Rafa Rico recién estrenó su single Wonder, el segundo tema de su próximo álbum, y el tema habla de sobre la mente y de cómo ella puede hacernos viajar.

Hablando con el solista venezolano, nos contó el significado profundo que tiene Wonder, el proceso de producción y su opinión sobre la escena musical venezolana, en conjunto con los problemas que aún siguen dentro de la industria.

¿De qué trata Wonder?

Esa es una canción que habla sobre la capacidad de la mente, de permitirnos viajar más allá de donde estamos. Es una oda a la imaginación.

Yo la escribí hace unos años cuando estaba pasando por un momento de salud delicado, estaba haciendo quimioterapia y así como muchos, durante la cuarentena, se han tenido que enfrentar a sí mismos, digamos, de una forma, y me pasó a mí.

Estuve mucho tiempo invirtiéndolo en introspección y de ahí salió esa especie de tributo a la mente.

¿Cómo fue el proceso de producción?

Así como el resto de las canciones del disco, que saldrán este año también, todas las maquetas las hice en mi casa, mi estudio, y después empecé a incorporar a Chapis Lasca en la producción, él es el co-productor de la canción y de Superlativo también, y él fue trabajando las maquetas desde su estudio.

Después de eso, estuvimos armando lo que queríamos, hablamos mucho entre los dos, nos contamos referencias, mandamos muchas cosas, y fuimos construyendo poco a poco las canciones. Luego fuimos a Remoto Estudio y grabamos allá las baterías, las voces, y al final Ricardo Martínez mezcla y la masterización fue de Dave McNair, que es una persona que ha trabajado con muchos venezolanos y también con Bob Dylan, Bruce Springsteen, David Bowie, Foo Fighters, entre otros.

El video fue dirigido por Edwin Corona, quien también dirigió Superlativo, trabajé con el mismo equipo, pero incluimos a dos personas más súper talentosas e increíbles, la directora de arte, Adriana Toth y a Kolton Nowaczynski, quien hace los efectos.

¿Podrías decir que Wonder es como un lado b de Superlativo?

Nunca lo había visto de esa manera, pero es interesante la manera de percibirlo, porque sin duda son canciones muy de conversaciones internas, de conversaciones con uno mismo.

Superlativo habla de la sexualidad, en uno como persona, en aceptar esa faceta o característica del ser humano, y Wonder habla de la parte racional, digamos, la parte cognitiva y creativa que también es básicamente una lista del ser humano. No sé si sería un lado A, B o C, porque al final todo el disco está teniendo una temática redonda, y podría terminar teniendo más lados.

¿Qué podremos ver de este próximo material?

Este próximo disco sale el año que viene, voy a seguir lanzando unos singles más antes de lanzarlo completo. Es un disco bilingüe y es muy variopinto, pero también es muy antropológico temáticamente y conceptualmente.

¿Qué sientes que le hace falta a la escena musical venezolana?

A la escena musical alternativa, le hacen falta muchas cosas de la cultura venezolana, siento que tiene muchos huecos sangrando, pero hay uno que creo que ha sangrado más, en principio, son los espacios y los medios, que no son plataformas fieles a los artistas y realmente nunca lo han sido. 

¿Por qué? Porque el talento lo hay, y porque el público también está ahí, hay una audiencia, pero no hay un vehículo entre los dos, no existe un puente que sea fácil, tanto la audiencia para consumirlo como para el artista mostrarlo. Entonces, ahí es donde está la falla que siempre ha existido de alguna manera, como cero despliegues de plataformas y medios de comunicación donde se pueda mostrar el arte que se está haciendo aquí.

Y en general, en el resto del mundo a donde los venezolanos que se han ido, también están sufriendo esa ausencia de plataformas donde mostrarse para las personas que consumen música en los países que migraron, porque siento que hay mucha gente que le gusta, pero que no tienen ninguna forma de continuar o perpetrar sin necesidad o sin la manera de hacer un esfuerzo, buscar deliberadamente a los artistas que sí te gustan.

Es muy difícil, no solo las redes sociales, eso no es suficiente. Las redes sociales son burbujas pequeñas, no es suficiente con eso.

Cúsica ha hecho un gran trabajo, con un esfuerzo abismal y con una constancia envidiable de rescatar algunos espacios, pero fíjense lo que sucede, que tienen que agarrar un terreno, cortarle el monte y echarle piedras. No lo veo como algo malo, sino que, hay que hacer un esfuerzo sobrenatural para que se logren esas cosas.

En un país normal, donde la cultura es apreciada, ya existe un sitio donde se puede hacer un Cúsica Fest, ya existen radios, estaciones, canales de televisión, revistas, blogs, eventos, mil cosas, donde el artista puede mostrar su talento y donde la audiencia puede conectar directamente sin mucho esfuerzo con ese artista.

¿Eres partidario de que las cosas funcionan más a Rafa Rico como solista, que como una banda con varias cabezas y un nombre ajeno?

En esta etapa de mi vida, desde los 18 años, que empecé a sacar música como solista, ha sido por un tema de yo poder tener el control de la música que escribo sin necesidad de depender de otras personas, además de tener mi propio tiempo y organización, porque yo siento que debes hacer el arte que te gusta sin forzarlo tanto, y cuando hay un colectivo de muchos implicados, si no estás con la gente indicada, lo que estás haciendo se ve tristemente afectado.

Pero no siempre es así, a mí me encantaría eventualmente formar parte de una banda una vez más, porque así lo hice cuando más chamo, era de bandas y colectivos donde había mucha colaboración, y más allá de colocarle un nombre y tratarlo como una banda, hay que tratarlo como una obra, un colectivo, en donde todos intervengan y que se haga algo en conjunto, y que exista una magia súper especial, que yo la he hecho en cierto modo durante mi proceso como solista, porque, al final, ser solista es simplemente ponerle un nombre a un proyecto donde hay mucha gente involucrada.

Entonces, más allá que sea yo la cabeza, el que da la cara, también está Chapis Lasca, Ricardo Martínez, los músicos de sesión, Corona con su equipo de producción, la diseñadora gráfica, el que me ayuda con la idea conceptual, entonces son un montón trabajando en el mismo proyecto que al final lleva mi nombre, pero ellos también están apostando por eso.

Recomendaciones:

Serie: Mindhunter (Netflix)

Álbum: Dua Lipa – Future Nostalgia

Playlist:

Nick Mulvey – In Your Hands

Eddie Berman – The Match

The Night Game – Outfield

Gang of Youths – Do Not Let Your Spirit Wane

Phosphorescent – Song For Zulia

Jacob Collier – Ocean Wide

A %d blogueros les gusta esto: