En 2016 Kanye West y su servicio de streaming Tidal fueron demandados por el lanzamiento en otras plataformas de streaming del disco ‘The Life Of Pablo’, luego de prometer que sería exclusivo de Tidal.

La demanda fue oficiada por un grupo de usuarios de la aplicación, de la que West es co propietario junto a figuras de la industria como Jay-Z, Beyoncé y Chris Martin de Coldplay, quienes argumentaban haber pagado por una cuenta solo para escuchar el disco.

Aunque se retire la demanda no acaban las dificultades para la plataforma. Desde su inducción los altos costos de Tidal han sido una importante dificultad para los usuarios, que han preferido quedarse en las plataformas más conocidas como Spotify o Apple Music. Esto ha causado además que artistas exclusivos, como Taylor Swift o el mismo Kanye, volvieran a los servicios tradicionales.

Los demandantes y West habrían llegado a un acuerdo confidencial, por lo que no se sabe cuánto tuvieron que pagar la empresa y el rapero.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: