Alan Salonen y Vince Rossy son una pareja de fanáticos de Adele que asistieron a una presentación del Live 2016 de la cantante en Staple Center de Los Ángeles y tuvieron la suerte como algunos otros en anteriores conciertos de ser invitados a la tarima para hablar un momento.

En la breve charla que mantuvieron con la intérprete de “Hello”, la pareja tuvo el coraje de invitarla a su boda el próximo mes a lo que respondió: “Amaré asistir”. Con un poco de preocupación uno de los novios le preguntó por su tarifa y ella dijo: “No te preocupes lo haré gratis”.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: