más moviéndose y buscando mejores calidades de vida, huyendo de crisis y de malas gestiones. De alguna forma es una experiencia humana que también trae cosas positivas a largo plazo y mi disco va a hablar de esa fortaleza de empezar de cero y lanzarse al abismo, de caminar a pesar del miedo, aplica para los que lo han hecho y para los que están pasando por circunstancias difíciles. Creo que va a resonar con mucha gente y se está haciendo con muchísimo amor».

Si pudieras describir tu nuevo LP en tres palabras, ¿cuáles escogerías?

«Nostalgia, fortaleza y vida pudieran ser las tres palabras que lo identifican».

¿Cuál fue tu inspiración para componer las canciones del álbum?

«Mi inspiración es mi experiencia. Cuando llegué a México lo primero que me recibió fue un terremoto en el que perdí muchas de las cosas que había logrado sacar de Venezuela. Luego estuve en una cárcel de migrantes diez días por un error de migración y ahí pude conocer a chicas que querían cruzar a Estados Unidos ilegalmente y pude escuchar las historias de la gente de Sudáfrica, de la India, de República Dominicana, Colombia, Venezuela, El Salvador, Honduras, Guatemala. Fue muy loco porque fue por un error administrativo. Cuando yo estaba regresando de tocar en Barcelona y en Madrid me pasó esto. Fue durísimo para mi familia y para mí. Pero al mismo tiempo eso me dio una apertura, una sensibilidad y una experiencia que es inexplicable, dolorosa y poderosa a la hora de escribir.

Es mi historia, la de otros amigos y la de personas que han tenido momentos muy duros para entender que es un proceso humano que tiene miles de años y que es duro porque la gente que tiene poder ignora estas pequeñas tragedias de millones de seres humanos. Es complicado».

¿Qué artistas o estilos influenciaron el sonido de tu nuevo disco?

«Los sonidos que estamos buscando en el nuevo disco quiero que suene a pop folk, que es como el género que yo hago. También quiero que tenga como la actualidad, las melodías más electrónicas. Un poco más de profundidad y de resaltar la voz por encima de los demás instrumentos. Las nuevas generaciones están más acostumbradas a la música hecha por computadoras y mucho menos a la orgánica tocada con instrumentos. Entonces mi álbum va a tener una mezcla entre lo natural o real. Pero también una sonoridad un poco más actual. Va a tener esta mezcla entre el folk y una voz presente con mensaje. Es una fusión entre pasado y presente».

¿Vamos a escucharte hacer más rap en tu nuevo disco?

«A mí no me gusta limitarme en cuanto a la expresión para transmitir mensajes, así que puede que sí, ¿quién sabe?».

Laura Guevara

¿Cuándo podremos escuchar tu disco?

«Estamos trabajando para que el año que viene, más o menos en marzo, ya pueda estrenar ese disco nuevo. Ojalá todo fluya para que así sea».

¿Contará con más colaboraciones geniales como la de ‘Calipso’?

«Estaba conversando para ver si se podrá contar con otra colaboración, todavía no es seguro. Pero espero que sí. Igual les estaré dando noticias pronto».

¿Cinco artistas o bandas nacionales y cinco internacionales que deberíamos estar escuchando?

«A mí me encanta La Pequeña Revancha. Soy fan de Boston Rex. Me gusta muchísimo todo lo que están haciendo grupos de folklore y jazz como Compases.

He estado escuchando mucho últimamente a grupos mexicanos como CocoCC que me encanta y Montecasino que los descubrí hace poco. Tengo que investigar más, he estado más enfocada en mi propio disco y he estado desconectada. Me gusta lo que ha estado haciendo Rosalía, Cupido. Pero ahorita no es un buen momento para hablar de esto porque estoy muy enfocada en lo mío».

¿Qué piensas de las personas que dicen que el ser feministas es de lesbianas?

«Una de las cosas que más agradezco de haber emigrado es darme cuenta de las problemáticas y las preocupaciones del mundo y lo que se está hablando en otros lugares. Una de las cosas que más agradezco de estarme nutriendo y aprendiendo es el tema del feminismo y de la equidad de género. 

Mucha gente por ignorancia o flojera de buscar las cosas de buscar en YouTube o en cualquier lado, les es más fácil etiquetar, juzgar y destruir que realmente permitirse ser empático, escuchar, ser sensible y entender para salir de su posición de comodidad de no escuchar los gritos, los llantos, las palabras, las canciones y las acciones de muchas personas que solo esperan que haya gente receptiva y dispuesta a darse cuenta de que todos sin querer compartimos un chip que nos hace actuar y ser de una forma sin cuestionarlo y asumimos que así es la vida porque sí.

Yo, como mujer líder; porque una cosa es ser cantante, otra es ser cantautora y otra es ejercer el liderazgo de un proyecto creativo, me he dado cuenta de lo que significa ser mujer en un medio muy masculino y no necesariamente por decir que es así significa que es malo, sino porque es machista. Es un canal donde mujeres y hombres son así, donde a penas una mujer hace algo, se expresa o dice una idea, se ve la ligereza con la que todo el mundo la destruye, la critica, se burla o piensa que porque es guapa, se lo tuvo que dar a alguien para lograr eso, cuánto le tuvo que pagar, a quién se tuvo que coger; o, también me pasó y me sigue sucediendo, que por lo menos gente que, entre comillas, me quiere ayudar, en verdad lo que desea es tener algo conmigo y de alguna manera me chantajean a través de esa ayuda que me dan.

Yo siento que esas personas que les dicen a las feministas “lesbianas” o “feminazis”, primero son indolentes, que siempre han estado en posiciones de privilegios, que no se dan la tarea de investigar, que su ignorancia las hace sentir fuertes y esa arrogancia y soberbia justamente impiden que los cambios que son necesarios y que se vienen, que se están construyendo con acciones, con amor, con palabras y con determinación se den para que niñas jóvenes del futuro y del presente puedan tener vidas más sencillas donde puedan asumir y ser lo que quieran ser sin tener que sentirse presionadas, chantajeadas, opacadas por sus medios o tener que dar algo a cambio simplemente por querer expresarse.

Yo, la verdad, estoy muy sensible con este tópico y solo le pido a la gente que aprendamos a escuchar, a estar en otros zapatos. Cualquier pregunta que me quieran hacer sobre feminismo o cuestionamiento, estoy abierta en mis redes sociales para compartirlas y responderlas porque la única manera de que haya un cambio es que todos, hombres y mujeres, asumamos la responsabilidad y la consciencia de ejercer esas modificaciones. Este tema no es de mujeres contra hombres, es todo lo contrario, plantea equidad, igualdad y justicia. Es decir, un hombre que quiere llorar, lo puede hacer sin que nadie lo tilde de cualquier cosa, ellos tienen derecho a expresar sus emociones. Al igual que si una mujer quiere ser candidata a la presidencia, ingeniera, líder de una empresa, emprendedora, que el hecho de ser mujer no la limite a lograr esas cosas, que no la saquen de los medios de negociación por el simple hecho de ser mujer o se le acerquen solo para ir a la cama y no la respeten por lo que hace, dice o puede ser y lograr».

20190826_LauraGuevara_0602

¿Qué piensas de que se estén tomando más en cuenta a las mujeres compositoras? ¿Crees que siempre ha sido así o que es algo nuevo?

«Creo que todavía falta mucho para que en realidad hablemos de equidad en la industria musical. Pero creo que también el hecho de que cada vez más mujeres nos estemos apoyando entre nosotras cada vez más y respetando el trabajo de las demás. También que hombres se sumen a respetarnos y vernos como iguales y no como un pedazo de carne que es para ser visto, tocado o deseado y que existimos por nosotras mismas, no en función de que nos vean o deseen. Cada vez la sociedad va a necesitar y tener una narrativa que venga de mujeres para poder contar otras historias. 

Siento que ahora la música, los comerciales, el cine y la moda están muy vistos desde el punto de los hombres y eso no está mal. Pero es necesario que haya otras historias y una apertura y necesidad real a la hora de contar, cantar o mostrar un cuento para así descubrir otras sensibilidades, colores y energías».

¿Cómo crees que el haber estudiado danza y teatro te ha ayudado a hacer música?

«Yo estudié flamenco, danza contemporánea, ballet, danza folklórica, teatro y artes plásticas en la Armando Reverón y todas las cosas que he aprendido han enriquecido mi carrera musical de una forma impresionante.

Yo soy licenciada en Artes mención Cine de la Universidad Central de Venezuela y gracias a que hice todo esto, mi visión como creadora es mucho más integral y completa porque yo misma he podido dirigir mis videos, editarlos, hacer la narrativa y la escenografía de todo un show por todas estas formaciones que tuve. Me ha hecho ver la música y lo que yo quiero expresar de una manera mucho más amplia y para comunicarme mejor a través de diferentes medios que integro para que mi mensaje pueda llegar a mucho más».

¿Cuándo podremos escucharte en vivo?

«Espero volver a Venezuela. Vamos a ver si se me da para el año que viene».

La vida da vueltas y siempre da nuevos conocimientos. Tenemos que seguir avanzando para no perder la oportunidad de ser cada día mejores. Esa es una de las muchas cosas que podemos aprender de Laura Guevara en esta nueva experiencia de su vida y sin lugar a dudas lo va a plantear de una manera esperanzadora en su nuevo disco.

¡Mucha suerte, Laura!

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: