A mediados del mes de marzo, con motivo de celebración por ser el mes dedicado a las mujeres, la actriz y cantante española Alba Messa estrenó su proyecto titulado Mujeres Ya!, canción con fines benéficos que habla sobre el empoderamiento femenino desde la visión del amor y el respeto hacia todos.

Para darle forma al mensaje, la vocalista llamó a 10 artistas de diferentes países alrededor del mundo para que unieran sus voces en este llamado de protesta, de las cuales están Angy Fernandez, Miriam Ruiz, Ainoa BuitragoVioletta Arriaza (España), Natasha Dupeyron y Zemmoa (Mexico), Juanita Carvajal “Soy Emilia” (Colombia), Ania (Perú), Mery Granados (Argentina) y, desde Venezuela, Lolita de Sola

Detrás del tema se encuentran, en la fila inicial, Messa y Pablo Silva Glez, quienes se ocuparon de todo el desarrollo creativo, logística y gestiones, trabajando durante varios meses en la franja horaria de España y en las franjas horarias de Latinoamérica a la vez, y añaden no haber vivido antes la gestación de ningún proyecto con la gratitud con la que vivieron y viven este. Por otra parte, el dúo contó con el apoyo de Mike Dwyer, también productor del tema junto a Álex Ferrer (The Groove).

En conversaciones con Alba, nos habló sobre toda la preparación que hubo para que Mujeres Ya! estuviese hoy en día a la disposición del público, los momentos especiales que todo el equipo vivió, se discutió sobre el mensaje inicial del proyecto y visiones futuras sobre la industria y más. 

¿Cómo se te ocurrió la idea de la canción Mujeres Ya y cuándo fue que decidiste contratar a mujeres de todo el mundo para que te acompañaran? 

La idea la tenía desde hace un año y medio, y al instante la compuse, siempre pensando en que tenía que ser cantada por muchas, porque sino para mi no era coherente dar yo sola un mensaje de todas. Entonces claro, obviamente como no todas las mujeres del mundo pueden cantar la misma canción al mismo tiempo, quise abarcar un grupo de mujeres que ocuparan una gran parte del mundo también. En ese momento se lo comenté a varias personas y muchos no estaban conectados con la causa, y no les vibraba  como a mí. Y en diciembre, con la colaboración de Pablo Silva, él me dijo “este regalo lo tienes que hacer, lo tienes que sacar” y, como yo en verdad estaba sorprendida por esa respuesta pero no sabía bien cómo desarrollarla, entre los dos nos pusimos a contactar a artistas para trabajar el proyecto. Además nos pusimos a investigar sobre todo: la causa benéfica, el mensaje detrás de cada letra y  lo que se pretendía con el proyecto para que, todas las que fueran a participar, tuvieran todo el material . 

Poco a poco les fui enseñando el demo de la canción, contactando a todos los involucrados y así fue creciendo, y toda la gente que está es de manera colaborativa. A mi se me venía a la mente que esto se podía caer en cualquier momento, porque era tanto lo que teníamos que abarcar que pensé que se vendría a pique. Pero no fue así, fueron meses intensos, trabajando de lunes a domingo únicamente en el proyecto, no estaba haciendo más nada a parte de esto porque no me daba tiempo, y en verdad ha sido mucha dedicación, pero, a la vez, me hace muy feliz. Que tú me digas que la canción te llega, es lo que realmente me vale, porque ese era mi fin, que las mujeres entendieran y se sintieran identificadas con la canción, porque la concebí como una declaración de amor hacia nosotras, y es muy lindo cuando me llega el feedback de mujeres, que me hacen pensar que todo ese sacrificio de tiempo y esfuerzo invertido ha valido la alegría.  

Y esa visión inicial que tenías, ¿se mantuvo desde un principio o, durante el proceso fue cambiando?

Pasaron muchas cosas que yo no me esperaba, pero todas buenas. Yo quería que fuera una canción cantada por diferentes artistas de varios países, pero cuando tuve esa idea no me imaginaba que de verdad iba a haber tanta gente implicada. Por ejemplo, que aparecieran grupos de prensa en diferentes países, como Venezuela y Colombia, eso nunca se me había pasado por la cabeza y es muy emocionante, porque esos grupos de prensa también están haciendo esto de forma colaborativa, porque quieren apoyar al proyecto, y es bellisimo.  

Yo he llorado durante el proceso de la alegría como no te imaginas, incluso, cuando Alex Ferrer, el que hizo la mezcla, me dijo que lo iba a hacer, de verdad me eché a llorar, porque Alex tiene muchísimo trabajo y es uno de los mejores mezcladores de España, que ha trabajado con grandes personajes como C. Tangana, y cuando se lo propuse –porque me encanta– yo lo hice diciendo “seguro me dice que no porque no tiene el tiempo”, y su respuesta fue, literalmente, “Alba lo que sea por apoyar a las mujeres” y me eché a llorar. El lanzamiento, cuando vi a todas esas mujeres haciendo la canción suya, también me pareció  un proceso bellísimo que me hizo llorar mucho, porque además, me dieron mucha esperanza de que hay mucha gente con la conciencia de mejorar, y eso me daba más energía. 

¿Y cómo fueron las respuestas de las chicas que participaron?

Realmente ninguna tuvo dudas. A todas se les comunicó lo mismo, con unas me comuniqué más que con otras y así fue avanzando todo. Con Angy, por ejemplo, fue muy chistoso porque prácticamente llegó al estudio sin haberse escuchado la canción, simplemente porque confiaba en lo que yo tenía, y yo le decía: “Por Favor escúchate la canción porque quizás no te guste, o sea no me digas que sí solo porque confías en mí” (risas). Todas estuvieron muy dispuestas, a ninguna la tuve que convencer, a todas se lo propuse pero no tuve que fastidiarles, porque además no quería eso. Se contactó a más artistas, que algunas no pudieron por sus agendas y por sus motivos, pero yo sentía que no había que insistir, porque debía haber total libertad y sus motivos tendrán. Pero en general fue un feedback maravilloso, con unas un poco más implicadas que otras, pero al final todas pusieron su granito de arena. Para mí era muy importante que, el motivo por el cual yo hice la canción estuviera hasta el final, y si alguien del proyecto tenía intereses más allá del proyecto, puede que me lleve un pequeño disgusto, porque al final lo que se quiere es llevar un mensaje del feminismo, no sólo a las mujeres sino también a los hombres para mejorar y seguir aprendiendo sobre el movimiento, y que, los que quisieran hacerlo que fuera porque les gustara y tienen los mismos valores. Eso era importante. 

¿Cómo sintieron el proceso de producción al hacer casi todo por vía remota?

A ver, yo dormía poco por las diferencias de horario (risas). Tenía reuniones hasta muy tarde, pero en verdad fue muy fácil, porque además en España se cuadró un día de estudio, en el que todas pudimos ir, en México se puso un día de estudio y las chicas de México también asistieron, y yo, ante todas estas, siempre estaba conectada por zoom. Las chicas del resto de los países pudieron grabarse ellas mismas con todas las indicaciones desde aca, estabamos siempre conectadas por si alguna estaba algo. Puede verse un poco aparatoso por el tema de que son países distintos, pero resultó siendo bastante fácil y fluido.  

Pero a pesar de esto, siempre estaba nerviosa porque incluso grabamos en diferentes días y a ese momento había una artista sin confirmar, y yo ya tenía mi plan de cómo nos íbamos a dividir las líneas porque, otra de las cosas que me importaban muchísimo era que todas las voces se escucharan equilibradas, que una no tuviera más voz que la otra, sino que todas tuviéramos el tiempo bien dividido. Yo hacía croquis y mapas para organizar todo, y cuando el elenco no estaba cerrado del todo pues me tenía agobiada ese proceso, pero al final todo salió bien y no se molestó a nadie. 

¿Cuáles fueron las influencias, sonidos, o la musa para la creación de Mujeres Ya!? A nivel de ritmos y sonidos, ¿se buscó intencionalmente lo que se quería hacer? ¿o fluyó por sí sola?

Esa parte musical la hice junto a Mike Dwyer, y la comenzamos con el piano, pero yo lo que más quería era que la canción tuviera mucha emocionalidad y mucha fuerza, pero desde un lugar muy verdadero. Partiendo de los conceptos que queríamos abarcar fuimos desarrollando, y en esa última semana de producción metimos más percusión, más fuerza, e hicimos algunos cambios, pero ya estaba planteada desde hace un año con ciertas estructuras. Hubo varios cambios, como en los estribillos, pero fuimos modificado al momento , siempre partiendo de la idea inicial, de empoderamiento, de fuerza.

Algo que me llamó la atención fue que la portada del single es de la fotógrafa y maquilladora Sonia Neisha, ¿de dónde salió la sugerencia de usar la foto de alguien que no cantó en la canción? ¿ya la conocías?

Yo no la conocía, me la presentó Pablo Silva porque le gustaba su trabajo. Queríamos una figura que pudiese representar el concepto de mujer, de fuerza y de presencia. No queríamos que fuéramos nosotras las protagonistas, porque la idea es que la canción fuera de todas. Entonces cuando vimos a Sonia, que trabaja con su propia imagen, la contactamos y le fuimos explicando el concepto, lo que queríamos, lo que no queríamos, etc. Fueron largas conversaciones con Sonia acerca del feminismo para terminarlo en un trabajo y ver si empatizamos al principio, y salió este resultado tan lindo.

Cover Art «Mujeres YA! | Hecho por Sonia Neisha
Vía: NP Sr Luc.

¿Tienen algún buen recuerdo, o una experiencia favorita, que hayan vivido durante el proceso de creación de la canción?

Pasó algo muy emotivo y poderoso en la grabación  de voces de México. Estaba grabando Natasha Dupeyron y le pedí que grabara varias veces la línea “No nos vamos a callar”, y al terminar de grabar se echó a llorar, se emocionó muchísimo, porque esas palabras le dieron una revelación a nivel personal, y cuando sucedió eso su esposo, que estaba ahí, entró a abrazarla, y eso se ve en el video, y fue bellísimo y además simboliza la no separación. Aquí hay de repente una guerra en donde algunas de las mujeres que tratamos de conseguir los derechos de que “odiamos a los hombres”, y para nada, no tiene que ver con eso, y que tanto Natasha como su esposo nos dieran permiso de que ese momento se mostrase en el video a mí me pareció una de las cosas más bonitas que sucedieron y, además, creo que tiene una simbología muy importante. 

¿Crees que hacer eventos y canciones como estas, le muestran a la industria que optar por un balance e igualdad de género en los eventos grandes es una oportunidad fácilmente alcanzable?

No sé si lo ven. Yo tampoco me he sentido súper apoyada por la industria con esta canción, pero puede ser que sea normal, pero ojalá. Conozco a varias personas de la industria que tienen esta conciencia, incluso, mi editora es una mujer, que se tiene que enfrentar a situaciones que pueden ser incómodas, pero en líneas generales creo que hay mucho trabajo por hacer. El hacer estas canciones siempre es un paso hacia adelante. Esta canción demuestra que somos artistas, que somos capaces de liderar un proyecto internacional sin ayuda, que muchas de nosotros componemos y producimos, etc. El tema es que todo lo hemos hecho nosotros y todo ha salido de Pablo Silva, quien es mi pareja, y yo, sin una disquera detrás, lo hemos hecho solos, y eso es algo grande. No lo digo para echarme flores, pero demuestra que estamos perfectamente capacitadas de hacer un proyecto grande sin ayuda. Ojalá se valore todo esto. 

¿Crees que todavía la mujer siente un tipo de presión en la industria sobre cómo debe lucir o comportarse? O ¿cómo creen que están empezando las mujeres a desafiar todo eso hoy en día?

Yo creo que las mujeres lo estamos desafiando. He visto propuestas artísticas de varias compañeras y me parece que son muy valientes, que se están arriesgando a dar mensajes que te pueden poner incómoda, pero creo que nosotras estamos creciendo mucho y se está empezando a ver con mucha fuerza en nuestras propuestas. Creo que, de parte de las artistas, ha habido mucha revolución, con chicas muy empoderadas y sin miedo, que se atreven a hacer cosas que hasta a mí me da como miedo, pero luego digo ¿pero qué es lo que me asusta? Y claro, hay varias cosas, pero creo que sí se han visto muchos cambios de parte de las mujeres artistas. De parte de la industria siento que ha habido cambios pero un poco más lentos y que todavía hay mucho que hacer. 

Se trata de una canción benéfica para la Fundación Fondo Semilla, y sé que la idea te la dio Lolita de Sola ¿de dónde llegó esa idea de agregarle el lado benéfico? y ¿cómo sientes que fue el impacto al agregarle todo esto a la canción? 

Eso venía de mi idea inicial, de hacerlo estilo recaudación benéfica, porque si no, tampoco tenía sentido para mí, porque si era para ganar dinero, no coincidía con mi visión, lo que pasa es que no tenía ni idea de a qué compañía contratar, y además, yo quería que eso fuera un decisión tomada entre las 11 chicas de cantan en el tema, y cuando las contacté, les dije eso, que íbamos a escoger entre todas una fundación a la cual le daríamos las ganancias del proyecto, porque el hacerlo yo de manera unilateral tampoco tenía sentido en mi cabeza, además que siempre he tratado de ser coherente con lo que hago. Luego conocí a Fondo Semilla con muchas otras más fundaciones y la decisión se quedó con ellos, incluso si la propuesta de donar a dos, hacerlo solo en España y así. Todas votaron por  esa y así quedó. Yo tengo la creencia de que, las mujeres de cualquier lugar del mundo que mejoren no repercute al resto, es decir, si las mujeres mejoran en España, eso en algún sentido también ayudará a las mujeres de otros países, entonces hay que ayudarnos entre todas; no hay fronteras, todas estamos en lo mismo, y el hablar con mujeres de otros países y ver que no hay dificultad en comprender sobre lo que estamos hablando y de lo que estamos tratando de cambiar me ha mostrado que no hay separación. Obviamente las circunstancias concretas de cada país son distintas, pero por lo menos, entre nosotras no ha habido ningún problema en entender lo que queremos , así que al final lo que importa es ayudarnos. 

Yo no me imaginaba lo espectacular que era la gente de Fondo Semilla, quede encantada con el nivel de conciencia, amor y disciplina que tienen.

¿Cómo sientes que este tema musical  influye en tu carrera?

Creo que es algo un poco pronto para plantearse porque la canción no tiene mucho tiempo de estrenada, pero en lo que más ha influido es en la visibilidad. Me está dando la oportunidad de hablar con medios de otros países, algo que nunca había hecho y es muy bello, y eso de alguna manera beneficia a mi carrera. Creo que esta validez me la tengo que dar yo a mi misma, y esto me ayudó a trabajar en equipo, ser la líder que me gustaría tener, y más. 

Eres periodista, cantante, actriz y productora, y has dicho que te gusta incorporar  todas esas áreas en tu carrera artística, ¿has tenido bastante control creativo con todo los proyectos que haces?

He tenido control creativo pero no fue hace mucho que me di cuenta que, para proyectos anteriores con mi nombre, he dicho que sí a varias cosas cuando en verdad no las quería, pero lo decía nada más por miedo a molestar, y hace unos meses me di cuenta de que las veces que yo he aceptado que algo salga –hablando de detalles, no cosas grandes– por ejemplo, salió una respiración que yo no quería pero dije: “hay no importa, mejor no molesto mas” por ser un detalle pequeño, luego me sentaban fatal, y hacían que yo misma le quitara valor a mi trabajo, porque decía al final que no me gustaba. Cuando me di cuenta de eso me he puesto muy estricta conmigo misma, y desde hace un tiempo no me puedo permitir que salga nada con lo que no esté al 100% satisfecha, pero por mÍ misma, porque esos detalles son cosas que seguramente nadie percibe pero yo sí, y me den intranquilidad, y creo que me he puesto más minuciosa, y ese ser mucho más minuciosa hace que tenga mucho más control de lo que salga de mí, y no de una manera fea, sino de una manera de hacerse responsable al 100% de lo que yo publico y comparto con el mundo, porque estoy compartiendo pedazos de mi alma, debo estar contenta y en paz con lo que salga. 

Quedándonos con el tema de que también eres actriz, ¿cómo ves la posición de la mujer en el mundo del cine y la televisión? ¿Crees que es igual a la música o distinta?

Es distinto, pero también las actrices estamos esperando, y creo que también cada vez más se están escribiendo papeles para mujeres y están apareciendo textos interesantes dentro de la mujer. Es un trabajo que depende mucho de los y las guionistas al darnos el centro del discurso, que hayan personajes que sean reales para nosotras. También está el tema de incorporar más rango de edades, más características físicas, siento que hay mucho ahí que se debe seguir trabajando. En la actuación también hay mucha conciencia sobre eso cada vez más, y también se están levantando proyectos como el del teatro independiente que dan visibilidad a otro tipo de historias, no solo centradas en su movimiento.

Alba, desde pequeña has estado montada en escenarios, ¿cómo crees que convexo ese gusto por la música? Es decir, ¿cómo llegó la música a tu vida y cuando fue que dijiste “a esto me dedicaré”?

Yo empecé en esto siendo una niña, no tenía a nadie a mi alrededor que se dedicase ni a la música, ni a la cultura o al arte, entonces no tenía a nadie que me pudiera asesorar para ese entonces. Me pase toda mi infancia haciendo interpretaciones en televisión, cantando canciones de otras personas. En la adolescencia quise cantar otro tipo de música y perdí un poco el apoyo porque lo que querían era  que siguiera cantando el tipo de música que cantaba cuando era niña, pero ahí ya estaba también con más interés en la actuación, entonces la frustración que yo sentía porque no me sintiese aceptada con la decisión de cantar pop, que era lo que quería hacer en ese momento, pues la tape un poco actuando, y eso me hacía feliz. Realmente el salto en el tiempo vino cuando ya tenía 25 y 26 años, que yo ahí dije: “llevo toda mi vida componiendo canciones y me las guardo en una carpeta, no estoy haciendo nada con ellas cuando lo quiero es compartirlas con el mundo”, y fui consciente de esto y me puse manos a la obra sin tener idea de como hacerlo. Mi primer EP fue como tomar un master en cómo funcionan las cosas, el formar un equipo, cómo funcionaba un ingeniero de sonido, todas esas cosas, y llegó mi primer EP en el 2017, relativamente tarde. 

Por eso es importante resaltar el tema de que nunca es tarde para comenzar lo que realmente amas, porque típico que te dicen: “si no triunfas antes de los 25, no tienes nada que hacer en la vida” pero mira, yo con 27 años estaba publicando mi primer EP, sintiéndome como si estuviera empezando una nueva profesión, y aquí estoy. 

Si pudieras darle un mensaje a la industria musical para ayudar a la igualdad de género dentro de la música, ¿que les dirías?

Les diría que nos escuchen, y que estén abiertos  a nuestras propuestas, porque hay más posibilidades que aquello a lo que estamos acostumbrados, que hay otras maneras de manifestar lo que sentimos de diferentes maneras y pues decirles “abre los ojos y mira lo que somos”. Que nos vean y que nos escuchen.

Según tu experiencia dentro de este mundo ¿qué consejo le darías a todas esas mujeres que quieren comenzar en la música? 

Que lo hagan y que se respeten mucho desde el primer momento, que descubran cuál es la historia que ellas quieren compartir, y que hagan ese trabajo de introspección: ¿Cuál es esa historia que yo vengo a compartir al mundo? ¿Cuál es la historia que necesito expresar? y ¿quién soy yo como artista? Que se hagan esas preguntas. Yo sigo haciéndolas (risas) así que no solo es para empezar; pero, en general, que sean conscientes de lo que hacen y del por qué lo hacen, y que se quieran mucho. 

¿Cómo vemos a Alba en el futuro? ¿Vienen proyectos nuevos por ahí?

Sí, ya de hecho tengo el siguiente single producido, falta solo grabar el video, y ya estoy trabajando en el siguiente álbum –ya llevo un tiempo en ello en verdad–, y espero tenerlo terminado más pronto que tarde. 

¿Que mujeres las inspiran para seguir creando y seguir hablando sobre el feminismo? 

Me inspiran todas aquellas mujeres, no solo artistas, que se atreven a ser ellas mismas y a mostrarse como ellas son, eso me inspira. Y no solo en temas de feminismo, sino en todo aquello que tenga que ver con respetarse y permitirse ser quien eres, y lo veo no solo en mujeres que hagan arte, lo veo en otras como escritoras, científicas y más. Por ejemplo, me viene a la cabeza Sevdaliza, FKA Twigs, Lana del Rey, todas aquellas que son jovencitas y ya se muestran con una autoestima y confianza en sí mismas que me dan lecciones, y seguro les llevo 15 años, pero dan unos mensajes y un power con el que digo “wow, qué lección me das ahi”.

Si pudieran describir su música con tres palabras, ¿cuáles serían? 

Verdadero, auto sanadora y reflexiva (o te invita a hacerte preguntas) 

¿Cuáles son tus canciones favoritas del momento que puedan recomendar? Hacer como un mini playlist de cinco canciones de tus más escuchados últimamente 

  • Noga Erez – End of the Road 
  • Benee – Supalonely
  • Lady Gaga – Free Woman
  • Taylor Swift – Willow
  • Charlie Puth y Selena Gómez – We Don’t Talk Anymore
A %d blogueros les gusta esto: