Okills se juntó hace más de 10 años para tocar como una banda que quiere hacer música que le gusta y que puedan compartir con el público y los fans. Luego de varios ensayos y grabaciones, nace Iniciando Transmisión, el primer EP que los convirtió hace un poco más de una década en una banda que empezaba a ser reconocida dentro de la escena musical venezolana.

Los ganadores del Festival Nuevas Bandas 2012 conmemoraron en el 2021 el disco que contiene asombrosas canciones como Querido Loco, Nube/Segundo, Gritarte, Si Me Ves, y ¿De Qué Sirve? con sus respectivas versiones lo-fi y reversiones distintas en donde la banda e incluso los fans pueden disfrutar. Actualmente están coqueteando con su público sobre lo ansiosos que están de mostrar su nueva producción para este 2022.

Hablando con Alberto Arcas, vocalista de Okills, nos contó desde su perspectiva cómo ingresó a la banda, la grabación de ese disco debut y hasta una interesante reflexión sobre qué haría si pudiera retroceder en el tiempo.

¿Cómo se sienten después de más de 10 años desde su primer lanzamiento?

Viejos… ¡Jé! No mentira, nos sentimos bien. Okills al principio no era una banda que íbamos a tomar tan en serio, pero con los años le fuimos tomando más compromiso y pasaron muchas cosas que llevaron a otras, se fue sumando gente al equipo; y mira, Okills hace un poco más de 10 años no tenía ni idea que iba a estar regrabando canciones para celebrar el décimo aniversario.

Se siente bonito, distinto, y es cool porque uno voltea, y ves esas canciones que escribiste cuando tenías 20 o 22 años y dices: “bueno, en verdad no estaba tan loco”. Son canciones que les tenemos mucho cariño y que marcaron un momento importante en nuestra adolescencia y que según entendemos, y lo que la gente nos ha hecho saber, es que marcamos un momento en la vida de muchas personas y eso es muy bonito, poder regalarle a las personas recuerdos.

Para aquel entonces ¿qué querían transmitir con Okills? ¿Sigue siendo el mismo objetivo ahora?

Para aquel momento sólo queríamos transmitir música que para nosotros era muy cool, que hicimos en una sala de ensayo en la casa de Tony, el baterista de aquel entonces. Y es como cuando haces un dibujo bonito y se lo muestras a tu mamá y le dices: “mira, mamá, qué lindo me quedó este dibujo”, y ese era el objetivo, sacar una canción que nos gustara mucho y poder mostrárselo a la gente.

Ese era el objetivo principal, en verdad no había ningún mensaje muy complicado, solamente era como: “estamos haciendo esto y nos encanta”, y se lo mostramos al público.

Ahora, después de más de 10 años, el mensaje creo que sigue siendo el mismo. Cada vez que entramos al estudio, no nos gusta repetirnos, ni hacer las mismas canciones, ni tener un mismo género, tal vez eso es algo que Okills le juegue a favor o le juegue en contra, pero nos gusta hacer música distinta y siempre es como que: “¡Guao! Nos encanta lo que hacemos, queremos sacarlo ya”. En esencia, seguimos teniendo ese mensaje.

Que ahora existan otros intereses, otras personas en el equipo, que cuando trabajas con una disquera tienes que llenar o cumplir con ciertos requisitos, eso es otra cosa. Pero para nosotros, para Okills, sigue siendo el mismo mensaje; hacer música que nos guste y que a la gente le encante y compartir en vivo.

¿Recuerdan cuál fue la primera canción que escribieron para este EP?

Fue Querido Loco. Para ese entonces, Okills eran cuatro personas, yo no estaba en la banda, y cuando entro a la banda les digo: “a mí me da pereza tocar guitarra o cualquier instrumento en general”. A mí me gusta agarrar una guitarra para componer, pero a la hora de presentarse, me gusta cantar, es lo que a mí me gusta, no me gusta estar pendiente de otra cosa.

Entonces fue como: “voy a entrar a la banda, pero necesitamos canciones con letras, yo no voy a estar en una banda instrumental”; además que, a mi parecer, en Latinoamérica, eso es algo súper complicado. Es muy difícil sacar un proyecto completamente instrumental. Dijimos para sacar una canción, ya yo tenía Querido Loco escrita, se las propuse y la grabamos de inmediato, y lo demás es historia.

¿Cómo fue grabar este disco en ese entonces?

Para ese entonces fue como de catarsis, éramos puros chamos, nos metimos en un estudio y dijimos: “vamos a grabar las canciones que más nos gusten” y parece mentira, pero sigue siendo el mismo lema a la hora de grabar un disco.

Nosotros no necesitamos un estudio grande para poder hacer nuestra música; en ese tiempo cada quien llevó sus implementos, nos metimos en un cuarto, instalamos todos y grabamos el EP.

Ahora que me haces esta pregunta, incluso reflexiono cosas que en un principio eran de una manera y volvieron a ser así: la vida es un ciclo. Entonces creo que estamos en el camino correcto, ya que mantenemos los mismos principios que en el momento que grabamos este EP en un estudio casero de nosotros.

¿Cuál fue la canción más fácil y más difícil de grabar?

Para mí, Alberto Arcas, la canción más difícil fue Querido Loco, porque fue la primera canción, no sabíamos cómo iba a sonar la banda, no teníamos una identidad, y no sabíamos definirnos.

La más fácil fue Gritarte; esa canción nació y cómo fue, se grabó, y nos encanta esta canción, para mí es la favorita de este EP.

Con este disco se presentaron en el Festival Nuevas Bandas 2012 y se llevaron el premio a casa, ¿sienten que fue un paso importante para su carrera?

Yo creo que el Festival Nuevas Bandas fue un paso muy importante en nuestra carrera, principalmente para Venezuela porque el NB es un festival muy relevante por los años que tiene; y en aquel momento, el haber ganado fue como que estamos haciendo las cosas bien, la gente está escuchando lo que estamos haciendo.

Recuerdo que nosotros mismos nos pusimos muchísima presión para ganar el Nuevas Bandas y al final del día se nos fue de las manos porque estábamos en plena gira, llegando de Barquisimeto ese mismo día en la mañana, y con ese mismo empujón, del mismo cholazo de gasolina, nos subimos a la tarima del Nuevas Bandas; y creo que fue como un show para quitarnos las ganas, teníamos rato que no tocábamos en Caracas y fue como “vamos a tocar en nuestra ciudad”; y mira, fue increíble, yo recuerdo ese show con mucho cariño, obviamente haber ganado fue como la cereza de la torta, pero el NB es algo que recuerdo con mucho cariño, al igual que la banda.

Hace un rato lanzaron una versión lo-fi de Querido Loco (No Molesten), ¿Grabaron realmente dentro de un baño?

No Molesten tiene dos versiones, una lo-fi y una en el baño. La versión del baño fue grabada en un baño efectivamente con guitarra, voz y un micrófono, el guitarrista y yo, y era para darle, no sé, otro factor diferente, y dijimos: “vamos a hacer una versión desde el baño, está perfecto”.

Pero sí, nos metimos en un baño, y creo que hoy la música te permite lanzar cualquier cosa, entonces estamos aprovechando también las herramientas que tenemos y de aquí en adelante viene muchísima música, no solo de reversiones, sino de música nueva.

Si pudieran volver al tiempo con todo lo aprendido hasta ahora, ¿harían las mismas cosas o cambiarían algo de este EP?

Mira, yo no creo en eso de cambiar algo del pasado porque, aunque suene un poco hippie, siento que son las cosas que te llevan al presente y para mí el presente es el mejor momento; porque siempre tienes la oportunidad de reflexionar lo que hiciste y hacer un cambio para lo que vas a hacer.

Entonces, para mí eso de cambiar cosas del pasado, yo no cambiaría absolutamente nada, todo lo contrario, repetiría lo mismo, del mismo modo, obviamente con un poquito de conciencia tal vez, pero no cambiaría algo que yo haga.

Ahora, sí me gustaría recalcar, que no somos una banda que se arrepienta de algo o de algún momento, ya que todo lo que hemos hecho es lo que nos ha llevado a donde estamos hoy, sea un lugar privilegiado o no, para nosotros es donde tenemos que estar, y si las cosas salen bien o mal, son pasos para llegar a donde queremos.

Hoy en día y en retrospectiva ¿qué significa para cada uno de la banda Iniciando Transmisión?

En general, de lo mucho que hablamos dentro de Okills, Iniciando Transmisión es un disco que nos recuerda a cosas de nosotros mismos y de una época en la que lo asociamos con una Venezuela, que si bien ya estaba bastante golpeada por el tema político, era otra Venezuela; y ahora cada día que pasa Venezuela es alguien distinto.

Para mí, el EP significa un bonito momento de mi juventud, de una Venezuela súper activa y súper próspera artísticamente, de hecho, en esa época fue cuando salieron bandas junto con nosotros, que fuimos unos del último empujón que hubo en ese tiempo, como La Vida Bohème, Rawayana, Viniloversus, Charliepapa, de ese combo de bandas, y para nosotros es increíble formar parte de esa generación. Nosotros estamos como en el límite, después de nosotros llegó una nueva generación.

Me hace acordar de muchas cosas bonitas de Venezuela, de mi vida, sobre todo cuando uno está fuera del país pega la nostalgia y te abruma en momentos; y yo no escucho mucho Iniciando Transmisión, no tiendo a escuchar la música que hago ya cuando sale, la dejo de escuchar, pero mira, cuando a veces me tropiezo con canciones que hicimos en su momento, me encanta porque me vienen recuerdos que yo digo: “mierda, increíble todo lo que puede transmitirte una canción”.

A %d blogueros les gusta esto: