El mítico rockero ex integrante de Black Sabbath, Ozzy Osbourne, ha mejorado su estado de salud y ya puede respirar por sí mismo, luego de haber sufrido un fuerte episodio de gripe, que derivó en bronquitis.

Ozzy se encuentra hospitalizado desde principios de febrero en el hospital Keck de la University of Southern, donde los médicos declararon al portal Sun, que “la recuperación del cantante debe ser lenta y cuidadosa, ya que puede ser fatal para una persona de setenta”.

La esposa del cantante, Sharon Osbourne, también habló del estado de salud de Ozzy, donde afirmó que: “Le está yendo bien. Él está respirando por su cuenta”.

Recordemos que el cantante se vio obligado a cancelar su gira junto a Judas Priest, y afirmó que hará lo que esté a su alcance para que se pueda realizar lo más rápido posible.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: