En la segunda presentación de Ariana Grande en el Coachella, la cantante quiso corregir todos los errores de sonido que le afectaron su show junto a Nicki Minaj en el primer fin de semana del festival; por ello, ha decidido invitar a Justin Bieber al escenario para cantar “Sorry”.

Esta fue la primera presentación en vivo para Justin Bieber en dos años, y llegó de sorpresa luego de que Grande interpretara “Break Free” y afirmara que esta presentación con Bieber fue totalmente inesperada. «No tenía ni idea de que iba a subirme al escenario hoy, llevaba este look tan extraño sin tener ni idea» dijo.

Si bien Justin Bieber siempre fue criticado por usar playback en gran parte de sus presentaciones, el cantante pop no le interesó mucho hacerlo una vez más, ya que claramente lo hizo también en esta ocasión.

Disfruta aquí de la presentación.

 

A %d blogueros les gusta esto: