México, uno de los países que hasta la fecha ha tomado menos medidas en cuanto a métodos de prevención de contagio del Coronavirus. Esto ha quedado claro, luego de que se llevó a cabo el Festival Vive Latino 2020 durante este fin de semana, con más de 35.000 personas por día.

El COVID-19 comenzó en Asia, luego Europa, y de último, América; por ello, bandas y artistas que tenían fechas pautadas, decidieron cancelar gran parte de sus presentaciones dentro del Vive Latino, entre ellos: Portugal The Man, Mogwai, All Them Witches, She Wants Revenge, Enrique Bunbury, Milky Chance, Fangoria, Santaolalla, Vetusta Morla, Black Pumas, Biznaga, Ambar Lucid, entre otros. Para mucho, ya su entrada no valía la pena; pero ¿merecía el riesgo de entrar en la situación de alarma mundial en la que estamos?

Para llenar espacios vacíos en el lineup tras la cancelación de gran parte de las bandas internacionales, se dio a conocer que Moderatto llegó para sustituir a Mogwai, Camilo VII tomó el lugar de Milky Chance e Inspector por Rodrigo y Gabriela.

Con tal cantidad de cancelaciones, lo más lógico y sensato era que la nueva edición de festival sería pospuesta; sin embargo, los organizadores del evento confirmaron que igualmente se realizaría –y no se aceptaban devoluciones de boletos ni de dinero– ya que contaron con el apoyo del subsecretario de Salud de México, Hugo López Gattel, quien afirmó que se tomaron todas las medidas de prevención para los asistentes; no obstante, medios como AS de México, afirmaron que el aforo para el primer día de festival fue de 40.000 personas, a las que solo 20.000 se les tomó la temperatura, y 27 fueron confirmados con fiebre alta, pero no contaron con el test para confirmar o negar si se traba de Coronavirus. Por otro lado, testimonios de asistentes compartidos el portal Spitas, declararon:

“los vendedores ambulantes no tienen nada de protección, y eso que ellos están en contacto con el producto”.

“Ahorita en la entrada nomás te toman la temperatura pero no sé si eso sea suficiente para saber si alguien está infectado, entonces creo que eso es igual a nada”.

“Yo creo que no solo se trata del Vive Latino. En el Metro pasa exactamente lo mismo que aquí. No veo diferencia alguna la verdad”

Entre las medidas “preventivas” que decidieron tomar los organizadores, fue cancelar la firma de autógrafos para evitar el COVID-19, algo que igual no evitó el contacto y sudor entre asistentes ni talentos.

Mientras que cada día son más los afectados con el virus a nivel mundial, la Organización Mundial de la Salud dejó claro que una cura exitosa aún no existe y los países toman más medidas para evitar la propagación, pero el Vive Latino y sus 40.000 asistentes diarios retaron al Coronavirus, sosegados por una buena dosis de música en vivo, demostrando que el mensaje de riesgo de contagio no ha sido el más efectivo en todos. 

Crédito: Mediotiempo.com

Sin embargo, nada fue impedimento para presentaciones estelares como la de Gun N’ Roses fuese un éxito, a pesar de que medios afirmaron que la banda tocó solo por compromiso, ya que era contra su voluntad seguir girando. De hecho, días antes cancelaron su presentación en Costa Rica, Estéreo Picnic y Lollapalooza Chile / Argentina.

Durante el festival, se contó con representación venezolana. Para el día domingo, el festival invitó a varios integrantes de Okills, Alberto Arcas, Kevin Yousef y Leonardo Jaramillo, quienes fueron llamados para participar en ‘Momentos Indio’, que se trata de una tarima donde reúnen a varios integrantes de diferentes proyectos musicales, donde tocan canciones emblemáticas de México; además, compartieron tarima con Marco Mares, The Wookies, Sabino, Hello SeaHorse! y Randy de Molotov.

Por otro lado, la banda de ska Desorden Público, resaltó con un show lleno de luces y colores en la tarima principal el día domingo. 

Horacio Blanco, vocalista de Desorden Público, conversó con Cúsica sobre su presentación y el cómo se contrastó con la situación actual del Coronavirus. “El gobierno mexicano y las instancias no establecieron ninguna prohibición para los eventos masivos” declaró Horacio. 

“Entendemos que cada país toma las medidas que considera pertinentes, ¿que si son las mejores?, ¿son las peores?, ¿que si son irresponsables?, bueno, qué tanta autoridad tengo yo para juzgarlo, ¿no?”. De igual forma, los reyes del ska venezolano salieron aireados una vez ante 40.000 personas que los ovacionaron una vez más en suelo mexicano.

Después de dos décadas de ser un festival de reconocimiento y trayectoria, esta edición se vio manchada por la pandemia. Sabemos que no está en manos de los organizadores la propagación de una gripe tan excedida, y muchas veces, una suspensión no está 100% en las manos de los productores y más aún cuando probablemente cuentan con fondos del Estado; mas sí está en manos de las autoridades considerar decisiones favorables a la población y la opción de postergar como otros festivales del mundo. 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: