La banda formada por los amigos Mauricio Bernal (vocalista, guitarrista de apoyo), Jesús Oquendo (guitarrista principal), Giovanni “Yogui” Ponce (vocalista, segunda guitarra), Mariano “Gianco” Giannantonio (batería, percusión, coros) e Iñaki Paipa (bajista, coros) se fundó tras la idea de participar juntos en un concurso de talentos para su universidad, y de ahí en adelante no pararon con su trabajo musical, desde ponerle un nuevo nombre, hasta llegar a la tarima de la primera edición del Cúsica Fest.

Con tan solo días de haber sido publicado su nuevo tema, la banda de chicos venezolanos conocidos como Meera ya ha obtenido una gran cantidad de reproducciones y reacciones positivas con el lanzamiento de su nueva canción, ‘Condena’, que además marca su debut como propuesta musical. Para esta nueva canción, que además contó con la producción de Antonio Romero, bajista de la banda Anakena, Rey Rodríguez en la mezcla desde Sweet Spot Studios, y Eduardo Martínez y Angemyr Lezama en el máster desde dbMix Studios, los chicos marcaron su debut, ya que es la primera canción oficial que dan a conocer, y que además, abre camino a una serie de lanzamientos que tienen preparados para este año. 

En esta ocasión, tuvimos la oportunidad de conversar con dos miembros de la agrupación, Mauricio Bernal y Jesús Oquendo, para que compartieran con nosotros detalles sobre la creación del sencillo, historias detrás de las grabaciones, el impacto que tuvieron después del Cúsica Fest, los inicios de la banda y más. 

Sabemos que Condena se escribió en el 2019, ¿cual fue la motivación principal para comenzar a trabajarla en el 2020?

Mauricio: Realmente cuando escribí esa canción fue como para mí solo, porque estaba triste y quería drenar. Luego fuimos un día a casa de Jesús para ensayar (cuando no teníamos nada nuestro todavía) y se me ocurrió mostrarles la canción a los que estaban ahí ese día y les gustó full. A partir de ahí empezamos a hacer arreglos, comenzamos a ponerla bonita, pero en verdad porque nos nació, sin intención de mostrarla a todo el mundo. Pero en verdad, a partir de ahí, nació algo súper lindo y surgieron muchas cosas bonitas más adelante –como otras canciones que vienen por ahí– que dio pie a lo que vino después y a lo que somos ahora. 

¿Y esas canciones que vienen están basadas en experiencias personales?

Mauricio: Sí. Nosotros tratamos de ser lo más reales posibles. Nunca haremos una canción que diga algo como “estoy montado en un Lamborghini 120” porque es mentira, no seríamos nosotros. 

Jesús: Cuando sea verdad eso… tripeo

Mauricio: Pero por ahora nos adaptamos a nuestra realidad y a lo que sentimos al momento, aterrizándolas a nuestra realidad. Al final somos cinco personas; entonces, si Jesús en algún momento se sintió de esa manera, él puede entender lo que quiero decir y aportar un punto de vista distinto, y todos en la banda pueden hacerlo y termina siendo un feed back bonito. Cuando lo mantienes real, todo dentro de experiencias que puede vivir un chamo de 21 o 22 años, es muy cool, porque muchas personas se pueden sentir identificados con lo que dice, siente o quiere transmitir en una canción.

Jesús: Incluso nos ha tocado darle vueltas a las cosas. Decir como “mira, pero esto a mi me pasó así”, pero en lo que estamos discutiendo los cinco otro dice “pero me pasó algo así más hacia este lado” por ejemplo, y ahí es donde está lo bonito de la cuestión, porque es ver cómo unes una perspectiva de cinco cabezas, totalmente distintas y con experiencias totalmente distintas, en algo tangible, que vendría siendo la canción. 

¿Y les ha parecido fácil el trabajo en equipo y la sincronización?

Jesús: Es un tema, no es difícil pero tampoco es fácil o pan comido, porque cada miembro tiene visiones, perspectivas y maneras de hacer las cosas totalmente distintas, y puede llegar a ser complicado llegar a un acuerdo, pero también creo que ahí está lo lindo del proceso. Yo siempre resalto mucho el momento que llega cuando estamos los cinco y nos miramos como “ahh mira, esto es”. 

Mauricio: Es muy cool porque, a pesar de ser cinco personalidades super distintas, todos por algún motivo terminamos encontrando un punto de encuentro muy fino, donde pensamos “ok, sí, aquí es”.

¿Y todos han compuesto alguna canción o hasta ahora solo ha compuesto Mauricio las ideas principales?

Mauricio: En verdad no. Lo que tratamos de hacer es llegar con una idea, un punto de partida y luego trabajarla. Puedo llegar yo con una letra pero sin música, entonces Jesús hace la música, o llega uno con una idea y entre todos le vamos metiendo cuchillo hasta que salga.

Jesús: Es un proceso muy colaborativo. Porque si bien siempre hay una idea inicial, entre todos terminamos aportando algo al procesarla. Pero si nos gusta llegar con una idea inicial para luego entre todos pulirlo. Cuando llegamos a algo, le damos golpes hasta que encaje y nos termine gustando. 

¿Cuáles fueron las influencias –a nivel músical– detrás del nuevo sencillo? No sé si ya se los han comentado, pero tienen unas vibras al estilo Bacilos, Víctor Muñoz, Voz Veis…

Mauricio: Ahí nombraste dos (risas). Pero sí, ahí esta Voz Veis, Bacilos, Tecupae, Servando y Florentino… Realmente si nos ponemos un poco introspectivos, tenemos mucha influencia de la música venezolana de los 2000, y tiene todo el sentido del mundo porque con esa música nos criamos y crecimos. Nosotros no venimos tampoco a inventar en agua tibia, sino que también estamos tratando un poco de recuperar esos sonidos, modernizarlos y tratar de traerlos al 2021. Mucha gente se ha sentido nostálgica con nuestras canciones, porque nos dicen <<mira, esta canción me recuerda a Caracas, me recuerda a Venezuela>> y, a pesar de que no sea algo completamente folklórico, tú lo escuchas y sabes que somos una banda de Venezuela y viene por todo lo que nos ha acompañado en nuestro crecimiento. 

Jesús: También está el tema de que cada integrante tiene gustos musicales super distintos, y eso enriquece mucho el proceso de creación, composición, producción. El otro día estábamos justamente escuchando canciones que nos servirían de inspiración y nos dimos cuenta que hay cosas que nunca nos imaginamos que íbamos a combinar. 

¿Y cómo fue trabajar bajo el coaching y producción de Antonio Romero, Cristina Mosquera, Fernando Bosch, Martha Paredes, Nico Boada Rossi y Armando Rodríguez? 

Mauricio: Mira, Antonio es mi hermano desde hace años.

Jesús: Me pasa lo mismo con Titi (Cristina)

Mauricio: Anto es mi hermano desde hace años, igual que con Mara (Anakena), que incluso, llegamos a ser el equipo que montaba las gaitas del Champagnat, entonces siempre tuve una relación muy bonita y cercana con Antonio; es uno de mis mejores amigos y una vez que iniciamos con esto, que además, fue a partir de una vez que Jesus le dijo a Titi (Cristina) que si nos podia ayudar con unas voces, Antonio nos visitó en el ensayo, le gustó el proyecto y rápidamente le planteamos la idea de que fuera nuestro productor. Iniciamos con Fernando Bosch pero, por temas de paternidad, Antonio fue el que siguió con nosotros, pero Bosch siempre estuvo pendiente, nos grabó las guitarras y siempre opinando sobre el trabajo. 

¿Tienen alguna anécdota divertida o interesante del proceso de creación de Condena?

Jesús: De experiencias graciosas tenemos demasiadas, desde que iniciamos como show de talentos de la universidad. Pero por lo menos, en el estudio, hubo dos momentos. Primero, me pasó que me fui a lavarme las manos en el baño y salió una cucaracha.

Otra fue que nos tomamos el refresco de Asier. Lo que pasó fue que Caramelos de Cianuro había estado ensayando antes que nosotros –ya cuando llegamos no estaban y no iban a regresar– y en la nevera dejaron un refresco y se fueron. Al rato, después de pasar un largo tiempo en el estudio, me comencé a tomar el refresco y de repente Armando nos dice “hey, eso lo agarraron de la nevera” y Mau respondió “Sí, bro”, a lo que Armando dice “bro, esa era de Caramelos” y nos quedamos en blanco (se ríe).

Mariano Giannantonio, Jesús Oquendo, Giovanni Ponce, Mauricio Bernal e Iñaki Paipa
Fotografía: Mariajosé Soccolich

¿Qué quieren que la gente se lleve de esta canción?

Mauricio: Primero, que se la dediquen a su ex (se ríen). Y segundo, que a pesar de estar tristes por una relación pasada, que tengan en mente que es bonito recordar a la gente como algo feliz y no tenerlos siempre como un pensamiento triste; siempre es mejor quedarse con buenos pensamientos. 

Jesús: Quiero compensar eso con esta frase: aunque uno esté triste, mi recuerdo con esa persona no es triste. Es decir, yo estoy así por cómo me siento, no porque recuerdo esos momentos como algo triste. Eso creo que es lo que rescatamos y lo que probablemente quiera decir la canción. 

Mauricio: Es un mensaje confuso, porque todo el mundo ha estado triste, ha estado despechado, pero siempre es importante rescatar los buenos momentos que pasaron con esa persona. Mucha gente termina y dice “cónchale, todo fue feo”, pero lo que tratamos de rescatar es lo contrario. 

Junto al tema sacaron un video musical, ¿fue una idea que tenían desde el principio o nació en el proceso de creación?

Jesús: Fue algo que salió rapidísimo, pero desde un principio teníamos la idea de hacer algo; no queríamos que nuestro primer lanzamiento fuera solo y ya. Pero fue algo que mutó muchísimo y muy rápido. Comenzamos con la idea de hacer un lyric video, pero luego evolucionó a querer agregarle unas tomas de un recorrido. Luego dijimos “no nos cuesta nada con este recorrido hacer un pasaje de los instrumentos”. También tuvimos la idea de que fueran escenas dentro del estudio; y al final Mau dijo “quítale las letras y hacemos el video completo de una vez”. Y todo esto se hizo en una semana. 

¿Cómo sienten que su participación en el Cúsica Fest influyó en esta nueva música que están creando? ¿Cómo sienten que fue ese crecimiento?

Mauricio: Muchísimo. La influencia y la inspiración fue muchísima.

Jesús: El Cúsica Fest nos hizo crecer a nosotros, tanto a nivel personal como a nivel artístico como banda, porque nos relacionamos con gente increíble, conocimos a gente increíble, que nos hicieron crecer muchísimo con conversaciones super cortas, pero fueron de esas que nos cambiaron la vida y nos enseñaron mucho, como el entender los procesos creativos, el cómo manejarnos entre nosotros, cómo manejar las cosas entre nosotros. Recibimos esa asesoría como consejo de panas, que además eran personas que admiramos muchísimo y jamás nos imaginamos que tendríamos una conversación así con ellos. Nos terminaron recibiendo con muchísimo cariño, nos trataron super bien, y tanto fue lo que nos llenó, que de ahí quisimos seguir adelante. Hoy somos novatos pero más adelante queremos estar en esa posición soñada, y para ello ponerle bastante trabajo . 

Mauricio: En ese momento tal vez hubiéramos querido tener más preparación para el show, porque además teníamos un tiempo sin tocar juntos y nos tomó por sorpresa el festival y lo grande que fue (como a todos), pero al final fue como un sueño, no nos creíamos nada.  Pero quisimos afrontarlo como un reto, y con demasiada humildad, dispuestos a aprender y absorber todo lo que pudiésemos del medio, porque habían muchas cosas que no sabíamos. 

Mariano, Jesús y Mauricio
Vía: Archivos Cusica Fest 20219

¿Cómo sienten que ha sido la reacción de la gente ante el surgimiento de la banda y después de hacer los anuncios del lanzamiento del primer tema?

Jesús: Ha sido increíble. Desde el lanzamiento, no esperábamos que tanta gente se uniera al en vivo y que luego nos escribieran tanto. Hace un par de horas una amiga me dijo que publicó la canción en su historia y que muchos le han dicho que les encanta y que nos mandaban sus felicitaciones. Vemos que a la gente le ha gustado muchísimo y a nosotros nos llena y enorgullece mucho, porque al final hacemos esto para que la gente lo disfrute (primero para disfrutarlo nosotros claro). Gracias a Dios las redes han estado a millón, y ha sido una locura, estamos muy agradecidos.

Mauricio: La receptividad ha sido brutal. No esperábamos tanto. Ya teníamos planeadas algunas cositas para que a la gente se le subiera el hype, y no esperábamos que para el primer día superaran tanto las expectativas. Yo, personalmente, y siendo muy optimista,  creía que tendríamos unos 1000 views en el video, y esos 1000 views los tuvimos a las 10:30 AM, entonces realmente todo ha sido muy lindo. Más que todo la gente que no conocemos y nos han mencionado o comentado sobre la canción. Todo ha sido super impactante. 

¿Cómo sería un show ideal de Meera? ¿Tienen pensado hacer toques con motivo de promoción?

Mauricio: Sí a todo (se ríen). Eso lo queríamos hacer, pero estas semanas complicadas decidimos ser responsables y quedarnos en casa. Pero tenemos la ilusión de hacer algo pronto, aunque sea algo reducido, pero sí tenemos muchas ganas de tocar porque tenemos muchos temas que estamos trabajando y que estamos muy ilusionados de mostrarle a la gente. Nuestro show ideal creo que sería algo como con un millón de personas y que a todos les encanten las canciones, pero eso lo iremos viendo.

Jesús: ¿Y sabes que siento, Mau? Que nuestro show, a nivel de estructura, que además es algo que no hemos podido hacer, es uno con la banda completa, porque hasta el día de hoy nuestras presentaciones han sido muy reducidas, con cajón y dos guitarras, tal vez un bajo, pero hacer un show full banda con teclados, tres guitarras, unos metales sería lo ideal. Ojo, y es un show que viene, y no sabes lo emocionado que estoy por eso. Te doy mi palabra que eso viene por ahí. 

¿De dónde nace el nombre de Meera para la banda?

Jesús: Este cuento da mucha risa. La primera vez que nos montamos juntos fue en un show de talentos de la universidad. Estábamos en las escaleras subiendo a la tarima y nos preguntaron “¿cómo se llaman?” y todos nos quedamos mirando con cara confusa porque no teníamos un nombre, porque para nosotros todo el plan era montarnos en una tarima para echar broma, era lo inicial, y dijimos “bueno, digamos que somos Los Viveristas” porque además, nosotros nos conocimos en el vivero de la universidad, y también lo tomamos como juego y como algo provisional. Quedamos como Los Viveristas, todo el mundo estaba claro que era una broma entre nosotros, pero se quedó así. De ese día, a la semana siguiente, una señora nos llamó para que tocáramos en su casa para una reunión, y ahí sí dijimos “hay que ponernos un nombre formal, vamos a definir esta cuestión”, entonces Mau sacó la idea que quería un nombre que no significara nada, pero que fuera algo corto y catchy. Dijo de la nada “Me gusta Mera” y a todos nos gustó.

A los días yo ya estoy creando las cuentas, el correo y eso, y les digo “Muchachos, Mera está ocupado”. Planteamos que luego fuera “Meramúsica” y también estaba ocupado, y luego salió la idea de duplicarle la letra “e” para ver, y esa funcionó y al final también nos gustó. 

Mauricio: Que bueno que duplicamos la “e”, porque hubiera sido feo duplicar la “a”

Jesús: (se ríe). Entonces nos gustó el nombre, se veía  fino con la “e”, y sentimos que era algo que transmitía. Luego se nos vino a la mente que le teníamos que poner un significado porque sabíamos que nos iban a preguntar por el significado; entonces fuimos a internet y buscamos el gran diccionario. Resulta y acontece que Meera, por definición, es el impacto que te causa algo sencillo o simple, y fue como “epa… mind blown, ¿qué más, somos nosotros?”. Me remonto a lo que era ese proyecto, cinco panas tocando para la universidad, ¿qué más sencillo que eso? Y creo que esa identidad se ha ido manteniendo en nuestra manera de componer, en nuestra manera de vestirnos, en nuestra presencia. Tratamos de ser lo más transparentes posibles, y más que un nombre, lo adaptamos como una filosofía de la banda. 

Meera en la Universidad Metropolitana
Vía: https://twitter.com/meeramusica/media

Este proyecto comenzó con un fin de simple disfrute y para costear sus carreras universitarias, ¿ahora cuál sienten que es su visión inicial y qué viene de ahora en adelante para la banda?

Jesús: Si bien comenzó como una echadera de broma, al instante, en el momento que nos bajamos de la tarima de la universidad, sabíamos que ya no sería una echadera de broma. Vale acotar que ese día perdimos el show de talentos, y salimos picados, a lo que salimos a tomar unas birras, y en eso dijimos: “¿le echamos pierna a esto?” y decidimos seguir con el proyecto. Nos sabíamos la magnitud de lo íbamos a hacer, pero hoy te puedo decir que estoy sumamente contento de haber asumido ese riesgo. 

¿Seguirán haciendo covers y presentándose con ellos? ¿O es algo que poco a poco sienten que irán cambiando?

Mauricio: Poco a poco los iremos dejando atrás, pero tampoco es que nunca más los haremos. Nunca lo hemos hecho para mantenernos así como banda, sino para divertirnos, porque a veces sale mientras ensayamos.

Jesús: No es tanto dejarlos atrás, sino que iremos ampliando nuestro repertorio hasta el punto que tal vez no quepan los covers en las presentaciones, pero es algo que también se disfruta en tarima. Así que creo que nuestra meta es tener suficientes canciones propias, ya terminadas para armar un show a punta de nuestras canciones 

¿Han pensado hacer colaboraciones en el futuro?

Jesús: Claro, lo que venga.

Mauricio: Nosotros queremos hacer música y queremos hacerla con gente talentosa, con quien nos sintamos cómodos, y no queremos hacer cosas a lo loco, solo por hacerlas o solo porque esa persona “hará que la canción pegue”. Queremos hacer música demasiado cool, con lo que nos sintamos cómodos y nos sintamos como nosotros. Y si es hacer música con otras personas, es brutal porque la música es para compartirla. 

Si pudieran colaborar con algún artista nacional ¿a quién escogerían?

Mauricio: ¿Por dónde comenzamos la lista? (se ríen). Como todos somos distintos te los diremos por persona. 

Jesús: Mi primero es el señor Víctor Munóz, porque me identifico mucho con su música y siento que el feeling es parecido al de nosotros. Luego SanLuis y Malanaga (fun fact: lloré con Malanga en el Cúsica Fest). Y ajuro tengo que meter a Lasso, pero es que son demasiados.

Mauricio: Mi primero es el señor Servando Primera –es mi ÍDOLO–, Voz Veis porque son mis héroes, y creo que mi tercero es Okills. También está La Vida Boheme que es una de mis primera bandas favoritas junto a Okills.

¿Cómo describirían el estilo de Meera?

Jesús: Creo que la música de Meera gira en torno al romance, porque todas nuestras letras giran en torno a eso, al romance (por ahora), pero lo hacemos desde varias perspectivas, con varios géneros, tratando de buscar distintas emociones a nivel musical; entonces, en línea general, podemos decir que es un pop romántico. 

Mauricio: Es un pop romántico pero también mezclamos muchos ritmos latinos y caribeños, nos metemos con todo eso.

Jesús: Incluso, de los temas que estamos trabajando, viene un bolero, viene una balada, viene un merengue, ritmos afro.

Mauricio: Realmente jugamos mucho con eso, y, como te decía al principio, al final va a sonar a Venezuela, no por ser folklórico, sino por ser los sonidos que escuchamos mucho aquí. 

De discos que estén escuchando en el momento ¿cual recomendarían?

Mauricio:

  • Justin Bieber – Justice 
  • C. Tangana – El Madrileño
  • David Bisbal – Una Noche En El Teatro Real

Jesús

  • Ed Sheeran – X (lo tengo presente -a Ed- que si todos los días)
  • The Script – Acoustic Sessions
  • Justin Bieber – Justice
A %d blogueros les gusta esto: