7   +   6   =  

Al iniciarse el fin de semana pasado la Comic-Con internacional en San Diego, California en Estados Unidos la banda Slayer fue la encargada de llevar la música al evento de apertura en el House of Blues de la ciudad.

Mientras la banda se preparaba para comenzar Tom Araya, bajista y vocalista de los pioneros del thrash metal, pregunto a los asistentes “¿Chicos van se están animando?” cuando de repente un escupitajo lanzado por alguien cercano al cantante cayó en su franela causando mas que molestia, sorpresa en él que simplemente se quedó preguntándole al victimario “¿Por qué fue eso?” en diferentes oportunidades.

El acto causo indignación en los otros fanáticos que pidieron que se sacara del recinto a la persona que había escupido a Araya.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: