Kanye West se encuentra realizando el Saint Pablo Tour, para promocionar su último larga duración ‘The Life of Pablo’. En esta oportunidad durante un concierto en Miami, Ye decidió dedicarle una canción a una de las asistentes al darse cuenta que esta usaba la franela en memoria de su madre, Donda West, así como del padre de su esposa, Robert Kardashian.

La chica también tenía un tatuaje que reflejaba el arte de uno de los temas más recordados de West, “Runaway”, publicado en octubre del 2010.

“La chica con la franela de “en la amorosa memoria” y el tatuaje de “Runaway”, literalmente trajiste lágrimas a mis ojos”, comentó el rapero que prosiguió con su interpretación para luego preguntar el nombre de la chica y así cantarle directamente.

Hace poco un seguidor del intérprete de “Famous” intentó montarse a su tarima flotante.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: