Desde cantar de muy jóven ante el jurado del programa francés Nouvelle Star y hacerlos llorar por su poderosa voz, hasta presentar sus canciones en conciertos y eventos de empresas grandes como Apple TV 4K, el venezolano Yadam ha logrado conmover con su música a una gran cantidad de público, no solo en el lengua francesa, sino también en español y en inglés, idiomas que forman parte de sus raíces y crianza, mientras sigue en el descubrimiento de su arte como intérprete trilingüe con grandes capacidades interpretativas, de escritura y como compositor.

Yadam Andrés, originario de Maracay, Venezuela, y quien luego tuvo que irse de muy pequeño a Estados Unidos, para luego regresar a Venezuela muchos años más tarde, comenzó su camino hacia la ciudad europea cuando, en un concurso de música que ofrecía la Alianza Francesa para participar en el “American Idol” de allá, Nouvelle Star, se ganó la oportunidad y, con tan solo 18 años, partió a este nuevo mundo al cual, después de quedar de segundo lugar, continuó su camino para convertirse en el artista pop alternativo que vemos hoy en día, lleno de creatividad, sueños y mucho amor en su presencia. 

Fue en el 2020, después de dos años de trabajo y conciertos, que ofreció su primer EP llamado SAFEPLACE, que salió, además, días antes de que el mundo fuera puesto en confinamiento por la llegada de la pandemia. Esta consistía en un proyecto trilingüe entre pop soul alternativo y sonidos electrónicos que comparten su historia acerca de sus vivencias como inmigrante en Francia, lejos de su familia y con una doble cultura.

Pero, ante toda la situación, el chico ha logrado llegar a famosas listas de Spotify como Latin Pride, Fresh Finds Latin, Out Now y Top Mundial, que a su vez le brindan más visibilidad a su desarrollo como artista que presenta sus tres áreas geográficas con un mensaje que busca acompañar a los que más lo necesitan.

El dia de ayer lanzó su primer adelanto de lo que será su próximo álbum SAFEPLACE (Safer Edition), que verá la luz a mediados de mayo, y se trata de Nada Es Seguro, un tema que ya tenía escrito desde hace varios años, pero que esta vez decidió trabajar a la mano del productor Max Lunel y con la mezcla de Chris Allen. Es una canción compuesta por el mismo artista que habla sobre el temor de perder a un ser querido. Pero, ¿qué más nos querrá decir Yadam con este lanzamiento?

En conversaciones con el cantante platicamos, no solo sobre el mensaje e interpretaciones que puede haber detrás de este nuevo tema y vídeo musical, sino también sobre experiencias pasadas que formaron al Yadam de hoy en día, sobre el entorno social y los retos que enfrenta un artista perteneciente  a la comunidad LGTB+, inspiraciones musicales, experiencias inolvidables, entre otros puntos.  

Esta es una canción que incluso publicaste en tus redes (sólo un pedacito) en el 2019 con la descripción de “04-21”. ¿Cuál es la historia detrás de todo esto? ¿Cuál fue la razón de sacarla dos años después? ¿Esa fecha significa algo especial o fue una trampilla?

Lo de la fecha fue una trampa porque hace unas semanas, antes de anunciar el lanzamiento del nuevo disco, borré todo lo que tenía en mi feed de Instagram y deje nada más ese video, y aproveché de ponerle esa fecha como para dar intriga de que iba a sacar esa canción. 

La verdad es que en el 2019 ya había pasado la etapa de componer canciones, porque en el 2018 escribí mi primer disco con las primeras canciones, y fue en el 2019 que empezaron los conciertos; sin embargo, nunca había sacado música y hecho conciertos al mismo tiempo, y en esa época simplemente quería ver cómo mis composiciones iban a trabajar, si a la gente les iba a gustar y también quería aprovechar para ir creando una especie de público que fuera a esperar ese 2020 para la salida de mi disco. Para ese entonces (2019) y como actividad extra,  yo trabajaba cuidando a niños –en ese momento cuidaba solo a uno– y siempre que iba a su casa, cada vez que el niño comenzaba  a jugar Playstation, yo me iba al otro cuarto a tocar el piano, entonces con ese piano yo subía videos de lo que me saliera en el minuto. A mí, el tocar el piano me inspira mucho y es el momento cuando naturalmente me salen canciones; no me pasa lo mismo con el piano electrónico que tengo aquí en mi casa. En ese entonces grabé eso, lo subí a Instagram, y se convirtió en el video que más fue compartido, ‘likeado’ y comentado de mi cuenta. A partir de ahí generé mucho más público, a lo que poco a poco seguí subiendo más videos míos con ese piano. 

La única canción que guardé de todos esos videos que subí (grabados en un lapso como de tres meses)  fue la de Nada Es Seguro, canción que incluso comencé a cantar en los conciertos para la hora de apertura, entraba con todo el escenario oscuro, solo está el piano, y de la oscuridad yo comenzaba a cantar como de sorpresa. A raíz de eso, muchas personas me preguntaban que cuándo iba a sacar ese tema y yo respondía como “ya va” porque en ese momento estaba dedicando al nuevo disco que iba trabajando desde el año anterior, así que no me parecía que fuera el momento adecuado.

Una vez listo ese primer disco, ahora estoy trabajando en el segundo que va a salir en mayo, y la primera canción que salió es esta, Nada Es Seguro, con la que me siento muy emocionado y feliz  porque siento que es mi mejor canción, y porque también es la que me lleva a  un proyecto más centrado al cantar en español, porque mi primer disco fue bastante inglés con un poco de español y un poco en francés. Ya este segundo es como una continuación del primero con dos canciones en español y una más en inglés, y el álbum, que Dios mediante sale a finales del año que viene, va a ser casi que 80% en español, porque al público de aquí está bastante encantado con mi español y me siento como más conectado  con mi musica  a traves de esa lengua, algo que descubrí NES.

¿Qué quieres que la gente se lleve de Nada es Seguro?

Que entiendan que la frase puede ser muy sencilla pero a la vez muy horrible por eso mismo, de saber que nada en la vida es seguro. Hay dos opciones: tú puedes vivir la vida todo paranóico por ese mismo pensamiento, de que nada es seguro y estando siempre  a la expectativa de que todo va a salir mal o que todo se va terminar en algún momento; o decidir irte por el camino de saber que esa afirmación existe, que nada en esta vida es seguro, pero con la decisión de vivir todo como si hoy fuera el último día de tu vida porque quieres disfrutar y no tomar nada en vano. Yo me voy por ese último camino y por eso creo que soy  tan apasionado por las pequeñas cosas y pequeños momentos de la vida, porque  justamente, nada es seguro; por ejemplo, mañana o tal vez la hora siguiente a la que estamos no sabremos si estaremos aquí. 

Entonces, a pesar de que sea un poco triste, porque no todo es para siempre y uno quisiera asegurar todo y tenerlo para toda la vida, al final eso es la vida y de eso se trata, y por ello hay que asumirlo. Cuando uno asume y entiende cómo funciona la vida, es más fácil vivirla; cuando sabes que nada es seguro y que todo temporal –quizás unas cosas duren y otras no– sabes que tienes que vivirla al máximo y, por lo menos, si algo termina, que te quedes con el lindo recuerdo y vivas con eso. 

Ese creo que es el mensaje global de Nada Es Seguro, pero creo que también tiene un aspecto mucho más profundo del cual me he querido afincar, que es la razón por la que salió el contexto como tal, y es de cuando tuve mi primera relación con un chico cuando tenía 17 años, que además era mi mejor amigo. Yo en ese momento, descubriendo el amor por primera vez, me decía “aqui es, este es el amor de mi vida”, porque la conexión era tan increíble que yo ya decía que eso era para siempre; y lo más duro fue que, lo que nos separó al final, no fue algo de nosotros mismos o la distancia, sino las opiniones y el punto de vista de los demás, algo que uno tal vez no se de cuenta al momento. Era ese hecho de que unas personas vieran que el ser homosexual no era algo bueno, y también el estar rodeado de familiares religiosos, que era neustro caso, lo que nos complicó. 

Lo que más me costó fue que él me dijo que no podíamos estar juntos, no porque él no quisiera, sino porque no podía defraudar a su familia o permitir que lo miraran mal, algo que me dolió porque no era yo el problema sino nuestro alrededor. Para mí es importante contar mi historia porque, cuando yo buscaba sanar ese sentimiento, me encontré con otros amigos y amigas que hice en ese entonces a los que les pasó exactamente lo mismo, que muy poco lo habían hablado porque no tenían dónde ¿sabes? Entonces yo aquí me lancé para que otros se pudieran identificar, porque siempre es bueno que otra persona repita el mensaje y lo rectifique, y por eso en el video he decidido poner a dos chicos abrazados. En ese instante, el abrazo es como todo lo que me imagino en mi cabeza que puede suceder, que el abrazo no es algo eterno y que en algún momento se va a ir, pero al final vuelvo a ver que sigo abrazándolo, dándome cuenta que si lo tengo a mi lado aún, pero a su vez  con el conocimiento de lo que va a pasar después debido al entorno en donde estamos.

Ya que mencionaste el tema del video ¿Qué nos puedes contar de tu experiencias trabajando con la argentina Julieta Fernández para el videoclip? ¿Sientes que te llevaste alguna enseñanza? ¿Cómo fue el proceso de contactarla para trabajar juntos?

Trabajar con ella fue genial porque yo ya tenía el sueño de hacer algo en 3D, y fue por cuestión de suerte que un día estaba viendo stories en Instagram y vi algo que publicó esta banda que sigo llamada Lido Pimienta, una banda de Canadá, y resulta que Julieta un día les hizo como un fan art y lo subió, a lo que la cuenta de la banda lo subió en estilo repost. Yo en ese instante pensé “que genial este trabajo”, a lo que fui a su cuenta y le escribí, porque yo siempre que veo cosas que me gusta en Instagram, lo sigo y envío un mensaje. Le dije “me encanta lo que haces , ojalá logremos hacer algo juntos”. Aquí mi equipo en Francia normalmente tiene todo preparado y planificado, pero es esta ocasión yo fui quien dije lo que queria hacer y con que canción lo quería, porque ademas ya tenía visto lo que Julieta había hecho, que era como esta chica que estaba flotando, con figuras alrededor de color negro y gris, y dije: “wow, eso es lo que quiero”, por lo que agarré, lo combiné con mi maqueta de NES y le volvi a escribir diciendo: “esto es lo que quiero hacer”. 

Empezamos a agarrar el contacto y terminó siendo super chévere el trabajar con ella porque, además, aprendí de su historia, que ella es una artista trans, y me encantó porque, yo sin querer queriendo, contacté a una persona que también sabe lo que significa ser parte de la comunidad LGBT+ y sabe lo que se siente ser diferente ante la norma. También sabe lo que es pasar por un momento difícil porque, en su caso, asumir su transexualdiad en Argentina no fue sencillo, y sin embargo, ella es feliz porque su familia la aceptó y siempre la ha ayudado, ella siempre resalta que es feliz pero que está clara que no es el caso para todos, entonces me pareció super cool que lográramos hacer este trabajo juntos, porque ella tambien vivio algo parecido a lo mío. 

Da risa porque mientras trabajamos yo no sabía si a ella le estaba gustando la canción o si solo lo hacia por trabajar, y al final, cuando terminó de editar el video me dijo: “es que esta canción me hace llorar porque me habla tanto” y me contó una historia personal de ella incluso, y ante esto yo digo: que loco que nos hayamos encontrado así y hayamos hecho esto. Yo, desde un principio, hablé con ella sobre lo que queira de inicio a fin , y estuve con ella a través de Zoom por largas horas, viendo cómo ella editaba, cómo ella hacía todo, e incluso intentamos que la figura se pareciera un poco a mí (risas) para que apareciera algo de mí en él, mientras que la otra persona no se parece en nada al chico que me hizo escribir la historia, pero él sabe que esta canción y video existen por todo lo que vivimos.  

Trabajar con Julieta fue genial, además que dirigir mi primer video con ella al estilo 3D  fue increíble porque ella es super paciente; duró como dos meses editando –yo diría– y si en ese momento hubiera sabido que iba a sacar un disco en el mes de mayo, hubiera hecho todos los visuales de las canciones con ella y hubiese sido todo un proyecto 3D, pero por ahora es esta canción y en serio está muy bonita. Al principio iba a ser todo coloreado pero yo dije que no, porque  me gusta que uno se sienta como en un vacío, como en un minimalismo entre el gris y el negro, porque es más profundo, porque como que le falta algo pero a la vez no le falta nada, y esa particularidad me encantó.  

Veo que, en verdad,  tus proyectos siempre están acompañados de artes y audiovisuales bastante creativos, con mucho concepto y donde tú apareces en la dirección o creación de ideas ¿es el audiovisual un área que te gustaría explorar más a fondo? 

Sí, de hecho estoy muy agradecido de poder hacer un material que traduzca lo que tengo en mi mente, y por eso también he tomado tanto tiempo en hacerlo, porque no es fácil encontrar a personas que entiendan tu visión y más cuando eres un artista independiente viviendo en Europa. Ese encontrar artistas que quieran trabajar contigo, también requieren de su remuneración y obviamente tiene ciertos precios que, cuando eres artista e inmigrante al mismo tiempo, es complicado ser el que tenga que pagar por su propios proyectos, porque no solo es el mantenerse uno mismo, sino a toda la familia (mi caso). Es algo que se tiene que equilibrar, pero gracias a Dios siempre me he encontrado con artistas geniales con los cuales puedo mantener el budget –que he luchado por tenerlo– y aprender. 

Con Julieta fue particular porque ella está en Argentina y me dijo que normalmente trabaja con un precio en específico que, al traducirlo a euros, era una cantidad que no le llega ni por la mitad a los presupuestos de acá, ¡era un precio muy bajo!, por lo que yo le dije que le pagaría mucho más, y eso es lo que hicimos, porque también me hubiese sentido mal si me hubiera aprovechado de esa situación.

Pero sí, el concepto es algo que siempre pienso y desarrollo con mi manager, Jean Michel,  mi segunda mano, al enviarnos videos, imágenes, artistas, obras, y vamos viendo con quiénes podríamos irnos. Hasta ahora he trabajado con un solo fotógrafo porque es el que mejor me entiende, y ese es Héctor Abela (@kidleto), que resulta ser también una persona de la comunidad LGTBI –te lo juro que no lo busco, es algo que me llega– y se siente super bien. Todo es un compartir, y más adelante mi sueño es seguir explorando. Si tuviera muchísimo dinero, claro, hacer algo como lo que hace Melanie Martínez, que es una artista que amo, desde sus canciones hasta las fotos que pone en Instagram, que están sobre saturadas con su concepto de su universo, me encantaría hacer algo así. Por ahora lentamente estoy creando mi concepto y, si Dios lo permite y llego a tener más medios, ir dirigiéndome a ese mundo.

Y a parte de Melanie, ¿qué otros artistas sientes que están en tu lista de ídolos e inspiración para tus proyectos?

Ok, de principal está Florence and The Machine, que la AMO. Una anécdota super loca es que, una semana antes de empezar mis conciertos, fue su concierto en París, al que fui y hay una canción donde ella busca a alguien en el escenario (vale destacar que de 40.000 personas) para cantarle la canción, y ese alguien fui yo, y siento que eso fue un mensaje del destino. Eso me dio mucha fuerza, me quede como “me bendeciste, Florence, quedé bautizado” (risas).

James Blake es otro artista que admiro muchísimo. Arca, la amo a morir, incluso el otro dia me envió un mensaje y lloré (se ríe) porque además,  aquí en París he logrado llegar  a la mente de otros artistas que admiro mucho por menciones y esas cosas, y una de mis grandes metas es hacer un trabajo en el que puedan empezar a hablar de mí, como por ejemplo, en un podcast: Beto de Rawayana me mencionó, y muchos me empezaron a  escribir diciendo “hey, escuché de ti en un podcast”, cosa que me agradó muchísimo. También en esa lista están RY X (soy super fan), Banks y Aly X que me encantan.

¿Cuál ha sido el mayor reto al que te has tenido que enfrentar dentro la industria? ¿Has tenido encuentros difíciles con personajes dentro de ésta? 

Creo que el principal reto ha sido el ser un artista que se asume trilingüe, y que empezó a componer su propio disco intentando buscar su imagen e intentando complacer al público francés como al público venezolano y al americano, porque también me crié por mucho tiempo en Estados Unidos, entonces tengo esa tres partes y también estaba el reto de salir de un show de televisión, donde todo era pop y todo era francés, para luego decir “ok, ya que tengo esta visibilidad, ahora quiero hacer algo diferente en mis tres idiomas distintos”. Era el tratar de salir de esa imagen de artista pop a poder generar mi propio estilo de música y ver cómo iba a hacer para que llegara tanto a Venezuela como a Francia, sobre todo estos dos países, y también entraba el cómo avanzar en Francia sin dejar a Venezuela a un lado y viceversa, básicamente el ser un artista internacional, ese ha sido como el mayor reto. 

Pero con este nuevo disco siento que ya estoy dando paso a eso. Con mi primer disco, fue todo muy triste porque a la primera semana comenzó el confinamiento mundial y no pude hacer nada con la promoción que pensaba porque, incluso, me iba a ir de gira por Europa con un grupo que se llama TORA, y esa iba a ser mi manera de llegar al público europeo, pero no se dio, lo que me puso muy triste; sin embargo, las redes me permitieron que la música llegase a varios públicos y ahorita tengo a muchas más personas que antes, con público tanto venezolano como francés. Siento que ahora que estoy lanzando cosas, ya saben que soy ese artista que les puede cantar en español, en inglés, o en francés, como lo sienta en su momento, pero con una estética específica. Ya creo que la gente me sabe identificar y, si es así, pues ha sido mi mayor logro pese a este gran reto. 

Hay una canción que habla de una persona en particular, y sobre todo acerca del medio de la TV. Ya te dije que salir de un show de TV es complicado porque de una eres visto como el que cantó en ese concurso y en tal temporada, y normalmente todos los que participan en eso, no salen de ahí, pero yo no quería quedarme con esa experiencia y ya; quería hacer más música y salir, estar afuera, y en ese show conocí a muchas personas que decían que estarían ahí para mí, que me iban a apoyar, pero cuando les presenté mi proyecto y lo que quería hacer, diciéndoles que yo no tenía nada, que venía de Venezuela, que nunca había escrito pero que quería seguir avanzando en la música , dijeron “ay, no, eso es muy complicado”, por lo que me quedé  como “ajá, pero todo lo que me dijiste de que me ibas a ayudar, ¿qué pasó? no me abandones ahora”. Y bueno, hay una canción que se llama WWYE (what were you expecting) –saldrá después de este mes– que está dedicada a todos ellos que me dijeron que me iban ayudar, sobre todo esa artista que se puso a llorar con mi presentación,Cœur de Pirate. Es como una pregunta acerca de ese no cumplimiento de promesa pero demostrando que continué con mi sueño. 

Es una canción que trata sobre no creer a promesas falsas, y fue muy duro para mí porque fue  un momento en el que me sentí muy solo, pero gracias a Dios encontré a mi manager, que fue quien me recogió de mi depresión. El abandono es muy fuerte, y más cuando llegas a un país nuevo y todo pasa como de un solo golpe. Cuando escribí esa canción estaba muy deprimido, pero ahora lo veo como un “en tu cara”, como una demostración de que pude avanzar y decir “mira lo que estoy haciendo”. 

Pero, sí me gustaría recalcar el tema de que lo que uno ve en la televisión no es lo que uno cree. Mi historia fue real, lo que yo viví fue real, porque yo de verdad verdad llegué sin nada en los bolsillos, pero lo que dijeron los demás no es real y en esta industria no puedes creer en las palabras de nadie; cree en lo tuyo porque es lo que quieres hacer y sigue buscando la manera de que eso se dé, siempre cuidando tu comunidad, porque eso hará que avances. Yo seguiré haciendo música, y si la gente quiere recibir, genial, y así iremos viendo. Desde lo que me pasó con la Cœur de Pirate no confío en palabras ajenas, y cada vez que alguien quiere prometerme algo digo “gracias, ya veremos”. 

Y  a pesar de toda esa experiencia en el show de TV y vivir esas, digámoslo así, consecuencias, de lo que es el mundo del entretenimiento ¿qué fue lo que más aprendiste de todos esos meses en Nouvelle Star?

Aprendí que uno tiene que saber lo que está haciendo o va a hacer antes de desarrollarlo, porque siempre te venderán la industria como lo mejor que hay y no es así. No hay que tomar la vía fácil, que no hay que creer en falsas promesas que te dicen las personas, y si de verdad quieres hacer algo, no confíes en palabras de nadie, solo hazlo y no tomes la vía rápida, porque es mejor llegar a algo que haya tomado años porque, como dice mi mamá, el hacer algo que llega super rápido, asi de rápido se va a ir. 

Hay que ser prudente, pensar las cosas, tomarse su tiempo, y no querer apurarse, sino vivir las etapas. Estoy feliz de no haber ganado el show porque me permitió que todo se parase y que me explicaran cómo funciona todo realmente, y ahí me dije “menos mal”, porque sino de una me hubieran mandado a hacer un disco en francés y, si eso hubiera pasado, sería más que todo conocido aquí y no en otras partes, esas son cosas que no quiero. Pero gracias a que no gane tuve esa segunda oportunidad de decir “ya va, mira como son las cosas y prepárate para lo que es”. 

Entonces a todos aquellos que me dicen: “yo quiero ser cantante, quiero hacer un show de canto, quiero ser famoso” yo les dije “ya va, eso no es lo que te va a dar la fama, no te dará lo que tú quieres”. Si vas a ir a eso, ok, ve, pero entiende que no es cómo te lo pintan. Así que prepara tu música primero, porque yo prefiero que hagas una vida artística normal a que hagas este tipo de shows. Es el saber no tomar la vía rápida por desespero. 

¿Cómo te sientes al haber llegado a  las listas de Spotify como Latin Pride, Latin Fresh Finds, Mixto y más?

Me siento super feliz porque aquí en Francia me han dicho mucho que mi proyecto no va a ir a ningún lado, más que todo aquí en la industria francesa, porque se creen que saben cómo se hacen las cosas y cómo yo lo hago todo solo porque me encanta, siento que puede ser una desventaja y “motivo” para que te desanimen muchas veces. Cuando digo Francia, no me refiero al público, sino a la industria. Cuando de repente llego a listas de América, tú te quedas como en shock porque no sabes cómo llegaron a esas canciones, y es muy cool. Cuando vi mi aparición en el playlist, salté de la emoción y mi manager me preguntó “ ¿a quién llamaste?” y yo le decía que a nadie, no sabíamos cómo había pasado, porque ¿cómo iba a pensar que alguien de Estados Unidos me iba a poner en esta playlist?, y más que todo las de Latin Pride porque ¿cómo sabían que soy homosexual? (risas) pero lo supieron y me pusieron ahí, como que se me ve en la cara. 

Cuando ves que afuera se está escuchando tu música es cuando te das cuenta que tienes razón al hacer lo que estás haciendo, y puede que pase lo mismo con NES, así llegue como no llegue, pero la verdad es que nadie sabe la verdad absoluta de lo que va a pasar, así que, si tienes que hacer algo, HAZLO y deja que fluya, deja que nazca lo que tengo que nacer. Yo solo le quiero decir gracias a esas personas que me pusieron en esas playlist y es muy cool porque, sobre todo con esta segunda canción WWYE, queremos que se escuche bastante, porque es para todos aquellos que aquí nos han querido cerrar las puertas y decir que no es posible hacer música, porque sí se puede, y porque al final lo que hace que sigas adelante es la perseverancia y el hacer las cosas con el corazón. Y es todo muy lindo porque hasta recibí mensajes de fans que llevan la cuenta de los streams de Spotify, de gente que me dice que están orgullosos de mi música y así. En el confinamiento tuve la oportunidad de crear comunidad también y hablar con varios seguidores, y estoy viendo todos esos mensajes llenos de amor de como vamos creciendo poco a poco. Ojalá que con Nada es Seguro lleguemos a más personas y que, con el nuevo disco, vayamos llegando a muchas más, yo simplemente lo seguiré haciendo porque me encanta. 

Has salido en varios artículos que hablan sobre el apoyo a la comunidad LGTB+, ¿qué sientes qué es lo que más destaca en la música queer-estilo Sam Smith, Arca, Troye Sivan? 

Sí veo que hay una diferencia. Es interesante porque siento que los artistas LGTB+ tenemos como más ganas de desafiar la manera de hacer música tradicional. No sé porque tenemos una tendencia experimental, como Arca, o también Sam Amith, quien es como lo más mainstream que tenemos como artista queer y es cool. Pero en general es cómico como escuchas una música y sabes que tal artista es queer, porque hay un mood y un feeling, y siento que lo que tenemos en común es que nuestra música tiene un vibe entre lo oscuro y la luz: Arca y Troye Sivan, por ejemplo, porque la voz puede ser dulce pero la producción tiene algo dark y profundo. Siento que esta generación de 20 en adelante (la nuestra) estamos como más en un punto intermedio, porque la generación z ya son como más abiertos al tema, pero nosotros estábamos como en la última transición, porque cuando yo tenia como 10 años todavía se hablaba tanto de esto y la influencia de las redes no era tan fuerte, y yo cuando tenía esa edad, Arca tendría 15 o 16, al igual que Troye. 

Entonces estamos entrando en una era donde podemos empezar a hablar de este tipo de música pero, nuestra generación, todavía con ese toque de profundidad y el dolor que sentimos, recordando lo difícil que fue en su momento, y eso se siente en la manera de hacer la producción, en la forma de escribir. 

Siento que en el caso de artistas queer que tienen hoy en día menos de 15, para ellos la música es mas funny porque no pasaron por tanta dificultad… ojo, sigue siendo difícil pero la conversación es más abierta a nivel general. En cambio, de la generación de 20-30 años actualmente, nuestra música todavía tiene ese aspecto triste y fuerte, que se puede mostrar tanto en el texto como en la producción. En mi caso creo que puede ser más en el texto, porque no creo ser tan experimental como Arca. Pero es muy cool porque lo más bonito de escuchar estas canciones es el sentirse entendido, y otra cosa que encuentro en común con respecto a la música y la comunidad LGBT+ es que, o nos gusta la música super vibe eléctrica estilo Lady Gaga y Dua Lipa, o estamos en la depresión al estilo Arca o Lana del Rey que te hacen reflexionar, porque algo importante es ver cómo la música se ha convertido como en nuestro safe place, que incluso fue el nombre de mi primer disco. La música ha sido nuestra forma de escaparnos y de expresar lo que no podemos mostrar en la sociedad; eso era el llegar a nuestras casas, subir al cuarto, cerrar los ojos y ser nosotros mismos. 

Hoy en día, gracias a Dios, ya podemos decirlo al aire libremente, por lo menos aquí en Europa, pero cuando me fui de Venezuela todavía no lo decía tan abierto, sin aceptarme como era realmente, y por eso es que con Nada Es Seguro le voy a tirar chispita a la situación, porque quiero que sea un tema del que se hable en el público venezolana, para poder indagar más en esta conversación, porque yo puedo estar aquí en Europa pero me encantaría ir a Venezuela y ser libre de ser quien soy. Quiero ser uno de esos artistas que siga alimentando esa conversación en América Latina, porque la música está aquí para  marcar y hacer la diferencia. Tal vez mi mensaje aquí es hacia el inmigrante, pero para Venezuela puede ser lo que estoy aprendiendo acá, que es el mensaje de aceptarse siento queer, sobre todo yo viniendo de una familia religiosa y sabiendo cómo es la cosa, porque yo sigo siendo creyente en Dios, porque está naturalmente en mí, sigo creyendo en él y ha sido importante para mí buscar el equilibrio en lo que quiero creer y amar, y sobre todo en cómo ser yo. Es importante que sea una conservación que se dé realmente, y que los que todavía no se adapten, que lo vayan haciendo poco a poco, incentivando ese tema. Al final amor es amor y no entiendo porque hay personas que no permiten el dejarse querer. 

¿Cómo sientes que ha sido tu trayectoria como artista de la comunidad LGBT+ ante tiempos donde todavía existe la intolerancia dentro de muchos grupos sociales?

La verdad es que, yo me acepté ya estando acá, y porque justamente me rodeé de personas que me ayudaran a sentir seguridad. Tuve miedo de hablarlo al principio, incluso me dio miedo decírselo a mi familia; entonces, entre el ver cómo lo anunciaba y a quién le daría la noticia primero, llegó la oportunidad de aparecer en un artículo en una revista llamada Tetu, revista LGBT+ más importante de Francia. Ahí hablé sobre mi homosexualidad por primero vez y lo que hice fue enviarle eso mi familia.

El apoyo de las personas que me siguen siempre fue positivo, creo que lo que ellos ven en mi siempre es mi corazón, y eso es lo bonito y lo que aprecio de mi personalidad, que me ha permitido tener a personas que me aceptan por lo que soy y no tanto por lo que no hago o hago. También pasa que mi imagen siempre ha sido como de chico bonito e inocente, y eso ha ayudado a que, cuando digo cosas respecto al tema, las personas digan como “ains que cuchi, que bien” y es muy lindo. Yo pensaba que todo iba a ser polémico, que me iban a juzgar y que no tendría seguidores, pero gracias a Dios todo fue recibido con mucho amor, mucho apoyo, nunca he sentido o recibido mensajes de odio y me he sentido bien seguido. 

Aquí en Francia todavía, al salir a la calle, es un tema que es bastante difícil de manejar, porque aún no es muy bien visto el salir con tu pareja con la mano agarrada, pero ahí es cuando ves que virtualmente es más acertado que al público exterior. Ahora, a nivel virtual, me he sentido muy apoyado, y siento que lo más importante es seguir hablando de esto hasta que ya sea normal. Quiero que el mundo sea tan safe como es cuando vas al concierto de un artista queer, donde todos sienten que pueden ser ellos, que pueden ser quienes son realmente, y por eso también, en parte, estoy triste de no poder hacer conciertos todavía, porque en uno de los últimos conciertos, por ejemplo, me sentí muy feliz porque la mayoría de fanáticos eran de la comunidad y todo era espectacular, eran personas que se identificaban mucho con uno y que se sienten bien en ese ambiente seguro. Quizás no pertenezcan a la comunidad LGTB pero siempre hay algo que nos conecta y es la música. Me he sentido muy apoyado y por eso siento que hoy en día tengo la fuerza de asumir esa conversación y dar más semillas a la misma. No le tengo miedo a nada, porque al final estoy feliz conmigo mismo y quiero que otros también estén felices, y eso es lo que me motiva  seguir hablando es esto. 

Varias veces has compartido tu historia y lo duro que fue tu camino hasta donde estás, donde siempre resaltas lo importante que es levantarse ante los golpes duros que la vida te va a dar, y me parece que ese es un muy buen consejo para las próximas generaciones. Ahora ¿cuál ha sido (o sientes) que ha sido el mejor consejo que te han dado y que otro le darías a todos aquellos que quieren empezar en el mundo de la música?

Hay dos, y el primero es uno muy cliché (risas), e incluso fue de una de las personas que más me decepcionó, pero es el de seguir tu corazón; sé que suena ridículo pero cuando tomas decisiones siguiendo al corazón y te juntas con personas  con las cuales tu corazón se siente bien, sea a través de procesos más duros que otros, las cosas se te van a dar como quieres y como sea que se den, y así es como e ha funcionado a mí. Te den resultados buenos o malos, cuando son negativos por lo menos sabes que lo hiciste de la mejor manera y vives con la conciencia limpia. Yo hago todo con el corazón, a veces puede que me vaya muy rápido al tomar decisiones con el corazón, pero por eso también es importante tener a personas queridas a tu alrededor que te ayuden a tener una visión diferente de las cosas y que te digan: “hey, hold on, espérate un momento” para que, sigas tomando decisiones que hagan sentir bien a tu corazón, pero con un poco mas de mentalidad y razonamiento por delante. 

Entonces este consejo te lo voy a juntar con uno que mi mamá siempre me recuerda y es el de Caballo Viejo de Simón Díaz; incluso hay una canción en mi disco que se llama ¿Qué Hago Si Se Cae Todo? que voy a publicar tal cual como está en la maqueta y como lo produje esa misma noche, de forma sencilla y cruda, porque el texto es lo que más me importa, y es esa metáfora del mismo Caballo Viejo del Tío Simón, porque mi mamá siempre me dice que es sobre un caballo que sabe que el tiempo se le va y pronto se le irá su momento, y que por eso mismo intenta aprovechar su vida al máximo. Con esta metáfora de Caballo Viejo mi mamá me recuerda a veces “ya va, Andrés, aprovecha el tiempo que tienes, tómate tu tiempo pero hazlo bien y con el corazón para que ese tiempo valga la pena, pero ya sabes que no es eterno”.  Es el buscar un equilibrio en aprovechar las oportunidades pero dejar que todo ocurra a su tiempo. Esa canción de Caballo Viejo, junto a Tonada de Luna Llena, son mis favoritas de Tío Simón. En una de mis canciones, Si Se Cae Todo, digo “¿qué hago, mamá? el caballo ya llegó y me quiere llevar” que da ese mensaje como si mi tiempo ya se estuviera acabando y quiere que me vaya con él, cosa que no quiero. Cierro el disco con esto porque al final es eso de lo que todo se trata, el tiempo no es para siempre pero, así como no es para siempre, no hay que apurarlo o forzarlo, hay que tomarse el tiempo de hacer las cosas bien y con el corazón. 

Y ya que mencionas a tu mama ¿quiénes dirías que han sido tus mentores o acompañantes fijos a lo largo de este proceso?

Hoy no sería el artista que soy si no fuera por mi manager Jean Michel, que fue el único francés que quiso agarrar a ese niño perdido que vino de Venezuela sin nada, y vio en él algo con potencial y me dijo “yo te voy a ayudar” e hizo todo lo posible para que lograra todas estas cosas. Fue así como me lo dijo esta artista francesa, él también me lo dijo, pero la diferencia es que él estuvo dispuesto en hacerlo de verdad y sigue creyendo en mí a pesar del tiempo que ha demorado. A Jean Michel le llevaré el primer premio que llegue, porque él ha dedicado mucho tiempo a mi carrera y estoy muy agradecido. 

En todo este camino musical ¿cuál ha sido una de las experiencias más inolvidables que has vivido y sientes que marcaron al Yadam de hoy en día? Además del concierto de Florence

Fijate, es una anécdota super cortica y simple, y pasó cuando yo tenía como 11 años, fue como la primera seña de que esto era para mí. Yo subí mi primer cover de YouTube cuando seguía viviendo en Estados Unidos, y la primera persona que compartió ese cover en Twitter ahora es una superestrella internacional, y esa personita es Ariana Grande, ella fue la primera persona en compartir mi video y eso me ha seguido toda la vida porque, tal vez no se acuerde de ese cover y de ese niño, pero eso para mi fue una pequeña señal de que “ok, esto es lo mío”. Yo a los 16 o 17 nunca me imaginé que iba a lograr lo que pasó cuando tenía a los 18, que era el convertirse en cantante; yo en ese entonces quería hacer política, y cantaba como hobbie, pero la vida fue dándome golpecitos que me guiaban hacia el camino musical, hasta que al final terminó haciéndolas de golpe en este show de TV francés que ni sabía que existía en ese momento. Y ahora, volviendo a recordar pequeñas cosas como el concierto de Florence, pienso que, cuando menos lo esperes, aparecerán señales de Dios y del estilo de que esta es tu vida y lo que tienes que seguir, y esas cosas son las que me empujan. Yo vivo con esos recuerdos en la mente, como lo de Ariana Grande, pero también tengo esos pequeños momentos de la vida que me recuerdan que esto es para mí, y son esos pequeños momentos que bastan para darme toda la energía necesaria para seguir adelante.

Y me imagino que si llegas a conocer a Ariana Grande se lo vas a recordar, ¿no?

Obviamente (risas). Y quien sabe, con lo que pasó esta semana, que mi canción Carrera saliera en la apertura de los nuevos productos de Apple, hace que mi música llegue a los oídos de toda esa gente, así que poco a poco iremos viendo

¡Claro que sí! Y rápidamente, ¿de donde nació el seudónimo de YADAM? Ya que incluso hiciste tu primera canción titulada así

Sí, yo quise que mi primera canción fuera Yadam porque quería mostrarme a mí mismo y demostrar que Yadam no era solo ese chamo que la gente vio en el show de televisión, y a parte, quería que todas aquellas persona que me estuvieran escuchando, supiesen quién era yo, por lo que quise hacer esta introducción o carta de presentación, de cómo comenzar una nueva historia porque siempre mis discos serán historias y conceptos, y a pesar de que el nuevo disco será una historia totalmente distinta a la anterior, siempre será el mismo Yadam contando otra historia. Yadam fue la primera canción de este primer disco como para decir “antes de contarte esta historia, quiero decirte quien soy yo”. 

Pero el nombre, como dato curioso, es el nombre de mi mama al revés, y es incluso mi primer nombre, porque mi nombre completo es Yadam Andrés, pero yo nunca amé ese nombre y casi no lo utilizaba, porque hasta lo odiaba, hasta que llegue a Nouvelle Star, ¿que pasó? A mí todos me conocían como Andrés, pero cuando llegué a Francia dije que iba a audicionar con el nombre Yadam para que, si todo salía mal, no podían encontrarme más porque no es un nombre que utilizaba ni que mis conocidos utilizaban. Yo de verdad no pensaba que esto se iba a dar tan bien, pero al final la pegue con Yadam y me quedé así, tanto en el show como para el día de hoy. Ellos quieren cambiarse el nombre al final del show como para separarme de ese personaje de la TV, pero al final Yadam es esto, es toda esta historia loca. Yadam no es Andrés, es el artista, y otra cosa cómica es que, ahora la gente cuando me ve, no es solo Yadam, sino también el coro de la misma canción, que la cantan cuando me ven. 

¿Cómo describirías tu música a alguien que está a punto de conocer tu trabajo?

Yo lo describiría como un proyecto trilingüe con un vibe pop soul alternativo, que juega muchísimo con conceptos, y, se trata de alguien que tiene una voz tan dulce como fuerte, con un contraste agradable.

Ya me has dicho bastante sobre lo que serán tus propios singles, pero ¿Qué nos puedes adelantar acerca de próximos proyectos que vienen sin hacer tanto spoiler? Y ¿cómo sientes que este álbum se va a diferenciar de los anteriores?

Para responderte primero la segunda sobre la diferencia: La verdad es que solo es la parte dos del primero, es decir, es lo que le faltaba al primer disco, que claramente es mucho mejor porque tiene mucha más producción, y además llena vacíos de la historia que quería contar; es un Yadam mucho menos  asustado que el primero, que incluso era más frágil. 

Estas canciones son todas sobre quién soy, sobre cómo superar a esas personas que no querían que yo siguiera adelante, sobre el seguir siendo frágil pero con el concepto de saber qué hacer, y al final cierro el disco con esa imagen de que yo me pinto como un artista super fuerte, pero que en verdad, si se cae todo, tengo que seguir avanzando, porque al final esa es la experiencia de la vida y de artista, uno tiene sueños y metas, cree en ellas, pero ¿y si todo se cae? la respuesta está ahí, seguir adelante, pero siempre será una pregunta válida de hacerse.

Sobre lo que viene después, es que se viene una colaboración con José y El Toro antes de que salga el disco, como a mitad del mes de mayo, y estoy bastante emocionado porque combinamos el español y el inglés, y además continúo en este tema del amor entre dos hombres, pero esta vez cantado por dos hombres. Es una canción perfecta para terminar la primavera y comenzar el verano, y espero que a la gente le guste mucho. También sacaré muchas nuevas canciones en francés y en inglés, y serán muy cool porque tendrán mucho ritmo bailable y con mensajes más positivos, todo esto en par a la preparación al disco, que tiene una locura de concepto. 

Antes de ir a la última pregunta, ¿qué artistas venezolanos son tus favoritos? De los que sigan en la escena o no

Full love para Nani (Nani La Que Canta), soy bastante unido a ella; Arca, José y El Toro, que se ha vuelto amigo mío después de yo ser muy fan, Beto de Rawayana, Lasso, siempre seré su fan y amaría colaborar con él. Me encanta Maye, Danny Ocean y Los Mesoneros. Incluso con Beto he estado en conversaciones para una posible colaboración, así que hay que estar pendiente por si sale o no. 

Ya para despedirnos, queremos saber lo que escucha Yadam en su tiempo libre, ¿nos podrías hacer una playlist de tus cinco canciones más escuchadas del momento?

  1. FKA Twigs – Cellophane
  2. Poppy – I disagree
  3. Noga Erez – Fire Kites
  4. Iliona – Une autre vie
  5. Biig Piig – Cuenta Lo
A %d blogueros les gusta esto: