El cantante y compositor panameño, Joey Montana, conocido por  temas como Picky, Único y La Melodía -que nunca faltan en una fiesta, se entrega a este 2021 con nuevas ideas, colaboraciones y un nuevo álbum, que será compartido dentro de unos meses ante todas las plataformas digitales. Desde el inicio del confinamiento, el cantautor ha estado sacando nueva música, y esta vez, llega con colaboraciones en conjunto a  grandes de la música urbana latinoamericana, como Cali y El Dandee, Pitizion, Boza, Greeicy, Yera, entre otros. Su más reciente sencillo, A Veces, cuenta con la participación de Kevin Roldan, con una campaña de intriga previa al videoclip que llamó mucho la atención de sus fanáticos. 

También, conocido por sus composiciones convertidas en grandes hits, el cantante ha creado temas para otros artistas, como La Niña de La Escuela, en los que cantan Belinda, Lola Indigo y Martina Stoessel. Canciones como estas le han ayudado a entrar dentro de un mundo musical más juvenil, descubriendo nuevas plataformas como TikTok y aprendiendo nuevas estrategias de trabajo y maneras de componer. 

Por ello, en conversaciones con Joey Montana, logramos conocer un poco más del proceso que ha llevado el cantante para la llegada de este nuevo álbum, su experiencia trabajando con otros artistas, cambios en su música, sobre próximos eventos y consejos sobre composición.

  1. ¿Cómo nació A Veces? Cómo fluyó la idea, su proceso de creación.

La canción nació en pandemia, fue incluso la primera canción que escribí cuando empezó este estreno. Algo que pasó es que, yo siempre componía mis canciones solo, al igual que  las canciones siempre  dependían de mí nada más, pero cuando pasa el tiempo, tratas de juntarte con gente para aprender de otros estilos, y más cuando la música va cambiando cada día. Por eso, en esta canción, me junte con Kenzo, que es uno de los compositores que trabaja conmigo, y lo que buscamos fue hacer que ese ese Joey Montana que siempre tiene contenido dentro de las canciones —sin ofender a nadie—, fuera un poco más “cool”, es decir, ya yo no puedo hacer canciones como Tus Ojos No Me Ven o La Melodía porque ya no funciona, porque es muy metafórico, entonces ya hay que buscarles palabras a las canciones, como “las yeezys”, que es algo que está de moda y utilizamos en esta canción.

Fue una de las primeras que hicimos que me gustó mucho, pero estuvimos esperando el tiempo indicado para sacarla con la persona adecuada. Estoy tratando de hacer más colaboraciones, que es lo que está de moda desde hace un par de años, y de hacer música que se pueda complementar con otros artistas. Es decir, si la canción suena muy pop, tratar de meterle a un artista urbano para que la compense y no sea una canción, o muy fresa o muy cálida. Esta canción representa una gran diferencia entre lo que era el  Joey Montana de Tus Ojos No Me Ven al Joey del día de hoy, que sigue cantando sobre el mismo despecho, pero de una manera más jocosa y con palabras más juveniles, como para poder entrar en ese mundo de la juventud. 

  1. ¿De qué te inspiraste, no solo para la composición del tema, sino también para toda la campaña de intriga con los videoclips y reels que publicaste en redes?

Esa idea se le ocurrió a un amigo mío. Originalmente la canción se iba a llamar Yeezys, pero por cuestiones legales no pudimos usar el nombre de la marca en sí, y al final nos decidimos por A Veces, pero la idea siempre se mantuvo, como de “quemar esa zapatilla o regalo que te dio tu ex”, y no cualquiera quema un Yeezy (risas). Quisimos llamar la atención con eso. Lástima que en Tiktok no pudimos subirlos porque, como el video tiene trucos con fuego, la aplicación te lo elimina por ser peligroso. Pero la idea era llamar la atención de alguna manera. Yo no soy de hacer mucho escándalo ni nada de eso, sino que trato de mantenerme “cool” sin necesariamente vender mi música, pero también entendí que hay que hacer cosas que llamen la atención de tu público y de quienes le quieras llegar. 

Por ejemplo, ahorita lo que viene es regalar unas Yeezys a los fanáticos, y eso es lo que se va empezar a hacer con la canción, que se presta para esto. También había un plan y una estrategia para ello, yo tuve que buscar a un equipo de trabajo para redes y a creativos, cosa que antes no existía (risas), porque tenías una disquera y ya, pero ahora hay que tener redes, a gente creativa para una cosa, creativos para otras, y por lo menos, para gente como yo que viene de grupos como La Factoría, la cosa se nos vuelve un poco más complicada, porque antes no se hacía nada de esto. 

  1. Los últimos años han estado llenos de colaboraciones, cosa que antes no solías hacer tanto antes ¿cómo te has sentido con esta nueva dinámica y que es lo que más has aprendido al integrar a otras personas a tus temas? 

Hay que acostumbrarse, porque cuando uno hace canciones solo dependes de ti mismo, o cuando  sale un video musical, que los tiempos  dependen de tu disponibilidad; pero al hacer featuring tú tienes que  disponer de tu tiempo a los demás, y se va viendo si hay espacio en el calendario para hacer la respectiva  promoción, o si choca con el lanzamiento de otra canción, entonces ha sido un poquito más tedioso con respecto a eso. Pero también es cierto que terminas ganando, ganas fanáticos que no escuchaban tu música o no les gustaba, pero cuando fusionas con “sus” artistas aparecen un par de fanáticos más.

Siento que es importante hacerlo también para que la canción no aburra. El otro día escuchaba una de mis canciones viejas y me di cuenta que estábamos acostumbrados a escuchar a un mismo artista de inicio a fin, pero ahora, al ser dúos, varía y se refresca mucho la canción. Si quieres mantenerte activo tienes que mantener el trabajo duro, tratar de evolucionar y de escuchar. Yo siempre he sido de esas personas que son muy inseguras cuando entrego mis canciones, pero creo que estamos en un momento en el que para tratar de evolucionar y competir con el resto de artistas de afuera —que son super talentosos— tienes que tratar de aprender cosas nuevas. 

En esta pandemia eso me pasó, y aprendí a escribir un poco más; de ahí salieron canciones como La Niña de La Escuela, que está sonando mucho ahora, así que creo que la pandemia me ayudó mucho para lograr centrarme ahora en este disco, que es un Joey Montana pero evolucionado.

  1. Últimamente tus composiciones han sido bastante utilizadas para challenges de Tik Tok ¿te esperabas ese tipo de respuesta? ¿Ha sido fácil el integrarte a esta nueva plataforma?

Me fui adaptando poco a poco, porque yo incluso ya estaba en TikTok antes, cuando se llamaba musical.ly, y no le contraba la vuelta. A mí me gusta echar chistes, entonces me tocó hacer chistes por ahí. Esa fue una de las cosas que me gustaron de TikTok y todo este movimiento, que puedes vender otras facetas. Yo no soy muy de Instagram ni de andar haciendo poses o sesiones de fotos, es algo que me gusta pero lo veo más como un trabajo, y tengo que activarlo cuando voy a sacar una canción, pero TikTok sí me favorece y me gusta más, incluso, ahora con TikTok  tienes que cambiar tu forma de componer para tratar de que alguna parte de tu canción pueda funcionar para un TikTok. Ya son muchas las cosas que cambian y lo que uno tiene que hacer es irse adaptando en el tiempo para poder lograrlo.

  1. Compones mucho para otros artistas, como recientemente hiciste con Lola Indigo en Niña de la Escuela, ¿hubo alguna colaboración a nivel de composición que te resultó como una gran sorpresa-no te lo esperabas? ¿O fue fácil para ti invitar a la gente a tus canciones?

Depende, porque primero la canción tiene que gustarle al artista. A mí no me gusta obligar a alguien a hacer colaboraciones por los números o porque convenga, sino que me gusta que fluya. Nos ha pasado que hemos enviado canciones y nos han dicho que no, cosa que poco a poco fui aprendiendo como compositor, que muchas veces te van a decir que no, y eso no molesta ni afecta, pero antes, como hace cinco años atrás, sí me  afectaba un poco, pero ya me acostumbre a que a veces te pueden dar un sí, otras veces te darán un no. Pero es eso, hay que buscar la forma de trabajar con gente que te gusta, pero que a ellos también les guste lo que haces, porque no me gusta forzar nada. Gracias a Dios hay buenas canciones, ya estoy en un nivel más alto de composición y los artistas poco a poco se han sumado. 

También  me gusta trabajar con chamaquitos nuevos, como  Boza, con quien trabajé antes de que pegara. Ahora vienen otros artistas panameños dentro de este álbum, y otros internacionales también, por lo que va a terminar siendo un disco bien completo y variado. 

  1. Has sacado varios singles para un álbum que se viene por ahí ¿Qué podemos esperar de Joey para esta nueva etapa?

El álbum debe salir en Octubre, no tengo las fechas definitivas, pero ya es seguro que va para ese mes, que es dentro de nada, así que estoy muy contento y con las expectativas de que sea un disco que venga a romper. Para mí, es uno de mis mejores materiales, porque me dio tiempo a hacerlo como yo quería, y todavía estoy quitando y poniendo canciones, pero es un disco completo, muy diferente, y se nota que estamos con un Joey mucho más actual, pero que no perdió su esencia. 

  1. ¿Y si pudieras describir en un frase la diferencia entre el disco nuevo con los proyectos anteriores de Joey Montana? 

Lo describiría con el mismo título del álbum: Refresh, porque es un refrescamiento de mi música. Fue todo ese proceso de tratar de mantener a mis fanáticos que han esperando música bailable, pero que también quiere escuchar más cosas modernas, tratando de también llamar a esos chamaquitos nuevos que me conocen desde Picky pero, como me tiene muy marcado en ese tema, quieren ver algo nuevo. Otra de las cosas que logramos fue un balance, es un álbum que le va a gustar tanto a mis fans viejos como a los nuevos. 

  1. Hace poco participaste en el TikTok Rock Metal Special, que está un poco alejado a los géneros que solemos escuchar de ti, ¿para un proyecto más a futuro incorporarías otros géneros como el rock? 

A mi siempre me gustó el rock, yo tuve mi etapa de Papa Roach  y Queen y ese es más mi estilo de música. Ahora, yo hago urbano porque todo panameño sabe urbano, porque aquí nació esa música, como el reggae en español, pero el rock es algo que me gustaba mucho tocar con mis amigos, eso fue cuando tenía 17 y 18 que escuchábamos mucho rock. Incluso, mis músicos antes eran de rock alternativo, pero por la necesidad de que el rock ya no se movía tanto, comenzaron a hacer música urbana conmigo. Pero en  los ensayos o conciertos en vivo a veces mezclamos, entonces por ejemplo, empezamos con Picky y la terminamos con una canción de Papa Roach, y hay otras canciones que lanzamos como de Oasis, Enanitos Verdes, y ahí vamos, dependiendo del público, porque hay veces que los chicos no se acuerdan de esas bandas. 

No descarto hacer algo así en un futuro pero no creo que sea un género global, yo me imagino que el punk y el rock siempre van a estar ahí, pero es un nicho ya mas pequeño. No creo que me meta a hacer eso, pero sin embargo, muchas veces me pongo a probar y a escuchar canciones como de punk y el ska, que cuando las escucho me dan ganas de probarlo, pero actualmente, creo que no se presta para el mercado. 

  1. ¿En general, en qué te inspiras a la hora de componer? 

Sinceramente, la única manera de  que yo me “encajone” a componer es cuando me toca trabajar con otros artistas, porque la mayoría de ellos se acercan y ya saben qué quieren, o también pasa que,  cuando ya te conocen como compositor, me llevan ideas e ideas de lo que quieren para yo ir creando algo que se adapte con eso. Me pasó con La Niña de la Escuela y con Alejandro Fernández. Depende mucho del momento, pero algo que hago mucho es que se me ocurren frases de vez en cuando y las anoto en el teléfono, y de ahí sale una idea principal, luego la desarrollamos y se habla en grupo para darle forma. Pero yo me la paso todo el día en eso, generando ideas todo el día, y pensando en música, anotando frases que me gusten, melodías que se me ocurren y así. 

  1. ¿Cuál es el primer consejo que le darías a alguien que quiere adentrarse al mundo de la composición?

Tocar puertas. Yo, por ejemplo, ahorita estoy trabajando con un chamaquito que está interesado en ese mundo de la composición, se comunicó conmigo y me mandó cosas fue a través de DM de Instagram. También uno tiene que ser realista, y escuchar consejos de su familia, de los más allegados y de gente que de verdad te quiere y te va a decir las cosas para que mejores,  lo digo porque hay veces que me envían unas cosas que, al final, no funcionan.

Hoy en día hay muchas facilidades para poder hacer música buena desde cualquier lado, ¡ya no hay excusa!, ya no todos necesitan a un productor o morirse por encontrar ritmos totalmente nuevos, porque gracias a internet encuentras todo. Lo recomendable es siempre tratar de sonar original y hacer las cosas bien, porque hay mucha competencia, y debes mandar algo que sorprenda, porque quién sabe si quizás tendrás una oportunidad de que alguien te preste atención. Justamente me escriben mucho de Venezuela y de Colombia, y hace poco firmé con un chico de Colombia que me mandó canciones que me gustaron mucho. Yo creo que lo más importante es tener buena música con contenido, y tratar de sobresalir entre todos los que están ahí también, tratando de surgir. Es importante no hacer lo mismo que ya se está haciendo, porque eso aburre a la gente, para que cuando te llegue la oportunidad de reunirte con otro artista, la puedas romper y salir adelante. 

Es como lo que pasa cuando hay una entrevista de trabajo, esa oportunidad de entregar tu curriculum y hablarle a esa persona encargada del trabajo quizás sea la última oportunidad que tengas, por lo que tienes que estar preparado y listo para aprender y arrasar con todo, te llamen o no te llamen, o te digan que tienes un talento que se nota. 

  1. ¿Hubo alguno de los sencillos de esta nueva etapa que haya sido más retador que otros?

Creo que Voy a Tomar, que hice con Cali y el Dandee y Greeicy, porque encontrar cómo se daría el balance y que todo se sumará demoró como dos años, y como comenzó la pandemia no pudimos trabajarla. Fue una canción que le gustaba mucho a la disquera, pero estaba a nada de quedar en la nada. Cuando en plena pandemia decidí mandarla a Dandee, le encantó y nos pusimos a buscar a una mujer, a lo que Greeicy se sumó. Creo que ahora, se hace mucho más difícil que antes, porque hay tantos artistas buenos y con sus propios itinerarios llenos, que uno tiene que tratar de hablarlo y coordinar todas esas cosas bien. 

  1. Antes formabas parte de La Factoría ¿qué es lo que más extrañas de esos días?

Yo agradezco muchísimo esa experiencia en La Factoría, porque fueron como una escuela para mí, y esa gente fueron los primeros que me dieron la oportunidad de ser artista —yo antes era fisioterapeuta— pero no sé si extraño algo. Cada vez que escucho canciones de la agrupación si me da algo de nostalgia porque recuerdo cuando íbamos a lugares como Venezuela, a Colombia, México… pero una añoranza como tal, no tanto porque, al final, yo era como un extra, y la gente recuerda más a las muchachas, yo no tenía mi protagonismo, entonces no puedes extrañar algo que tú no tuviste tanto movimiento. 

Pero cada a vez que escucho las canciones me hace pensar mucho en el tiempo que he estado metido en esta industria como músico, es como “yo estuve en ese grupo y hoy en día sigo aquí”;  también me pongo a ver y, estuve en grupo musical  cuando no se escuchaba tanto reggaetón como ahora, pero ahí estábamos otros como lo urbano del momento. Pero sí agradezco mucho esa experiencia. 

  1. ¿Qué estás escuchando en el momento?

A mí me gusta mucho —y se lo recomiendo a todos los compositores del género urbano y de cualquier otro— escuchar cosas que no sean del género urbano, sino de otros géneros para agarrar ideas subliminales y las puedas agregar a tu música, es decir, que amplíen un poquito más lo que escuchan, porque si se escucha puro urbano, a la hora de componer, sonarán igual que los demás. Me gusta  también escuchar country, salsa vieja romántica, y me gusta mucho Drake y Bruno Mars, que son mis artistas pop favoritos. 

  1. ¿Conoces a artistas venezolanos que también estés escuchando actualmente? 

 A mí me gusta mucho Jerry Di, me parece que es un artista muy distinto y suena solo Jerry Di, y cuando entra a la sala su energía explota. Noreh tambien me gusta mucho, me parece muy bueno, he compuesto para él y tiene una muy buena propuesta. En Venezuela hay mil artistas excelentes y espero que alguno llegue a explotar o entrar en una gran ola como lo hicieron Chino y Nacho en su momento, con ese toque venezolano que tiene cada uno. 

A %d blogueros les gusta esto: