Ya se cumple casi una década de la creación de Odisseo, una de las bandas de rock alternativo destacadas de México, y recientemente lanzaron su nuevo sencillo Tiemblo de Ti, que habla del enfrentamiento personal ante una ruptura amorosa y de la importancia de dejar ir las cosas malas y cuidar de la salud mental. 

Con los años, Odisseo le canta a su público sobre los sentimientos más fuertes del ser humano: el deseo y el odio, aquellos que nos permiten realizar acciones muy buenas o muy malas; y esta vez, nos muestran el lado más maduro de sus canciones, donde vemos que ya no son los adolescentes rebeldes de hace diez años, sino que ahora se convirtieron en esos adultos que, siguen divirtiéndose, pero ya dándose cuenta que la vida es otra y que cada día nos trae nuevas experiencias llenas de amor y superación. 

Esta vez tuvimos la oportunidad de hablar con Daniel León, guitarrista de Odisseo, quien, además de ser uno de los fundadores de la banda junto a Edgar Macín y Daniel Uribe, es también el compositor de todas sus canciones. Nos habló del proceso de creación de Tiemblo de Ti, de los planes que tienen para el 2021, de su sencillo más especial dentro de sus diez años de carrera musical y sobre la importancia del discurso musical de la banda en el crecimiento de sus fans.

Hace poco estrenaron la canción y el video musical de Tiemblo de Ti, ¿en qué se inspiraron para hacer este tema que habla de los duelos amorosos, pero que también hace un llamado a la libertad emocional? ¿Se basaron en experiencias personales?

Esta vez no fue una experiencia propia. Yo escribí la canción pero, como compositor, me gusta mucho ver mi entorno y lo que está sucediendo con la gente que me rodea; Tiemblo de ti es uno de esos momentos en los que yo estaba viendo a unos seres queridos que se estaban separando, y escribí la canción sobre lo mucho que me tocó ver de ese divorcio de una pareja joven, de 34 años, y traté de hacer una canción de esa experiencia de las personas cuando se divorcian, que para mí es uno de los momentos más difíciles, o uno de los peores momentos que puedes afrontar en tu vida como pareja. En un noviazgo o una pareja adolescente no hay mucho problema, cortas con tu novio y en unos cuantos meses tienes otro; pero cuando es un divorcio hay muchas cosas en medio como inversiones y proyectos de vida, en eso es lo que me base. Hacer una canción, sí de desamor y de ruptura, pero una más de adultos, que no se la recomiendo vivir a nadie. 

Explicaron que, una de las razones por las cuales sacaron la canción antes del video musical era porque querían que los fans entendieran e internalizaran la letra y luego, con el video, darle otras interpretaciones a parte. ¿Cómo les ha ido con eso? ¿Cuál ha sido la respuesta de su público?

Sí, esa fue la idea, porque el significado de la letra es tan poderoso que no se me hacía válido que la gente pensara que significaba solo lo que se  veía en el videoclip. 

Nos gusta mucho meter la cabeza de nuestros fanáticos en problemas, porque estoy seguro de que los fans querían ver un video –o pensaban que iban a ver un videoclip– más parecido a una telenovela de una pareja que toma distancia. Es más común ver ese tipo de escenarios que ya nuestra cabeza programa sobre historias amorosas. Nosotros quisimos cambiar esa dinámica y mostrar en el clip el duelo que está viviendo la chica por la separación, entonces lo que la gente ve en el visual son los fantasmas que tiene en su cabeza, esa voz interna que le dice “Ya déjalo ir”, “Tienes que seguir adelante”, “Haz todas esas cosas que no hacías o en las cuales estabas limitada en la relación”. 

En México decimos mucho que te aparece un ángel o diablo en tu cabeza que te dice lo que está mal y lo que está bien. Ese ente que aparece en tu cabeza es lo que quisimos mostrar en el video y los fans tardaron en descifrarlo, porque eso pasa cuando los videoclips son un poco más artísticos o son un poco más de pensar; y nos encanta hacerlo porque hace que el escucha, si es muy seguidor de Odisseo, lo vea varias veces y trate de hacer su propia interpretación de lo que artísticamente está viendo en el video, y nos funcionó. Hemos recibido muchos comentarios sobre lo que la gente se imagina que es, pero al final el significado es lo mismo que la canción, es la sanación espiritual y mental de todos esos problemas que están causando algo en tu cabeza, y que la final te quedas tú solo con lo que tienes en la mente, y hay que seguir adelante. Pienso que si hemos logrado conectar con ese duelo mental de nuestros fans cuando vieron el videoclip. 

Tiemblo de Ti fue una canción producida a distancia entre México y Argentina. ¿Qué fue lo más difícil de hacer este tipo de producción?

Fue una  muy buena experiencia, pero si es difícil no tener la sensación de estar en el estudio, de estar escuchando la mezcla de tu canción una y otra vez y corregir errores; esa magia musical –que es lo que más nos gusta de esta profesión– no la tienes. Grabamos cada quien en nuestras casas, todas las retroalimentaciones eran por correo electrónico, Whatsapp, FaceTime… Tiene sus ventajas y desventajas. Lo bueno fue que rompimos esa barrera de no trabajar en el extranjero, trabajamos con gente con las que deseábamos hacer proyectos desde hace mucho tiempo, y en este caso fue con un estudio específico de Argentina. Las desventaja es que no te sientes parte del proceso, le quita esa magia de pasar horas en el estudio escuchando tu canción y tratando de llegar al sonido, pero el resultado es exactamente igual a  como si lo hubiésemos hecho en un estudio de grabación, la gente no lo nota, suena igual de bien, y estamos muy contentos con el resultado final. 

Fue también un proceso mucho más largo de lo que es de forma presencial. En un estudio grabamos durante una semana y a la siguiente ya se mezcla, y cuando es así, a distancia, tienes que juntar cada cosa con cada instrumento, no resuelves cosas tan rápido… Sí es verdad que se alarga un poco el proceso pero igual, es algo que volveríamos a hacer, pero cambiando ciertas dinámicas. 

Están a punto de cumplir 10 años de la formación de banda ¿qué cambiarían, o qué les gustaría haber mejorado del primer disco que sacaron (Sí, Yo Soy)?

Ya a inicios del próximo año cumpliremos los 10 años. Justo por estas fechas estábamos formando la banda y tratando de ensayar, ponernos de acuerdo si iba a existir o no Odisseo, pero a partir del 2011 fue cuando editamos el primer EP, que vino antes del disco de Sí, Yo Soy. No me gustaría cambiar nada porque esa es la magia que tuvieron esos materiales, pero si hubiera algo que cambiar creo que sería lo involucrados que estamos todos nosotros en producción ahora, que no lo estábamos en ese momento, ahí eramos mas novatos y dejábamos que las cosas se hicieran como podíamos. Nos faltó un poco más de detalles para que sonara exactamente a lo que queríamos. Pero fue pura experiencia, que se gana con el tiempo, y como estamos ahorita es lo ideal. 

Pero no, sin esa experiencia no cambiaría nada porque fueron grandes momentos de nuestra carrera, y a pesar de que fuera con otro vocalista y la dinámica de trabajo fuera distinta, yo no cambiaría por nada lo que hemos vivido en estos diez años y estoy muy contento con lo que hemos hecho. 

Han expresado en varios medios de comunicación que una de las canciones más representativas de la banda es Los Imanes, ¿por qué esa canción en particular?

Hay dos vertientes que me gustaría contarte. Una es que, antes de que existieran Los Imanes, estaba la canción más grande de Odisseo que eran Días de Fuego, pero cuando nos surge el cambio de vocalista, yo entré  en un estado de shock que me dio la necesidad de sacar una canción importante, que le fascinara a la gente con el nuevo vocalista. Además por ese tiempo estaba pasando por un momento sentimental bastante fuerte, y fue a partir de ahí que escribí Los Imanes. 

Después sacamos la canción y, en ese momento no teníamos disquera, ni distribuidora digital, nos acababamos de cambiar de management, no teníamos nada, y apenas lanzamos esa canción, sin ningún tipo de apoyo, y te prometo que no le invertimos ni un centavo en promoción, y creció solita a un nivel orgánico que sigo sin creerme. Incluso, la canción  ahorita en plataformas digitales es la más escuchada de Odisseo, por encima de Días de Fuego. En los conciertos nos piden y nos exigen que cerremos el show con Los Imanes, porque es el momento más importante.

La otra es que, gracias a esa canción, como banda nos dimos cuenta que si podíamos hacer las cosas sin importar el cambio que había sucedido; teníamos un talento fuerte para seguir haciendo canciones, porque a pesar de que la canción la hice yo, al final es una canción de la banda, si no hubiera sido interpretada por todos no hubiera sido lo que es ahorita. 

Entonces por eso es una canción muy importante, porque ha roto todas las reglas que tenemos con nuestros discos anteriores, porque puso las reglas de nuestro sonido a futuro, y porque, a pesar de que hemos seguido sacando canciones tras canciones, no hemos podido superar el éxito que se obtuvo con Los Imanes, incluso metiendo más dinero con publicidad, promociones y más inversión en videoclips, no hemos podido superar lo que ha sucedido con ese tema y yo se lo atribuyo a que es una canción demasiado mágica y que llegó para ayudarnos, tiene su vida propia y creo que dejará de hacer su función hasta que ella decida. 

Incluso, hace unos días en nuestro Facebook pusimos una frase de Los Imanes y obtuvo muchísimo éxito y tuvo muchísimas interacciones. Todo lo que pasa con esa canción, para nosotros, es una sorpresa y una fortuna. 

Una de las razones por las cuales la banda lleva su nombre es porque sus letras tratan del odio y del deseo, ¿de dónde nace la idea de hacer canciones que solo se basen en esos sentimientos? ¿Para algún proyecto a futuro harían una canción que no tuviera que ver con éstos?

Pasa mucho que nosotros, al principio de nuestra carrera, no éramos esas personas estables que somos ahora, en lo personal y emocional. Antes éramos mucho más jóvenes e íbamos de una relación a otra; dentro de esas relaciones siempre habían problemas, y nos gusta sacar las peores cosas de esas relaciones para nuestras canciones; tratábamos de que todo lo malo que había sucedido con esas parejas se reflejara en nuestra música. Por eso  nos gustaba mucho el tema del odio y del deseo, porque también, seguíamos la filosofía de que todo aquello que más quieres es también todo el mal que probablemente te esté causando. 

Con los años nos hemos ido despegando del odio y nos vamos más por el deseo, por el simple hecho de que hemos crecido, ya todo es mucho más estable, tenemos nuestras parejas, unos tienen hijos, la vida ya no la vemos tan caótica como la veíamos en esos años, y por eso ha ido cambiando mucho el discurso de la banda. Ya no es tan agresivo, porque hay muchos momentos de nuestras letras anteriores que yo sentía que eran bastante agresivas, y ahora ya no.

Creo que difícilmente nos saldremos de las temáticas sentimentales porque no somos una banda que, por ejemplo, hable tanto de política o de temas sociales, no porque no nos importe, sino porque la verdad es que la vida de nosotros no está tan metido en esos temas como para componer canciones de este tipo. Al ser yo quien escribe las canciones, me gusta mucho mover las emociones de la gente y tratar de que, a través de los sentimientos, podamos seguir haciendo temas que le lleguen a la vida de la gente. 

¿Creen que sus canciones van creciendo y madurando junto a sus fanáticos?

Sí, y eso es muy importante. Al principio éramos una banda dirigida a muchos adolescentes, y a medida que pasan los años hemos conservado a  casi toda esa fanaticada que ahorita tienen entre 25 y 30 años (en ese momento tenían 15 mas o menos), entonces las canciones también tienen que ilustrar las fases de la vida que viven ellos; no podemos competir con nuevos artistas que tienen un discurso mucho más adolescente y que están viviendo lo que nosotros vivimos en aquellos años, y yo creo que es válido, que un público joven se involucre con ellos, pero ese público joven siempre va a crecer y en eso se basan las canciones de Odisseo. 

Nuestros fans se encontraron en la etapa de que ya crecieron y ven que las canciones de Odisseo siguen ilustrando lo que está pasando en su vida en ese momento, y es algo que me gusta mucho porque se han casado, han tenido hijos, se han divorciado, han tenido proyectos laborales, y han visto que nuestras canciones los pueden ayudar a una mejor vida en esas nuevas etapas (se ríe). Y los más jóvenes que ven a Odisseo, que sienten que estamos envejeciendo, estoy seguro de que esos chicos, cuando tengan 20 o 30 años más o menos, van a volver a escuchar nuestros temas y dirán “Claro, por eso le gustaban a la gente”.

Eso es algo que me sucedió mucho con las canciones de Bowie, Phil Collins y Elton John, que cuando era adolescente decía “wuácala, ¿cómo voy a escuchar a Phil Collins?”, pero cuando he crecido me doy cuenta de lo importante que es su discurso musical y entiendo por qué no es música para todo el público, tienes que tener una madurez distinta para entender a ese tipo de artistas, y me gustaría que Odisseo se convirtiera en eso. 

En Spotify tienen un playlist con canciones de bandas amigas, como El Zar, Bandalos Chinos, Salmerón, Ramona, Daniela Spalla y muchos más, ¿tienen en mente colaborar con alguno de ellos? y ¿con quien les gustaría juntarse para un próximo tema?

Por los momentos, no. En verdad estamos abiertos a hacer cualquier colaboración, pero cuando llegue será porque a las dos partes les emociona lo que se hace el uno y el otro, no tanto por el hecho de tener un éxito comercial o meternos en un público donde no está siendo escuchado Odisseo. Por eso no lo hemos hecho. Hasta que de verdad estemos en una plática con el artista y a ellos les guste Odisseo tanto como a nosotros su proyecto, en ese momento puede ocurrir una colaboración. 

Acaba de suceder, pero no de nuestra parte hacia el otro artista, sino que fue de ellos a nosotros. Fue con la banda Planeta No, con quienes lanzamos una canción llamada Peligro, que es una canción grabada en Chile hace dos años, cuando logramos ir; estaba guardada desde hace tiempo y  fue hace poco que vio la luz. A nosotros nos gustaba mucho Planeta No, y ellos también gustan de nosotros; e incluso nos ayudabamos mutuamente con canciones. Es muy lindo cuando hay respeto mutuo entre dos artistas, y para nosotros es la única manera de realizar una colaboración. 

Hoy en día hay muchos músicos venezolanos en México ¿Qué bandas o artistas venezolanos conocen?

¡Claro! Tenemos a Los Mesoneros, Okills y La Vida Boheme, que son amigos nuestros y nos da gusto que se dé ese paso de ellos a México. 

Esto nos da mucho que pensar de México porque aquí recibimos a cualquier artista de cualquier lugar con los brazos abiertos, y el público es muy buena onda. Una característica del público mexicano es que, en comparación con otros países, no importa si el público no te conoce o no conoce tu música, solo por el hecho de que toques en su país ya te aman y se interesan por ti. Esa es la magia de nuestro país con quien quiera, y es increíble ver como hay muchas personas y artistas de otros países. 

Recientemente participaron en dos shows en streaming, ¿les gustaría o tienen planeado hacer más shows o eventos online? ¿Qué otros proyectos tienen para el futuro?

Sí. Ha estado bien interesante ese tema porque a Odisseo nunca nos había preocupado tener algún material grabado, nunca hicimos un concierto en DVD, y lo que teníamos a veces eran sesiones importantes en YouTube, y ahorita que salieron estas oportunidades de hacer conciertos en línea las tomamos y nos gustaron mucho. A pesar de que los conciertos no sean completamente gratuitos en línea, sí se logra. Sin importar que no sea la misma experiencia para el espectador, se logra esa dinámica de ver a tu banda favorita presentarse con todos los cuidados de producción y como te imaginas que sucederá. 

Primero fuimos parte de un festival, que le fue bien pero no teníamos en control absoluto de nuestro concierto, y después nosotros hicimos nuestro propio show que se llamó Cobertura Digital, en el cual nosotros diseñamos el escenario, la iluminación, diseñamos todos los momentos importantes para ese concierto, y yo creo que la gente soltó mucho, y que en México se le ha quitado ese miedo al público de invertir una cantidad de dinero por ver un concierto online. Los primeros meses de la pandemia había un rechazo muy fuerte del público por eso, pero ahorita ya no, porque todo el mundo lo está haciendo y se está disfrutando. 

Nosotros creemos que, cuando todo regrese a la normalidad, por parte de Odisseo, vamos  a seguir haciendo ese tipo de contenido digital. Se puede tener esa buena dinámica de trabajo a futuro y creo que llegó para quedarse. Por ejemplo, si algun dia nos llegamos a presentar en Venezuela, puede ser que también se haga una transmisión en México, y así todos los ven. Trataremos de que sea más espaciado para no bombardear a la gente, pero si son oportunidades que tenemos que tomar

¿Tuvieron sus dudas al principio sobre hacer este tipo de conciertos?

Cuando hicimos el primer festival, entre todas las bandas nos preocupamos porque no sabíamos cómo iba a ser eso que la gente nunca había visto en pantalla. Entonces, también fueron apareciendo comentarios bien negativos como de “yo no voy a pagar eso”, “Que horror”… Pero cuando la gente vio  lo que teníamos preparado, sabíamos que habíamos podido retener a esa audiencia y que sabíamos que, todos aquellos que lo vieron, eran nuevos compradores de conciertos de incluso mejores producciones que ese. 

En ese momento nos dimos cuenta que, los que no quieren no lo van a comprar, pero los que si quieren y vieron el nivel de espectáculo que pudimos ofrecer, a ellos los acabamos de convencer y eso fue un proceso lindo porque, cuando anunciamos nuestro concierto propio, hubo un porcentaje muy alto de personas que no dudaron en comprar el show, ya que sabían que había algo interesante y  nuevo. Y siento que si hacemos un tercero a principios del año que viene, va a haber mucha  más gente convencida de que vamos a ofrecer algo más o un nuevo contenido de calidad, y eso es lo valioso de esto, que vas desbloqueando la cabeza de los espectadores para que sigan confiando en esto. 

¿Se puede esperar de ustedes un nuevo disco para el año que viene?

Ojalá y sí, porque todo lo que estamos lanzando por sencillos tiene que aterrizar en un disco, porque si no quedan como canciones que son muy buenas, pero quedan flotando en la historia de la banda. Siento que para que las diferentes etapas de una banda existan tiene que haber un disco, y ese disco tiene que tener una historia que contar. Ahorita creo que vamos por la mitad de la historia, pero estamos preocupados porque nos podamos sentar a grabar ese álbum entre Enero y Febrero, para tenerlo a la mano y lanzarlo en cuando veamos que todo esto está mejorando para la humanidad, y que no nos agarre por sorpresa que un día nos levantemos y nos digan “Mira, ya acabó la pandemia” y no tengamos disco que lanzar. 

Tenemos que prepararnos para cuando esto suceda, y tiene que ser un disco con mínimo seis canciones más que acompañe a las cuatro que hemos sacado en ese periodo. 

Han dicho antes que se inspiran mucho en la música de los 70 y los 80 ¿Cuáles son sus bandas o artistas favoritos de esas épocas?

A mi me encanta el pop y el rock de antes, la banda incluso empezó con muchas influencias de rock. Antes escuchábamos mucho a New Order, que influyó mucho en la primera etapa de Odisseo. 

Conforme a que han pasado los años y hemos madurado, soy muy fan de un Barry Gibb, que incluso tenemos una canción llamada Barry en su honor, por la influencia de los Bee Gees. También nos gusta mucho la música en español, como Alex Samante, Bándalos Chinos, Conociendo Rusia, con El Zar, que incluso Pablo, el guitarrista de El Zar, fue nuestro productor. 

Entonces somos una banda que escuchamos mucha música de antes pero nos gusta mucho el presente que está sucediendo al nivel de música en español, y también estamos preocupados a que Odisseo sea parte de esta ola de bandas laitinas que hacen cosas interesantes, que no lo pensábamos en años atrás. Y aquí regreso a una de tus primeras preguntas, creo que cambiaría nuestra forma de pensar, porque cuando sacamos los primeros LP´s no queríamos nada con latinoamérica, queríamos sonar solo como las bandas inglesas pero con letras en español; ahora no. Hoy en día, a pesar de seguir teniendo influencias de esas bandas, queremos ser una banda importante que va a la par con lo que ha sucedido en Latinoamérica, y creo que  lo hemos ido logrando con el tiempo. 

Hablemos de recomendaciones musicales, ¿que están escuchando en este momento?

En inglés, hay un solista llamado Part Time de San Francisco, que lo descubrí hace un año y me gusta mucho. También recomiendo escuchar a un solista que se llama Better Person con Something To Lose, que me encantó porque me dio muchas respuestas de preguntas que estaban en mi cabeza.

En español me gusta mucho John Tender, es mi banda favorita, incluso cuando escucho sus canciones y digo “¿por qué esta canción no puede ser de Odisseo?”. Y son buenos amigos nuestros. Y por último recomiendo escuchar a El Zar, de Argentina y a Los Outsiders de Perú.

A %d blogueros les gusta esto: