Alguién me dijo una vez que el punk nació porque después de Led Zeppelin no había más nada que inventar en el rock pesado. Es posible que la expresión sea exagerada, aún hoy hay gente intentando cosas nuevas en el rock pesado y el metal, pero es cierto que el grupo sigue siendo el principal punto de comparación a la hora de estudiar el género.

Formado originalmente como una continuación de The Yardbirds el grupo formado por el guitarrista Jimmy Page, el vocalista Robert Plant, el bajista John Paul Jones y el baterista John Bonham, el grupo rápidamente comprendió que juntos tenían un sonido diferente al del grupo de blues por lo que rápidamente cambiaron su nombre a Led Zeppelin y entraron a grabar su primer disco que saldría en enero del año siguiente.


El sonido del grupo era una versión más distorsionada del blues que hoy consideramos rock pesado, variando las temáticas entre sexo, drogas e historias de fantasía basadas en mitología nórdica y la literatura de Tolkien ,el grupo se presentaba como una criatura de intereses muy particulares

El grupo cambió profundamente la imagen del rock, por un lado devolviendolo a sus orígenes al mismo tiempo que mostraban su lado más sucio, uno que daría entrada al sonido de grupos como Aerosmith, Queen o Black Sabbath solo por mencionar a los más obvios, o The Smashing Pumpkins, Nirvana y Soundgarden si se habla de bandas que se inspiraron con ellos.

A veces buscar el porqué una banda conectó con la cultura del modo que lo hizo es difìcil, pero en el caso de Zeppelin parece fácil: eran muy buenos músicos. Si bien no es mentira que el grupo apareció con una versión más dura del rock justo cuando el flower power empezaba a morir la principal herramienta del grupo siempre fue su alineación. Jimmy Page podía pasar de tonos de folk al blues distorsionado en el mismo acorde, Robert Plant es aún hoy una de las voces más completas del rock, John Paul Jones es un bajista extraordinariamente ecléctico y John Bonham tenía una fuerza única en las baterías, no solo cada uno era un artista excepcional sino que en tarima y en el estudio tenían una química única envidiable para cualquier banda de rock.


Al mismo tiempo había un aire místico en ellos, solo reforzado por su mezcla de temas y el uso de imagenes de fantasia en sus portadas y en las películas de sus concierto, como ‘The Song coRemains The Same’. Sumando a la incógnita que representaba el grupo para sus fans los rumores de un estilo de vida alocado que supera incluso lo que se sabía del resto de las estrellas de rock: hoteles destruidos, groupies amontonándose y un rumor sobre un pez espada que la historia no ha sabido confirmar, se suman a las drogas y al licor que corrían libremente por la rutina del grupo.

Pero que este estilo de vida no opaque las canciones: desde su primer lanzamiento el grupo se presenta con una potencia única que se muestra en temas como “Good Times, Bad Times”, “Misty Mountain Top”, “Whole Lotta Love”, “Immigrant Song”  o “Achilles Last Stand” y que podían incorporar en piezas de blues sexy en canciones como “Rock n roll” y “Lemon Song”. Podían usar su química y explotar su misticismo para canciones que caminaban la línea entre el rock pesado y la psicodelia como “Kashmir” o “The Song Remains The Same” y sabían combinar su estilo con tonos de folk como lo demuestran en la icónica “Stairway To Heaven”.


En 1980 el grupo decide separarse luego de la trágica muerte del baterista John Bonham, sin quien la banda considero que perdería algo de su sonido original, una idea en la que probablemente tuviesen razón: ninguno de los miembros del grupo parece reemplazable, cada uno suma algo único al sonido y la química de la banda.

Desde entonces el grupo ha tocado un par de veces junto con Jason Bonham hijo de John y baterista de la banda de hair metal Foreigner: la más reciente para dos conciertos en la O2 Arena de Londres y que sirvió para el lanzamiento del CD en vivo ‘Celebration Day’ en 2007.

Jimmy Page y Robert Plant han lanzado dos discos como dúo, ‘No Quarter’ de 1991, el cual los muestra construyendo nuevos arreglos de los clásicos de Zepellin, y ‘Walking into Clarksdale’ en 1998 el cual los muestra trabajando con los sonidos del blues de Mississippi.

Todavìa hoy en día, la influencia del grupo aún puede ser sentida en cualquier chico que toma una guitarra y apueste por hacer el mayor ruido posible. Y aunque es poco probable que el grupo decida juntarse una vez más, es posible soñar.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: