El rapero Young Thug enfrentaba desde 2017 una acusación por posesión de drogas y armas de fuego, sin embargo, no fue puesto en prisión, sino que solo se le otorgó libertad condicional hasta el día de hoy que fue llevado a prisión.

La información fue dada por el portal Pitchfork quien confirma este hecho, donde además afirman que en la detención de 2017, se le encontró marihuana, metanfetamina e hidrocodona con la intención de distribuir. Además, también se le fue incautado codeina, alprazolam, anfetamina y una arma de fuego sin registro.

Young Thug se encuentra en la cárcel de DeKalb en el condado de Georgia, donde anteriormente había estado detenido del 11 al 13 de septiembre mientras se le concedía la libertad condicional.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: