Esta semana Red Hot Chili Peppers se encuentran promocionando su última placa discográfica ‘The Gateaway’ (2016), en Italia con una serie de conciertos por las ciudades más importantes del país europeo que forman parte de su gira por el continente. Durante su concierto en la ciudad de Turín, Anthony Kiedis, frontman de la banda, decidió invitar a su hijo Everly Bear, de nueve años a cantar junto a él “Dreams of A Samurai”, que se extrae de esta producción.  

Aquí puedes ver a ambos cantando juntos la primera parte de la canción:

 

 

Recientemente Josh Klinghoffer, guitarrista de los Peppers, versionó en Milán, “Spectre” de Radiohead.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: