Tel Aviv, Israel, fue donde se llevó la cabo el Festival de la Canción de Eurovisión 2019, donde se contó con la presentación de la estrella pop Madonna, en el Palacio de Ferias y centro de Convenciones y que muchos criticaron. Ahora solo dos días después de la presentación, una de las bailarinas de Madonna, llamada Mona Berntsen, ha afirmado que su pasaporte le fue retenido en el aeropuerto Internacional Ben Gurión de Tel Aviv, donde fue interrogada por casi dos horas.

Si bien las razones de su detención nunca estuvieron claras, Mona fue una de las bailarinas que cargaba la bandera Israelí en la espalda mientras que otra compañera cargaba la de Palestina, como un signo de paz y cese al conflicto armado, por lo que ella afirma que estas fueron las razones.

“El registro en el aeropuerto pasó mi pasaporte y lo retuvieron para interrogarme por 1,5 horas! Tuve que contar mi historia de toda mi vida, mis razones de haber viajado a países árabes a lo largo de mi vida, mis relaciones religiosas, mi familia, mostrar mis horarios diarios detallados para mi estadía ¡TODO! para retirarme del país” afirmó la bailarina, y luego concluyó diciendo: “Todo presumible por llevar una bandera como parte de una actuación que hace referencia sobre un conflicto actual, para promover la paz”.

A pesar de todo lo sucedido, Mona Berntsen agradeció a Madonna por la oportunidad y de usar esta actuación para expresarse.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: