Travis Barker de Blink 182 es sin duda uno de los bateristas más icónicos del rock y punk de los años 90 por lo que tenerlo fuera de circulación no deja de ser algo triste para los fanáticos de su sonido.

Sin embargo el músico ha señalado al California Medical Imaging Center así como a la compañía de autobuses con la que tuvo el accidente como responsables. Particularmente el baterista acusó al hospital de mala praxis médica pues lo habrían tratado de cedar unas 40 veces y con una aguja sucia.

De momento no queda sino esperar que pasa con las demandas y la salud de Travis y esperamos verlo de vuelta pronto en la gira.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: