El 20 de enero de 1997 fue publicado el álbum debut de una de las agrupaciones de música electrónica del mundo. ‘Homework’ puede no ser la producción más renombrada de Daft Punk (hacerle la competencia a ‘Discovery’ es complicado), pero esta obra que celebra sus 20 años es sin duda clave en lo que fue la evolución del french-house y la EDM.

Cuando nació Daft Punk en 1993, Thomas Bangalter y Guy-Manuel De Homem-Christo tenían unos 18 años recién cumplidos, y ya en ese momento contaban con un impresionante demo bajo la mano. Titulado “The New Wave”, pasó a ser el primer sencillo del dúo, pero no tuvo mucho éxito, y parecía que no pasarían a ser más que el secreto mejor guardado de la escena underground de la música dance. No fue sino un par de años más tarde, con su single “Da Funk”, que empezaron a ser reconocidos, a sonar en todas las discotecas, y que les consiguió llamados de cientos de disqueras.

Entre todas, decidieron firmar con Virgin Records, pues era la única que satisfacía sus necesidades, que realmente no eran muchas: simplemente no querían que nadie se metiera en lo que hacían. Luego, a inicios de 1997 publican ‘Homework’, un revolucionario álbum que sampleaba hits de música disco, y los mezclaba con el funk, y elementos de la música electrónica que para el momento dominaban las pistas de baile. En él están incluídos los temas “Da Funk”, la versión final de “The New Wave”, titulada ahora “Alive”, éxitos como “Around The World”, entre otro montón de joyitas como “Phoenix”, “High Fidelity” y más.

A pesar de que fue nombrado como uno de los discos debut más aclamados en mucho tiempo, Bangalter y De Homem-Christo fueron conocidos por su actitud de renegados y su menosprecio hacia la fama, las etiquetas de su música y lo que el público dijera sobre ellos. Les molestaban las comparaciones con, por ejemplo, los Chemical Brothers; o cuando se referían a ellos como “música francesa”. “Esto es algo global”, insistían. “La música une a la gente, y lo que queremos es que bailen”.

Quizá por este juicio que tenían ante la fama y los medios de comunicación, el dúo decidió siempre basar su imagen en algo que mantuviera sus rostros en una suerte de anonimato. Empezaron con máscaras, e incluso bolsas de plástico, pero no fue sino hasta un par de años más tarde que adoptaron los cascos robóticos. Mientras tanto, ‘Homework’ iba teniendo más y más alcance, Daft Punk representó un hito entre la generación que vivió las fiestas de música electrónica y los raves de la época.

Daft Punk 1997 Cusica Plus

Un álbum, que empezó como un montón de singles espontáneos, grabados rápidamente en casa, fue lanzado sin muchas expectativas, pero tan sólo en el 2001 ya había vendido 2 millones de copias (Virgin había previsto tan sólo 80,000). Nadie realmente se imaginó el éxito que tendría, pero ‘Homework’ no es solamente un conjunto de samples puestos en loop con un buen ritmo y un bajo fuerte, sino que está cargado realmente del alma de sus autores. Eran jóvenes, eran rebeldes, y eran unos genios que amaban poner a la gente a bailar.

En un momento donde las autoridades francesas estaban siendo más estrictas que nunca en cuanto a las fiestas y los clubes, Daft Punk les desafiaba con temas como “Revolution 909”. Cuando los remixes de los más populares temas eran los más buscados en las discotecas, ellos no se conformaban con hacer remixes, sino que reformulaban por completo la canción, dejándola prácticamente irreconocible y ofreciendo un estilo completamente aparte de lo que se escuchaba de forma cotidiana.

 

Daft Punk llegó con ‘Homework’ para rescatar, junto con otra serie de músicos de la movida electrónica, la cultura musical nocturna de Francia, y eventualmente, del mundo. Mientras en Francia los conciertos de rock se tornaban cada vez más aburridos, la gente se notaba sedienta al ir a los clubes. Se aferraron de eso y crearon un álbum donde contenerse es imposible, donde cada línea de bajo se introduce en ti y las emanas por los poros, mezclándose con la energía de los demás y las alucinantes luces.

Veinte años más tarde, a pesar de que el contexto y la escena son otros, ‘Homework’ sigue siendo un álbum innovador, e incluso bastante atemporal, que ha inspirado a miles de artistas -no sólo de música electrónica, sino de rock, o hasta rap. Es un sonido que se mantiene vigente, con la suerte de que el dúo se mantiene fiel a él. Mientras que ‘Discovery’ (2001) es considerada la obra cumbre de Daft Punk, ‘Homework’ es lo que llamamos un verdadero clásico, y un álbum que dio paso a toda una nueva cultura en torno a la música electrónica alrededor del mundo.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: