“¿Quién podría odiar a un Beatle?” Se preguntarán algunos, pero si sucede. y otra de las prominentes figuras del rock inglés, Phil Collins, quien no solo es conocido por ser el músico que es, sino que también lideró una de las bandas más influyentes del rock, Genesis, lo hace y específicamente a Paul McCartney, el más exitoso de los Beatles con vida.

En una reciente entrevista a The Sunday Times, relacionada con su regreso a los escenarios con el tour Not Dead Yet, salió a relucir el tema y contó cómo comenzó este problema con Macca:

“Lo conocí cuando estuve trabajando en una fiesta en el Palacio de Buckingham en el año 2002. McCartney llegó con Heather Mills y yo tenía una primera edición de ‘The Beatles’, de Hunter Davies, y le dije: “Hey, Paul, ¿Te importaría firmar esto para mi?” y dijo: “Oh, Heather, nuestro pequeño Phil es un poco fan de los Beatles. Y pensé: “Maldito, maldito.” Nunca lo olvidaré.”

Además explica que parte del problema fue la actitud de su colega: “Él tiene esta cosa cuando habla contigo, con la que te hace sentir como: “Yo sé que debe ser difícil para ti porque soy un Beatle. Soy Paul McCartney y debe ser bastante difícil para ti poder mantener una conversación conmigo.”

Quizás ahora Paul ha cambiado un poco pues se codea con artistas que no tienen tanta trayectoria como él y Collins. Por ejemplo recientemente invitó a Rihanna a cantar “Four Five Seconds”, un tema que grabaron junto a Kanye West en 2015.

 

El músico también anunció que no estará tocando batería (posición en la que inició con Genesis) en esta gira debido a algunas lesiones.

 

Declaró además que no ha decidido si podría reunirse con Genesis en un futuro cercano.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: