A pesar de las fuertes críticas que recibió por artistas como Roger Waters de Pink Floyd, la  leyenda pop Madonna, igualmente hizo presencia en Tel Aviv, Israel, para realizar su presentación en el Festival Eurovisión 2019, donde contó con la colaboración del rapero Quavo.

Para comenzar su show, Madonna interpretó su clásico de 1989 “Like a Prayer”, y luego llegó Quavo para cantar “Future”, que pertenece al próximo disco de Madonna, ‘Madame X’ el cual será publicado este mismo año.

Si bien las críticas no faltaron, la cantante pop también quiso dar un mensaje de igualdad, al mostrar personas abrazándose con la bandera de Israel y Palestina.

Disfruta aquí de la presentación.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: