Son dos décadas de una transformación en una de las bandas que más venía rodando en locales nocturnos por allá en los 90. Esa agrupación que causaba pánico en los padres cuando sus hijos cantaban “meto la cabeza dentro de la poceta, bajo la palanca y pongo al mundo a dar vueltas” mientras sonaba en la radio. Posteriormente, fueron el himno de los pogos en las minitecas con El Martillo, mientras en radio y TV rotaba esa Canción Suave que reza uno de los quotes más emblemáticos del #RockVe: “Tirarás con cuantos quieras, pero el amor no lo harás jamás”. Mucho después, en pleno año 2000, ese sonido vieja escuela quedó atrás, para darle la bienvenida al lado dulce de Caramelos de Cianuro: Miss Mujerzuela, el álbum que logró que un gremlin se transformara en mogwai.    

De los componentes que participaron en este ejemplar, dígase: Miguel Ángel “El Enano” González, Luis Barrios Golding (Ex-Ultrachic), Alfonso Tosta (Ex-Alban Arthuan), conversamos con el único miembro que se conserva de esta alineación: Asier Cazalis, voz, líder, letrista y compositor de esas canciones con rimas peculiares, que hoy varias generaciones siguen cantando al unísono.

Después de dos décadas, ¿cómo definirías a Miss Mujerzuela a través del tiempo? ¿cómo sientes este disco en retrospectiva hoy en 2020?:

Asier: <<Con mucho orgullo. Son canciones que después de 20 años que las seguimos tocando, la gente las sigue escuchando, la gente las sigue cantando y la gente sigue descubriéndolas también. Es como una buena colección de canciones y para nosotros es un disco que obviamente es un antes y un después. Un disco muy variado con muchas ideas diferentes y buenas que no necesariamente están relacionadas unas con otras. Son como un montón de canciones lanzadas juntas. 

Para nosotros fue una experiencia ya que muchos de nuestros fans que venían de escuchar El Martillo, o Tu Mamá Te Va a Pegar, se sintieron un poco traicionados o un poco desilusionados con este giro que dimos nosotros, entre comillas hacia el Pop. Recuerdo cuando estaba haciendo ese disco, que estaba escribiéndolo y dije: “Mira, no me importa si se va a poner de moda tal música, o la electrónica, o el rap metal o el pop punk; lo que quiero es hacer buenas canciones, más de que sea de tal o cuál estilo”. Prefería ocuparme más en que la idea de la canción fuera buena y para mí eso fue muy liberador. 

De hecho es un disco que mucha gente piensa que “es que lo hicieron para pegar” e irónicamente era todo lo contrario: fue un disco que hicimos con las canciones que nos gustaban. Yo presentaba canciones tipo Las Estrellas y Verónica y me decían: “Asier, te volviste loco; esto no es Caramelos”, y yo decía: “bueno, esto es lo que está saliendo, esto es lo que me entusiasma, esto es lo que me provoca hacer y es lo que estoy haciendo como compositor”. Y afortunadamente la mayoría de la gente lo entendió y por este disco mucha gente nos conoció>>.

¿Qué impresión te causa cuando chamitos de primaria, de 7 a 11 años, cantan canciones de este disco? Que muy probablemente ha sido porque sus papás –que seguro vivieron esa época– les enseñaron estos temas:

Asier: <<Wow, bueno, por supuesto, satisfacción. Yo creo que una buena canción debe hacer eso: trascender en el tiempo, los géneros y más allá de si está de moda tal y cual sonido. Eso es lo que uno busca como artista o compositor, hacer algo que permanezca>>.

Entre las manos ajenas e importantes que participaron en este disco, evidentemente hay que mencionar a Diego Márquez, baterista de Zapato 3 y ex guitarrista de Pacífica, quien fue el productor musical de “Mujerzuela”. También aquí participaron como invitados Mauricio Arcas (Ex Amigos Invisibles), Manuel Díquez (Ex Ultrachic) y Oswaldo Rodríguez (Sur Carabela), por mencionar algunas caras de la escena rock caraqueña. ¿Cómo valorarías el aporte de ellos?

Asier: <<Bueno, Diego evidentemente fue muy importante porque, como dices, fue el productor del disco con nosotros y él estaba haciendo esa transición de las grabaciones análogas a las digitales, entonces todos estábamos como aprendiendo mientras hacíamos el disco; Dieguito es mi amigo del alma, lo quiero mucho, me encanta trabajar con él. 

Mauricio Arcas de Los Amigos Invisibles grabó par de percusiones en el disco, muy buen amigo de la banda, imagínate tú, de Los Amigos Invisibles; ambas bandas salimos paralelamente y a todos ellos los adoro. 

Manuel Díquez (Ultrachic) grabó algunos teclados, unas voces y en definitiva todos ellos nos ayudaron a avanzar en esa transición como banda; yo dejé de tocar bajo, empecé a cantar y a tocar guitarra, había canciones como diferentes, con más posibilidades y yo siempre he estado en esa dirección de buscar músicos buenos y de buscar gente que me hiciera mejor músico a mí también. 

Oswaldo Rodríguez (Sur Carabela), grabó los teclados en Verónica, en El Flaco, un tipo muy talentoso y que sigue siendo mi amigo>>.

¿Qué cambiarías de Miss Mujerzuela hoy en el 2020? Después de tanto tiempo, ¿qué te gustaría haber mejorado, qué quitarías, qué mejorarías o qué hubieses querido que hubiese sido distinto?

Asier: <<Bueno, imagínate, cada disco tiene eso: “si yo hubiese hecho esto diferente así, esto no”. Sin embargo en este disco, especialmente me parece que siendo un disco de transición, no contábamos con el presupuesto que normalmente se requiere para grabar; es un disco que tuvo muchos problemas porque fue grabado en un estudio que no fue el ideal. Estaba empezando a grabarse en computadora, en formato digital, y el estudio donde estábamos no estaba apto para esa transición. Entonces, claro, ahora uno lo ve en retrospectiva y es muy fácil decir “si yo hubiera hecho esto, si hubiera lo otro”. Pero yo creo que con sus cosas buenas y malas, el disco es lo que es, exitosísimo y la gente todavía lo escucha y lo recuerda y hay que aceptarlo como es.

Para mí es muy curioso que casualmente se estén cumpliendo 20 años de Miss Mujerzuela, porque mucha gente también me pregunta que cómo va el disco nuevo que estamos ahora recién terminando, y el nuevo disco es como una especie de Miss Mujerzuela en esteroides (risas); es el disco que debió ser Miss Mujerzuela y que no fue por todas aquellas razones de, como te digo, de inocencia, o de falta de presupuesto, o de falta de experiencia que teníamos en ese momento y yo creo que tiene mucho que ver lo que estamos haciendo ahora, porque es un disco también como muy variado, con muchas ideas diferentes, pero que vienen del proceso creativo como muy fértil, y con una especie de iluminación en un año muy productivo para procesos de composición, y así es como yo describo el disco que estamos terminando: como un “Miss Mujerzuela 2.0”>>.

¿Dirías que Miss Mujerzuela fue un disco que fluyó naturalmente y no fue una idea preconcebida de “buscar el gancho”?

Asier: <<Es un disco muy reivindicado, no solamente con la gente que le gusta la banda, sino con mis mismos compañeros, con la gente que tocaba conmigo; no había resistencia dentro de la banda con de la dirección que estaba agarrando, pero para mí era muy claro que el resultado de este disco no venía de una decisión consciente, sino una serie de canciones que estaban venían solas y del tipo de música que estaba escribiendo. Yo creo que uno no escribe las canciones que uno quiere escribir, sino las canciones que uno puede escribir. 

Entonces a mí me da mucha risa cuando la gente dice “no, es que ellos hicieron ese disco para pegar, ellos hicieron ese disco para tener éxito”, bueno, ya va, primero: ¿a quién no le gusta pegar? ¿a quién no le gusta hacer un concierto y que vaya gente? Nadie quiere hacer un concierto y que no haya nadie, o hacer una canción y que nadie la escuche, por muy exquisito que seas tú con tu audiencia. Y segundo, me parece que es hasta un elogio indirecto pensar que tú puedas hacer un disco “para pegarlo”, cuando más bien siempre que haces un disco tienes que dar lo mejor de ti y trabajar con lo que tenías en el momento, con el estudio que tenías, con el poco presupuesto que tenías o con la banda que tenías en ese momento.

Miss Mujerzuela es un disco que yo lo sigo definiendo como una buena colección de canciones, y con tantos discos ya hechos, sé lo que es llegar con muchas ideas buenas y sé también lo que es llegar con no tantas ideas buenas. Cuando tienes canciones, todo se hace más fácil>>.

Temas como Saludo Secreto, Heroica, entre otras, quedaron por fuera. ¿Cómo fue ese proceso de selección? ¿Cuál fue el criterio para descartar algunos temas? Sobre todo cuando los oyentes sienten que un disco quizá podría dar para un par más.

Asier: <<Siempre hay canciones que quedan como a medio camino, o sencillamente no la supiste resolver o no están en el standard que uno cree que deberían estar, y yo nunca he tenido como esa lástima de meter canciones que no merecen estar en un disco, ya sea porque no sean tan buenas como las demás o porque no quedaron tan bien grabadas, o no están tan bien escritas, por lo general siempre hay como dos o tres ideas quedan como “ahí”. Y como te digo, no tengo nostalgia ni por los discos, ni por los tiempos pasados, ni por las experiencias pasadas, así que mucho menos tengo lástima por decir “esta canción no es tan buena” o quizás la tomas y ves si para un próximo disco la resuelves de otra manera>>.

¿Qué les dirías a los viejos fans de ‘Cuentos’ y de ‘Harakiri’ que aún se sienten “traicionados” por lo que hizo Caramelos de Cianuro en ‘Mujerzuela’?

Asier: <<Bueno, a estas alturas creo que no hay mucho que yo pueda decir, sobre todo porque Miss Mujerzuela ya es un disco de nostalgia; ahora habrá gente que escuche Miss Mujerzuela y diga “eso era cuando Caramelos era bueno” ¡jajajajaja!

Ojo, es lógico, yo creo también que la música que escuchamos cuando estamos creciendo, es la música que nos marca, la que escuchábamos cuando estábamos en nuestra primera fiesta, cuando nos dimos nuestro primer beso, entonces son memorias muy intensas que quedan guardadas en sitios especiales y distintos del cerebro. Como te digo, yo hago los discos tratando de estar orgulloso yo de ellos y tratando de dar lo mejor que pueda, no solo para la gente sino para mí también. Hay que canciones que por alguna razón te van a gustar y probablemente no les gusten a otras personas. Igual me pasa a mí con bandas que escuchaba full cuando yo era chamo, que si Faith No More, o los inicios de Red Hot Chili Peppers cuando nadie los conocía y que después se hicieron bandas masivas y uno se siente “traicionado” porque era algo que era un secreto tuyo, pero también te sientes “reivindicado” porque cuando tú le decías a todo el mundo que era una banda buena, casi nadie los conocía. Entonces yo entendí que de eso va un poco la relación natural entre la música y su audiencia; así que, los entiendo>>.

Algo que quieras agregar sobre Miss Mujerzuela que no hayas dicho en esta conversación:

Asier: Para mí siempre ha sido y será un hito haber llegado a número 1 en cartelera con este disco en las listas, haber tenido triple platino en ventas y muchas otras cosas que recuerdo con cariño>>.

   Hacer un compilado de los temas más sonados de Caramelos de Cianuro, hoy en día ha de ser una labor titánica. El ser que tenga seleccionar los temas más conocidos, le tocará enfrentarse a un álbum que, casi en su totalidad, son singles: Las Estrellas, Verónica, La Llama, El Flaco, Asunto Sexual, Veterana

    Miss Mujerzuela fue el álbum que le dio la estocada, sin querer queriendo, a los seguidores acérrimos de Cuentos Para Adultos y de Harakiri City que hoy siguen reclamando por esa “traición”. Fue el disco “catapulta” de su carrera, el que los llevó a conquistar otros oídos; un Y2K que reprogramó a CDC en su manera de tocar y de componer. Fue la publicación que los hizo recorrer otros países, que los llevó a otro nivel en sus shows en vivo, punto que fue evolucionando aún más en las giras de sus discos siguientes. 

    Miss Mujerzuela fue un nuevo punto de partida para el desarrollo de esa carrera musical que, hasta hoy, mantiene a ese nombre como una de las bandas más reconocidas del rock –y del pop– venezolano. Si dos décadas después aún vemos a unos chamos de primaria cantando Verónica y Las Estrellas, Caramelos logró su cometido.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: