Madonna, la reina del pop, es una de las invitadas anunciadas para el concurso Eurovisión de este año, pero esto no le ha gustado a todo el mundo. La sede de este año será Israel, lo que ha generado cierto escozor en algunas figuras, incluyendo a Roger Waters.

El ex líder de Pink Floyd, y defensor de Nicolás Maduro, ha criticado a Madonna así como a varios artistas, por presentarse en Israel y romper con el movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS por sus siglas en inglés).

La intérprete de “Medellín” por su lado ha explicado que  “Nunca dejará de presentarse o hacer música por la agenda política de alguién más” además de recordar su trabajo con fundaciones para derechos humanos.

Madonna no es la única que ha decidido ignorar la campaña de Roger Waters con artistas como Radiohead o Nick Cave tocando allí en los últimos años.

Se espera que la artista interprete dos temas en Tel Aviv este sábado 18 de mayo como parte de la promoción de su disco ‘Madame X’ que saldrá al mercado el 14 de junio.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: