Maroon 5 ya tiene varios años siendo un grupo de pop, pero su reciente disco ‘Red Pill Blues’ deja de lado todas las pretensiones de ser una banda y básicamente los deja como productores de Adam Levine.

Las 15 canciones nuevas de este disco se despiden de todo el sonido funk que le quedaba al grupo para reemplazarlo por beats de electronica, a pesar de eso hay un par de momentos brillantes como el sencillo “Don’t Wanna Know” junto a Kendrick Lamar o el experimento con el Rn’B “Bet My Heart” donde Adam hace su mejor imitación de Drake.

Puedes escuchar el disco aquí:

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: