Este domingo se estuvo llevando a cabo el evento, ‘Música en Tránsito’, una iniciativa de la Fundación Nuevas Bandas de la mano con el Goethe Institut en el cual la premisa era, como su nombre lo indica, el tránsito de personas y artistas con disímiles estilos musicales e ideas pero que sin ningún tipo de conflicto podían compartirlas dentro de un mismo espacio en el que en realidad prevalía el arte como un medio de expresión de las mismas.

Repartidos en tres espacios dentro del Instituto que representaban un estilo o formato distinto: Cantautores, MCs y bandas.

Primero fue el turno de los cantautores en los espacios de la cafetería del Instituto Goethe, en un formato sencillo de voz y guitarra. Primero tomó la tarima Bolívar Caribano con una enérgica interpretación de su trova con vibra de rock and roll y elementos de blues. Una impecable ejecución en la guitarra, acompañada de letras influenciadas por nuestra tierra y las vivencias de la ciudad de Caracas.

Luego vino el turno del veterano Wincho Schäfer, reconocido por su trabajo con Sentimiento Muerto y Atkinson. Estuvo presentando algunos temas de su proyecto solista que nos recuerda al sonido del rock alternativo de los noventas, un poco más calmados que los de su antecesor pero con licks de guitarra bastante hipnóticos, como el de “Sweet Lemon Pie”, cerrando con una interpretación del «Ave María».

Luego nos desplazamos al pasillo que da hacia las afueras de la locación (haciendo énfasis en el transitar, en la disposición espacial) donde todo estaba dispuesto para la presentación de los MC.

El dúo 2Palacausa comenzó con su rap consciente «tranca’o» llenos de críticas a la política, la situación económica, la inseguridad y encendiendo al público con su grito «Quema a un policía». También mucha buena vibra casi sin cansarse al realizar sus interpretaciones.

2palacausa-cusica-plus

2Palacausa. Música en Tránsito. Cúsica Plus

Les siguió el Tao Pai Pai, aunque con un pequeño retraso por el montaje, no tardó en levantar los ánimos de los asistentes. Con un hip hop más fiestero acompañado en un par de temas por la agrupación Los Waraos, con líricas que hablan de los problemas personales, esos que se vuelven universales. Dando su opinión también sobre la situación social en uno que otra canción.

Para cerrar nos ubicamos en la tarima dispuesta en el estacionamiento del edificio donde se presentaría el plato fuerte con las bandas Zombies No y Sofía Insomnia.

Comenzando el hardcore punk de Zombies No, una de las bandas ganadoras del circuito Centro del Festival Nuevas Banda. quienes aseguraron: «Venga el gobierno que venga nosotros seguiremos diciendo las cosas como son». Alma crítica con excelentes músicos que pusieron a hacer headbanging hasta a los raperos. Hardcore con mucho de lo moderno pero con la esencia de ese punk muy al estilo de bandas como Black Flag.

Sofia Insomnia fue la elección perfecta para el cierre. Manejando un género musical, quizás no tan para todos, como lo es el Dark Rock, nacido durante la época del post punk, “cuando la policía golpeaba a cualquiera que tenía el cabello largo y se vestía de negro. Eso tampoco lo podemos olvidar”, comentó su vocalista Kara Febles. A pesar de ello nadie se movió de su puesto cuando impecablemente interpretaron temas tras tema, dedicando a Caracas, “Ciudad en llamas”, dijo Kara: “Ahí podemos meter toda nuestra basura”.

sofia-insomnia-cusica-plus

Sofía Insomnia. Música en Tránsito. Cúsica Plus

De parte de todas las bandas y artistas se debe destacar un increíble performance con muy pocas fallas, pero las que hubieron fueron afrontadas de la manera más profesional sin nada que envidiarle a ningún artista extranjero.  

El punto del evento estuvo bien representado al ver como artistas, al igual que asistentes, con diferentes visiones del arte, la política y la sociedad podían convivir así como compartir en un mismo espacio sin discusiones o conflictos alguno. La música, las ideas, el respeto, fueron los elementos que hicieron de una tarde de domingo, muy distinta a lo que vivimos día a día. En la calle, en cada cola, en cada espacio de nuestra ciudad podríamos convivir de esta manera si la cultura fuese nuestro punto de encuentro.

En este sentido es relevante resaltar la importancia de estos eventos sin una tolda, cartel o pantalla con el rostro o los nombres de ningún partido, reconociéndonos a nosotros mismos como iguales y ciudadanos de un país que necesita que de las contradicciones que puedan haber de todas las distintas formas de pensamiento surjan soluciones efectivas para su bienestar.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: