La noticia de la separación de Daft Punk sigue siendo una de las más difíciles de digerir para el mundo de la música en lo que va de este 2021. El dúo francés reinventó la forma en que entendemos la electrónica y revivió los sonidos de la música Disco para una generación que los había pasado por alto debido a su mala fama. 

Pero entre sus lanzamientos ninguno hace una sombra más grande sobre el pop moderno como su colección de 2001: ‘Discovery’. La secuela de su debut de 1998, ‘Homework’, tenía mucho que demostrar, pues este disco los proclamó como reyes de la electrónica y los samples, así que la esfera musical no les quitaba los ojos de encima. 

Por fortuna, y ahora con su imagen de robots del futuro, el dúo no decepcionó. ‘Discovery’ es una odisea disco de ciencia ficción, en el que inspirados en el trabajo de Aphex Twin, decidieron replantear su forma de construir canciones, alejándose de la electrónica más cruda y acercándose a los sonidos más Pop y Disco que los caracterizarían el resto de su carrera. 

Las 14 canciones sirvieron para que el grupo entrará en las listas de éxito y se diera a conocer por el gran público. Ayudados por una colección de videos salidos de la cinta de animación ‘Interstella 5555’, que estrenó completa en 2003, producida junto al disco por el afamado director japones Leiji Matsumoto. Cada una de las canciones tuvo su propio video, tomado de la cinta que parecían estar en rotación permanente en MTV, e incluso se colaban en los horarios de Cartoon Network y Nickelodeon. 

Pero todo esto sería inútil si las canciones no fuesen perfectamente diseñadas para ser pegajosas. Desde la explosión pop de ‘One More Time’ hasta la electrónica con pistas de industrial de ‘Harder, Better, Faster, Stronger’, cada una de las canciones tenía el potencial de ser un sencillo radiable, y varias lo fueron. Pero además del disco y la electrónica, el grupo empieza a mostrar las primeras señales de las influencias más rockeras que después harían acto de presencia en ‘Human After All’, en particular en el solo de guitarra que cierra ‘Aerodynamic’ y en la construcción de ‘Something About Us’ que usa los inconfundibles vocoders del grupo como guitarra rítmica. 

Por su lado, canciones como ‘Digital Love’ y la instrumental ‘Veridis Quo’ muestran que el grupo tenía la capacidad de crear ritmos de disco sin acelerar tanto el tempo y ‘Face to Face’ demuestra que no tenían problemas en cederle el protagonismo de la pieza a su colaborador, en este caso un inspirado Todd Edwards que repetiría en ‘Random Acces Memories’ del 2013. 

Pero quizás la magia de ‘Discovery’ es como usa los sonidos del pasado para predecir el futuro. No es difícil apreciar las canciones de este disco y notar el cruce entre pop y el EDM que dominaría las listas de éxitos unos años después. Se pueden notar los drops que pronto llenarían las radios, en particular en piezas como ‘SuperHeroes’ o ‘Cressendolls’, aún trabajando los sonidos del house, la banda no solo es accesible, sino que son absolutamente inescapables. 

‘Discovery’ representa ese punto de inflexión en la discografía de Daft Punk, y de la electrónica, en que pasó de ser un sonido de nicho y se transformó en un fenómeno de masas. Para la generación que descubrió entre disco con una colección de videos llenos de alienígenas azules, este abrió sus oídos a un tipo de sonidos que pronto sería parte del collage musical de su crecimiento, y los imitadores posteriores no han podido dañarlo. 

‘Discovery’ es justamente un descubrimiento y aún 20 años después de su lanzamiento, es una colección necesaria. Ahora que el dúo decidió retirarse, es complicado no escucharlo con cierta nostalgia, después de todo, nadie jamás pudo viajar al espacio como ellos.

A %d blogueros les gusta esto: