Los artistas hallan la musa en distintos lugares. Algunos lo hacen mientras están dándose una ducha o conduciendo, otros fases de sus vidas. Podemos confirmar que obviamente no existe un lugar único de inspiración porque puede venir de cualquier lado… Así como a los que les gusta crear cosas basadas en hechos reales mórbidas, como asesinos y sus horripilantes cometidos.

The Smiths – Suffer Little Children

Asesinos en serie: Ian Brady y Myra Hindley (o mejor conocidos como «Los asesinos del páramo»).

Durante los años sesenta, una pareja aterrorizaba las calles de Mánchester al desaparecer niños. Morrissey fue espectador del miedo que todos vivían en la ciudad y quiso plasmarlo en una canción para hacerle tributo a las víctimas de estos desalmados sucesos y para que todos se enteraran de lo que había pasado en este momento.

Esta canción forma parte del b-side de Heaven Knows I’m Miserable Now y muchas personas se quejaron porque el vocalista de The Smiths decidió usar los verdaderos nombres de los niños que perdieron su vida en los ataques. Pero cuentan que lo hizo por la madre de uno de ellos, quien se volvió amiga de él.

Jane’s Addiction – Ted, Just Admit It

Asesino en serie: Ted Bundy.

El cantante de la banda, Perry Farrell, contó en una entrevista en los ochenta que compuso el tema mientras freía con ácido y veía un documental sobre asesinatos cuando Ted Bundy, conocido por ser el homicida de más de treinta mujeres durante los setenta en Estados Unidos, solía seguir en la cárcel diciendo que era inocente de todo lo que se le acusaba, a pesar de que todas las pruebas dijeran completamente lo contrario. Después de más de diez años en prisión, decidió confesar lo que hizo y murió en la silla eléctrica.

Siouxsie and the Banshees – Night Shift

Asesino en serie: Peter “el destripador de Yorkshire” Sutcliffe.

Este tema tenía múltiples teorías acerca de dónde nació la idea, muchos decían que venía de Bela Lugosi, una película sobre una vampira. Pero Siouxsie confirmó que no tenía nada que ver con eso, sino con el “destripador de Yorkshire”, Peter Sutcliffe, quien acabó con más de diez vidas y atacó a más de cinco. Pero esta no es la única inspirada en él…

Thin Lizzy – Killer on the Loose

Asesino en serie: Peter “The Yorkshire’s Ripper” Sutcliffe.

Sí, esta agrupación de los ochenta también se inspiró en el popular criminal que hacía que el condado inglés viviera en miedo constante y por eso la agrupación lanzó el tema un mes después de que hiciera su homicidio número doce. En el videoclip, hacen referencia a ese hecho con diferentes imágenes de mujeres que aparentan ser prostitutas como lo eran las víctimas de Sutcliffe.

Slayer – Psychopathy Red

Asesino en serie: Andréi “el destripador rojo” Chikatilo.

El conocido “Destripador rojo” o “El carnicero de Rostov” fue un caníbal ruso que les hizo múltiples cosas (que no mencionaremos porque son muy grotescas) a mujeres entre los setenta y los noventas. Fue encarcelado después de múltiples arrestos porque se le vio lavando su cara ensangrentada en un bosque y pocos días después hallaron un cuerpo allí.

La banda de thrash metal se inspiró en la idea de qué pasaba por su mente a la hora de cometer los actos y lo desarrollaron en su tema Psychopathy Red a la perfección con letras perturbantes y explícitas sobre el excite sexual que siente una persona con este trastorno mental.

The Rolling Stones – Midnight Rambler

Asesino en serie: Albert “El estrangulador de Boston” DeSalvo.

Una de las bandas que menos imaginaríamos escribiendo sobre cosas tan oscuras es la contraparte de The Beatles en los sesenta, The Rolling Stones. Su tema Midnight Rambler habla sobre la vida escapando de la ley de Albert DeSalvo, un violador y asesino que estuvo en acción durante el inicio de los sesenta. Mick Jagger y Keith Richards crearon esta canción terminando la década cuando se encontraban de viaje en Positano y surgió de manera aleatoria la idea.

Hall & Oats – Diddy Doo Wop (I Hear the Voices)

Asesino en serie: David “El hijo de Sam” Berkowitz.

El homicida que llevaba como sobrenombre “El hijo de Sam” dijo que cuando solía escuchar la canción Rich Girl en su cabeza se inspiraba para terminar con la vida de sus atacadas, ese hecho hizo que el dúo de Daryl Hall y John Oates se inspirara en escribir una canción en él y en su historia. Pero con un pequeño giro, pues este tiene en su cabeza voces de doo woop. Además, hacen alusión a Charles Manson en la composición, diciendo que a él le gustaban Los Beatles (cosa que era muy cierta).

God Dethroned – Villa Vampiria

Asesino en serie: Elizabeth Báthory.

La banda danesa de metal, God Dethroned, se inspiró en un asesino en serie muy especial y poco conocido, la condesa Elizabeth Báthory, la primera mujer en ser conocida como una criminal de este tipo. Solía hacerlo para bañarse en la sangre de vírgenes para mantenerse joven. Fue acusada cuando comenzaron a desaparecer las jóvenes de alta sociedad, arrestada y confinada hasta su muerte, la cual llegó cuatro años después de su encarcelamiento. Dicen que ella inspiró también la historia de Drácula y obviamente la que se encuentra relatada en Villa Vampiria.

Swampland – Axeman in New Orleans

Asesino en serie: “El hachero de Nueva Orleans”.

Estados Unidos posee historias de la vida real que parecen leyendas urbanas, entre ellas se encuentra la de El hachero de Nueva Orleans. Una persona no identificada estuvo asesinando con un hacha a múltiples personas entre 1918 y 1919. Todo terminó una noche de un martes cuando dijo que todos debían poner jazz a todo volumen en sus casas y quien no lo hiciera, iba a ser atacado porque su tiempo en la tierra estaba terminando y se iba a sentir irritado.

Estamos tan fascinados por lo macabro y lo incomprendido que solemos verlo no solo en películas como Se7en o series como Mindhunter, sino en canciones que parecen alegres y que nos llaman la atención. Lo bueno, o lo malo para los que no les gusta, es que existen miles de historias que son usadas como referencias.

 

Bonus: Slayer – Death Skin Mask

Asesino en serie: Ed Gein.

Slayer, nuevamente, suele inspirarse en temas oscuros y lo hizo en el famoso Ed Gein, quien hacía máscaras, sillas, lámparas y otras cosas con las pieles de sus presas. De allí surgió también la idea de La masacre de Texas y el título de esta composición que vuelve a meterse en la mente de un personaje para crear una experiencia similar a la de la película Maniaco (1980), pero en música, pues a través de las letras y de los sonidos vivimos la experiencia de ser él cometiendo su fechoría. Merece que repitamos la banda, porque este tip merece ser revisado. 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: