Teníamos bastante tiempo sin trabajar en un ranking, pero finalmente decidimos volver a este formato para hablar de una de las bandas más interesante de lo que va del siglo XXI, y también la discografía más extensa que hemos trabajado: Muse.

Luego de pasearnos por sus discos de estudio, incluyendo el reciente ‘Simulation Theory’, para dar un orden al trabajo de un grupo que ha pasado por varios sonidos en su idea de experimentar con la estructura del rock caminando la cuerda floja entre el rock progresivo y el rock pop.

8.- ‘Showbiz’ (1999)

El primer disco es una figura complicada en la historia de cualquier agrupación. Aunque hay algunas joyas como debuts usualmente son una colección de canciones sin demasiado concepto y llenas de una mezcla de influencias sin demasiado orden, Muse no es una excepción.

Un disco con momentos brillantes pero que la mayoría del tiempo suena a Radiohead, a Oasis o The Verve pero que no termina de sonar como Muse.

7.- ‘Drones’ (2015)

‘Drones’ fue esperado en su momento como el retorno de Muse a su lado más rockero, pero el disco queda termina teniendo problemas para ser memorable. La mayoría de las canciones se confunden, con solo algunas piezas logrando elevarse del paquete.

Si,“Psycho” es una buena muestra de la habilidad como guitarrista de Matt Bellamy, sí “Reapers” condensa a la perfección los temas del disco pero el resto del disco es una simple repetición constante de la idea de que la guerra es mala, un buen mensaje pero que la banda ya había expresado mejor en otros sitios.

6.- Simulation Theory (2018)

El más reciente disco de la banda es uno de los más experimentales del grupo, pero los resultados son bastante irregulares. Los grandes momentos del álbum son algunos de los más poderosos del grupo como “Blockades” o “Dark Side” y algunos de los experimentos son como “Algorithm” muestran un interesante nuevo lado del grupo.

Pero al mismo tiempo él algunas de las peores canciones de la banda están aquí, la crítica especializada se ha enfocado en los problemas de “Propaganda” pero “Something Human” es un intento de tema folk pop que Lady Gaga rechazaría por ser muy chiclosa.  De todos modos, el interés de experimentar y los buenos momentos elevan a la banda por encima de muchos de sus pares, solo quizás no dejes que un nuevo fan empiece en este disco.

5.- The 2nd Law (2012)

El miedo a la tecnología siempre ha sido uno de los temas más trabajados por Muse y quizás ‘The 2nd Law’ es uno de sus logros más completos al respecto. Usando el dubstep, el funk y algunos de los momentos más pesado de su discografía para transmitir la paranoia al escucha el grupo crea un ambiente de peligro constante.

El problema entonces es cuando la banda se desvía de su contexto en momentos como “Survival” o “Madness” que, aunque no son malos temas pierden esa tensión. De todos modos, la mitad de la tabla de Muse es mejor que el tope de la mayoría.

4.- Origin Of Symmetry (2001)

El segundo disco de Muse es el momento en que la banda finalmente anuncia su llegada. Guitarras estruendosas salidas de un disco de Rush, la voz de Matt Bellamy siguiendo patrones marcados por sus ídolos como Freddie Mercury o Robert Plant.

Si un momento traduce esta entrada a escena de la banda es el riff de guitarra de “Plug In Baby” donde el grupo se monta en una ola de amplificadores y distorsión, enfrentándose al planeta solo con música. Los demás discos en esta lista le deben su sonido a la banda perfeccionando lo que aprendió aquí.

3.- Absolution (2004)

‘Absolution’ es quizás la vez en que las tendencias progresivas y pop de la banda se fusionaron con mayor facilidad. El grupo retomó las influencias del britpop de su primer disco, pero ahora con su propia marca de fábrica, dejando canciones increíbles.

“Hysteria” y “Stockholm Syndrome” brillan por sus guitarras estruendosas y “Apocalypse Please” por los gritos de Bellamy pero en ambas velocidades el grupo crea coros perfectos y los repite lo suficiente para que los aprendas en una sola vuelta. Una joya.

2.- The Resistance (2009)

La posición que pueda tener en un ranking como esté dependerá mucho de que hayas pensado de “Exogenesis” la trilogía de tres canciones, basadas en 1984, que cierra el disco. En mi opinión es uno de los mayores logros musicales de la banda, pero el resto del lanzamiento no se queda atras.

La banda toma sus mensajes políticos más directos (“Uprising”) y sus momentos más abiertamente sexuales (“Undisclosed Desires”) y los disfraza con una pintura pop, pero sin quitarles el filo. En otros sitios como “Guiding Light” o la extraordinaria canción “Resistance” que da título al disco la banda combina algunos elementos electrónicos con los sinfónicos para darle un paso adelante al rock progresivo.

El disco más accesible de la banda, pero es complicado pensar en algo más explosivo que el número uno.

1.- ‘Black Holes And Revelations’ (2006)

Doce años después de su lanzamiento el opus de Muse no ha perdido nada de su poder. En 11 canciones y 45 minutos los ingleses redefinieron el rock progresivo para una nueva generación.

El grupo estaba en una posición relativamente cómoda. El grupo había tenido bastante éxito comercial, al menos para un grupo tan experimental como este, y un buen recibimiento de la crítica por lo que su decisión de pulir ese sonido no es una sorpresa, lo llamativo es la calidad con la que lo hicieron.

La épica “Knights Of Cydonia”, la balada indie “Starlight” y la metalera “Map Of The Problematique” son piezas que aún son parte de los conciertos de la banda y su combinación de electrónica y progresivo “Supermassive Blackhole” es una canción que solo podía ocurrir con la voz de Bellamy.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: