Ayer domingo 25 de noviembre, Guns N’ Roses dijo presente en el gran premio de Abu Dhabi de F1 y para cerrar la fecha de carreras, la banda se presentó, sin embargo, no pudieron terminar completa el show por problemas estomacales de Axl Roses.

Desde el inicio del concierto, el cantante había advertido al público que no se encontraba en el mejor estado de salud, y que había vomitado en varias ocasiones antes de subir al escenario, sin embargo querían realizar el mejor recital posible.

Estaba previsto que durara al menos tres horas el show, pero al pasar la hora y media, se hizo imposible que Axl siguiera de pie y con energía frente a la multitud, por lo que tuvo que abandonar; aunque antes complació a todos al cantar su clásico “November Rain”.

En las casi dos horas, lograron interpretar también los éxitos “Welcome To The Jungle”, “Sweet Child O’ Mine” y otros 15 temas del repertorio.

Tanto Slash como Duff McKagan se expresaron rato después en Twitter, afirmando que Axl hizo todo lo posible para culminar el show, pero fue humanamente imposible por lo que se merece todo el apoyo.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: