El rapero y cantautor americano de 50 años, Earl Simmons, mejor conocido por su alias DMX, se encuentra hospitalizado en White Plains, Nueva York, desde el viernes 2 de abril después de sufrir un ataque al corazón.

Fue a través de la fuente TMZ que se informó por primera vez que DMX fue trasladado de urgencia al hospital después de una sobredosis de drogas. Por parte de NBC, se anunció que tuvo que ser resucitado y puesto en soporte vital en la unidad de cuidados intensivos.

Su ex-gerente, Nakia Walker, anunció el domingo que el rapero actualmente se encuentra en un «estado vegetativo» con «insuficiencia pulmonar y cerebral». Dijo que acababa de hablar con su familia.

Otra de las personas en declarar su estado de salud fue su abogado Murray Richman, quien conoce al cantante desde hace 25 años, que confirmó la información de que Simmons ingresó al hospital local tras el ataque cardíaco. «El es verdaderamente una persona fantástica. El entra a un lugar y enciende el ánimo en él. No podía evitar el hacerte sentir bien en su presencia» exclamó Richman.

La familia, por otro lado, anunció en un comunicado compartido a CNN lo siguiente: «Les pedimos que por favor mantengan Earl/DMX y a nosotros en sus pensamientos, deseos y oraciones, así como que se respete nuestra privacidad mientras afrontamos estos desafíos».

Simmons, cantante y actor, estalló en la escena del rap a finales de los 90 con canciones como Party Up y Get At Me Dog, y sus cinco primeros álbumes se mantuvieron por varias semanas en la posición número 1 de la lista Billboard.

Con respecto a su carrera actoral, DMX tiene más de 40 créditos actorales, destacando en papeles como en Romeo Must Die y Never Die Alone, más algunas apariciones en programas de TV y películas independientes.

También se conoce que el rapero ha luchado públicamente contra la adicción a las drogas y ha sido encarcelado por cargos como fraude, asalto, conducción bajo influencia y sin licencia y posesión de armas y sustancias estupefacientes. En el 2008 sirvió en la cárcel tras declararse culpable por maltrato animal, robo y posesión de drogas. Ya en el 2019 ingresó en rehabilitación después de pasar un año en prisión por fraude fiscal.

Tras la noticia de su hospitalización, grandes celebridades y compañeros del artista dijeron que estaban orando por su recuperación.

A %d blogueros les gusta esto: